Estado de los Eslovenos, Croatas y Serbios | historia

Historia

El Estado fue proclamado en Zagreb el 29 de octubre de 1918.[16]

El mismo día de la proclamación de la independencia la Junta trató de asegurarse el control y la lealtad de las unidades militares del territorio.[18]

El «sello de Verigar», diseñado por Ivan Vavpotič para la única serie postal emitida por el Estado, se convirtió en uno de los símbolos del efímero Estado de los Eslovenos, Croatas y Serbios.

Las aspiraciones del nuevo Estado eran incluir todos los territorios del antiguo Imperio austrohúngaro habitados por eslovenos, croatas y serbios.[20]​ el 25 de noviembre de 1918. Un día antes de esto, el 24 de noviembre de 1918, la región de Syrmia, que al principio era parte del Estado, se separó y se unió al Reino de Serbia.

Para evitar tener que entregar su armada a los ganadores de la guerra en concepto de reparación de daños, el Emperador cedió la totalidad de la KuK Kriegsmarine y la flota mercante, con todos sus puertos, arsenales y fortificaciones costeras al Consejo Nacional del Estado (31 de octubre de 1918).[21]​ El resto de la flota se dividió posteriormente, principalmente entre Italia, Francia y Gran Bretaña.

En las conversaciones entre enviados de la Junta, del Gobierno serbio y del Comité Yugoslavo en Ginebra entre el 6 y el 9 de noviembre se acordó la unificación del nuevo Estado con el reino de Serbia, se proclamó el deseo de pronta unión con Montenegro y se decidió la creación de un nuevo Gobierno conjunto que no supondría la disolución de los Gobiernos de los dos Estados, sino la restricción de sus poderes.[22]

Si los Aliados vieron a este Gobierno como un ardid para privarlos de su botín de guerra, los Estados neutrales señalaron la imposibilidad de demostrar la característica clave para reconocer la soberanía de un Estado, es decir, el control del territorio. El Gobierno no fue reconocido internacionalmente antes de que el Consejo Nacional decidiese, el 24 de noviembre de 1918,[25]

El Gobierno de Zagreb se había mostrado incapaz de reunir las fuerzas armadas[15]

El 16 de noviembre, pocos días después de llegar a Zagreb como representante del regente serbio Alejandro en respuesta a las peticiones de ayuda militar de la Junta y tras tener las primeras desavenencias políticas con esta, el teniente coronel Dušan Simović informó a la aislada junta sobre las conversaciones en Ginebra y de sus conclusiones, para entonces invalidadas.[20]

El 23 y 24, en una reunión de la Junta presidida por Pribicevic que trataba de acelerar la unificación con Serbia y Montenegro se presentó la amenaza de Dalmacia de unirse a estas por su cuenta si la Junta no aprobaba la unificación de los Estados en un plazo de cinco días.[27]

Pribicevic y sus seguidores decidieron partir hacia Belgrado el 27 de noviembre, mientras la mayoría de los delegados, convencidos de que se desplazarían a la capital serbia más tarde, permanecieron en Zagreb.[29]

Mientras una pequeña parte de la delegación permanecía en Belgrado para coordinar el nuevo Gobierno conjunto, la Junta se disolvía el 28 de diciembre.[30]