LIGO | desarrollo de ligo
English: LIGO

Desarrollo de LIGO

Rango operativo de LIGO.
Esquema de un interferómetro LIGO

Comenzó en 1984 de la mano de Kip S. Thorne, titular de la cátedra Feynman del Instituto tecnológico de California (Caltech), y de Reiner Weiss, catedrático de física en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).
Ha tenido unos costes de desarrollo y operaciones de 365 millones de dólares. En 2004 el proyecto terminó la construcción de los instrumentos y las labores de calibración, comenzando a operar. Consta de dos observatorios:

  • El ), en Luisiana, que consiste en un sistema inteferométrico láser de dos brazos perpendiculares y en condiciones de vacío con un recorrido óptico de 4 km. Se basa en detectar las ondas gravitatorias a través de los minúsculos movimientos que producen en los espejos, lo que se traduce en la generación de un patrón de difracción en la señal del interferómetro.
  • El ), situado en Richland, en el estado de Washington, posee un interferómetro similar al de Livingston con un recorrido óptico de 2 km y la mitad de sensibilidad.

La duplicidad de los observatorios permite identificar falsas detecciones producidas por efectos locales tales como pequeñas perturbaciones sísmicas o un fallo del instrumental.

LIGO estuvo en funcionamiento entre 2001 y 2010, sin detectar ondas gravitatorias. Los observatorios se desmontaron para construir una versión mejorada, el Advanced LIGO. Las mejoras afectaron a los espejos, la suspensión y el sistema de aislamiento sísmico.[5]​ Se terminó la construcción de Advanced LIGO en febrero de 2015 y su misión científica comenzó en septiembre de ese año, con una sensibilidad cuatro veces mayor que el diseño inicial.

Las ondas gravitatorias originadas a millones de años luz de la Tierra deberían distorsionar las superficies de los espejos en los interferómetros unos 10-18 m (un átomo de hidrógeno tiene un tamaño 5×10-11 m).

Como ya se ha señalado, la consecución del objetivo del proyecto se hizo pública el 11 de febrero de 2016, cuando LIGO difundió la noticia de la primera detección directa de ondas gravitatorias, que fueron observadas el 14 de septiembre de 2015 a las 09:51 UTC.[6]