Nueva York (estado) | gobierno y política

Gobierno y política

Vista del Capitolio Estatal de Nueva York, en Albany.

El principal oficial del Poder Ejecutivo de Nueva York es el gobernador. Éste es elegido por los electores del estado para un mandato de hasta cuatro años de duración, y puede presentarse a la reelección cuantas veces quiera. Otros tres oficiales (entre ellos, el teniente gobernador) también son elegidos por la población para un mandato de cuatro años de duración, y también pueden presentarse a las elecciones cuantas veces quieran. El gobernador es el responsable de elegir a varios oficiales del Ejecutivo, entre ellos al Secretario de Estado y a los ministros de cada uno de los 20 departamentos del Ejecutivo de Nueva York.

El Poder Legislativo del estado está constituido por el Senado y por la Asamblea. El Senado posee un total de 63 miembros, y la Asamblea, 150. Nueva York está dividido en 63 distritos senatoriales y 150 distritos de Asamblea. Los electores de cada distrito eligen a un senador y a un miembro de la Asamblea, que representarán a dicho distrito en el Senado y en la Asamblea, respectivamente. El mandato de los senadores y de los miembros de la Asamblea es de dos años.[9]

En 2002, se introdujeron y discutieron cerca de 16.892 leyes en el sistema Legislativo del estado de Nueva York. De ellas, sólo 693 fueron aprobadas, lo que representa un porcentaje de sólo un 4%, el menor del país. El sistema legislativo de Nueva York cuenta con el mayor número de trabajadores asalariados, 3.428, más que cualquier otro estado de Estados Unidos.

Edificio de la Corte Suprema de Nueva York.

La corte más alta del Poder Judicial de Nueva York es la Court of Appeals of New York, mientras que la segunda en importancia es la Corte Suprema de Nueva York. El estado está dividido en 12 distritos judiciales. La población electoral de cada uno de estos distritos elige a un número de jueces (que varía según la población del distrito en cuestión). Estos jueces son elegidos para actuar en la Corte Suprema de Nueva York. En total, son cerca de 315 jueces, cada uno elegido por la población de sus respectivos distritos para un mandato de hasta 14 años de duración. Además de eso, el estado cuenta con cuatro departamentos judiciales, que son subdivisiones de la Corte Suprema. Cada condado tiene además una Corte regional.

Cerca de un 60% de los presupuestos del gobierno de Nueva York los generan impuestos provinciales, mientras que lo restante proviene de presupuestos suministrados por el gobierno federal y de préstamos. En 2002, el gobierno del estado gastó 119.199 millones de dólares, habiendo generado otros 104.534 millones. La deuda pública del estado es de 89.856 millones de dólares, la mayor del país. La deuda per cápita es de 4.696 dólares, el valor de los impuestos provinciales per cápita es de 2.261 dólares, y el valor de los gastos gubernamentales per cápita, de 6.230 dólares.

Constitución

La actual Constitución de Nueva York fue adoptada en 1864, mientras que su primera constitución fue aprobada y ratificada en 1777. El Poder Legislativo de Nueva York puede proponer enmiendas a la Constitución, y para ser aprobadas, necesitan obtener el 67% de los votos de ambas cámaras del Legislativo y después ser ratificadas por al menos el 51% de la población electoral, en un referéndum. Las enmiendas también pueden ser propuestas e introducidas por convenciones constitucionales, que necesitan recibir al menos la aprobación del 51% de los votos de ambas cámaras del Poder Legislativo y de otro 51% de los electores del estado en un referéndum.

Desde la aprobación de la última constitución estatal, en 1894, se han realizado más de 194 enmiendas a la constitución.

División administrativa

Condados de Nueva York

Nueva York está dividido en 62 condados, que incluyen los cinco condados que componen la ciudad de Nueva York. A excepción de estos últimos, todos los condados del estado son administrados a través de consejos de supervisores elegidos por la población de sus respectivos condados. El término de oficio de estos oficiales varía de condado en condado. La responsabilidad de estos condados es administrar las cortes judiciales regionales, realizar el mantenimiento de carreteras y autopistas, administrar los presupuestos del gobierno del estado para programas de asistencia social y económica, y administrar, en ciudades menores, infraestructuras tales como parques, facultades, distritos escolares y sistemas de saneamiento básico. Estas responsabilidades no existen en los cinco condados de la ciudad de Nueva York.

Al contrario que la mayoría de estados estadounidenses, un town en Nueva York no es una ciudad secundaria, sino una municipalidad, que está a su vez subdividida en villas (villages) y áreas no incorporadas (hamlets), estas últimas administradas directamente por la municipalidad. Las ciudades de Nueva York son áreas incorporadas con un alto grado de autonomía y no son parte de las municipalidades (towns). Hay 62 ciudades en el estado. La mayoría de las ciudades de Nueva York las administran un alcalde y un Consejo municipal, aunque algunas emplean sólo a un administrador, en lugar de un alcalde. Todas las villas las administran un alcalde y un consejo de administradores (trustees) de acuerdo con la Ley de Villas que se aplica uniformemente por todo el estado. Por otro lado, todas las municipalidades son administradas por un supervisor y por un Consejo de municipalidad. El gobierno de la ciudad de Nueva York tiene mayores poderes, debido a la gran población de la ciudad.

Política

El estado de Nueva York ha respaldado fuertemente a los candidatos demócratas en las elecciones presidenciales. El candidato a la presidencia John Kerry ganó en el estado de Nueva York por 18 puntos porcentuales en 2004, mientras que Al Gore obtuvo un margen de victoria todavía mayor en las elecciones de 2000. La ciudad de Nueva York es uno de los principales centros demócratas (más del 80% de su población es demócrata), con una política liberal. Muchas de las otras áreas urbanas del estado, como Albany, Ithaca, Buffalo, Rochester y Siracusa son también demócratas. Sin embargo, el norte de Nueva York, y especialmente en áreas rurales, es generalmente más conservador que las ciudades y tiende a votar a los republicanos. Las áreas suburbanas muy pobladas, como el condado de Westchester y Long Island, normalmente son las que deciden el resultado de los comicios en el estado y tienden a apoyar a los republicanos a nivel estatal y a los demócratas a nivel federal. Esta tendencia parece estar cambiando en últimas elecciones, ya que los demócratas están ganando más peso en ambos niveles.

Nueva York tiene una importancia vital en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Esto es porque cuenta con 33 votos electorales, más que cualquier otro estado, a excepción de California y Texas.