España | economía
English: Spain

Economía

Panorama urbano de Madrid, capital y principal centro económico del país.
Panorámica de Barcelona tomada desde el monte Tibidabo.

España es actualmente la decimotercera potencia económica mundial,[140]​ según el PIB nominal. La economía española es una de las más abiertas de la eurozona y una de las economías con más internacionalización en sus productos financieros, servicios, etc. Tradicionalmente España ha sido un país agrícola y aún es uno de los mayores productores de Europa occidental, pero desde mediados de la década de 1950 el crecimiento industrial fue rápido y pronto alcanzó un mayor peso que la agricultura en la economía del país.

Una serie de planes de desarrollo, que se iniciaron en 1964, ayudaron a expandir la economía, pero a finales de la década de 1970 comenzó un periodo de recesión económica a causa de la subida de los precios del petróleo, y un aumento de las importaciones con la llegada de la democracia y la apertura de fronteras. Con posterioridad, se incrementó el desarrollo de las industrias del acero, astilleros, textiles y mineras. En la actualidad, la terciarización de la economía y de la sociedad española queda clara tanto en el producto interior bruto (contribución en 2005: un 67 %) como en la tasa de empleo por sectores (65 %). Los ingresos obtenidos por el turismo permiten equilibrar la balanza de pagos. Desde que España ingresó como miembro de pleno derecho en la Unión Europea las políticas económicas han evolucionado en función de esta gran organización supranacional (PAC, IFOP,...).

España es uno de los países industrializados con una de las más altas tasas de pobreza infantil, de acuerdo a un estudio realizado por la Unicef. En 2017, al menos 1 400 000 niños en España permanecen en situación de pobreza severa.[141]

Agricultura

Olivares en Baños de la Encina, Jaén. España es el mayor productor mundial de aceite de oliva.[142]

La agricultura fue hasta la década de 1960 el soporte principal de la economía española, pero actualmente emplea aproximadamente solo el 5 % de la población activa. Los principales cultivos son trigo, cebada, remolacha azucarera (betabel), maíz, patatas (papas), centeno, avena, arroz, tomates y cebolla. El país tiene también extensos viñedos y huertos de cítricos y olivos. En 2005 la producción anual (expresada en t) de cereales fue de 14 millones; de los cuales 3,8 fueron de trigo, 8,3 de cebada, 4 de maíz y 126 100 t de centeno. La producción anual de otros importantes productos era: 6,7 millones de toneladas de remolacha azucarera, 2,6 millones de patatas, 5,9 millones de uvas, 3,9 millones de tomates, casi 3 millones de naranjas, y algo menos de 1 millón de cebollas.

Las condiciones climáticas y topográficas hacen que la agricultura de secano sea obligatoria en una gran parte de España. Las provincias del litoral mediterráneo tienen sistemas de regadío desde hace tiempo, y este cinturón costero que anteriormente era árido se ha convertido en una de las áreas más productivas de España, donde es frecuente encontrar cultivos bajo plástico. En el valle del Ebro se pueden encontrar proyectos combinados de regadío e hidroeléctricos. Grandes zonas de Extremadura están irrigadas con aguas procedentes del Guadiana por medio de sistemas de riego que han sido instalados gracias a proyectos gubernamentales (Plan Badajoz y regadíos de Coria, entre otros). Las explotaciones de regadío de pequeño tamaño están más extendidas por las zonas de clima húmedo y por la huerta de Murcia y la huerta de Valencia.

Ganadería

En especial la ovina y la porcina, tiene una importante trascendencia económica. En 2005 la cabaña ganadera contaba con 22,7 millones de cabezas de ganado ovino, 25,1 millones de ganado porcino, 6,5 millones de ganado vacuno, 3 millones de ganado caprino, 240 000 cabezas de ganado caballar y 131 millones de aves de corral. En España se produjeron cerca de 32 millones de kilogramos de miel en el año 2001.

Silvicultura y pesca

El corcho es el principal recurso forestal de España y en 2001 la producción fue de 57 581 toneladas. La producción de pulpa de papel y madera de los bosques españoles es insuficiente para cubrir las necesidades del país.

Peces espada en la lonja de Vigo

La industria pesquera es menos importante hoy para la economía española que en tiempos pasados, a pesar de que ocupa los primeros puestos entre los países europeos tanto por el volumen de su flota como el de las capturas. La captura anual ascendió a 1,2 millones de toneladas en 2004 y estaba formada principalmente por atún (26 % de almadraba, España pesca el 60 % de las capturas totales de la UE, casi 230 000 t, siendo el segundo productor mundial), calamares, merluza, sardinas (Vigo e Isla Cristina), anchoas (puertos del Cantábrico), caballa, pescadilla y mejillones. Desde hace unas décadas la acuicultura (marina y continental) ha tenido un gran desarrollo, destacando la cría de dorada, lubina, mejillón, truchas, rodaballo y salmón; la producción total en 2003 fue de 311 287 toneladas.

Minería

La minería española desde 1996 ha estado marcada por la reducción progresiva y obligada en la extracción de carbones, un cierto estancamiento en la minería metálica y el crecimiento constante de los minerales y rocas industriales (celestina, sulfato sódico, sepiolita, fluorita, yeso, feldespato, pizarra, mármol, granito…) cada vez con mayor peso en el sector minero. En 2003 la producción minera anual (en toneladas) englobaba unos 20,6 millones de carbón y lignito, 265 000 de mineral de hierro, 70 000 de concentrados de cinc, 2000 de plomo, 6,5 millones de yeso, y 2 409 554 barriles de petróleo crudo al año.

En 2001 los principales productos mineros energéticos fueron el lignito y la hulla; entre los minerales metálicos destacó el cinc y entre las rocas y minerales industriales, la sal común y las arcillas especiales. Las principales minas de carbón están en la provincia de Asturias, en el norte de la provincia de León y en la provincia de Teruel; los principales depósitos de mineral de hierro se encuentran alrededor de Santander y Bilbao; Almadén, en la provincia de Ciudad Real fue muy productiva en la extracción de mercurio; y Andalucía destaca por la minería metálica, con más de la mitad de la producción del país.

Industria

En España se producen, entre otros, textiles, hierro y acero, vehículos de motor, productos químicos, confección, calzado, barcos, refino de petróleo y cemento, destacando por su valor los sectores industriales de la alimentación, bebidas y del material de transporte, entre los que cabe destacar el sector del automóvil y el sector industrial aeronáutico. España arrojó una cifra de producción de &&&&&&&&02733201.&&&&&02 733 201 millones de vehículos en el año 2015,[145]

Es junto con Estados Unidos pionero en el incipiente sector de la gamificación, que es el arte de convertir en juegos problemas, de la empresa o la educación.[147]

España ha tenido un importante peso en la modernización del ferrocarril y sobre todo los trenes modernos, siendo Talgo su principal actor, al crear su tren articulado, precursor de toda la industria posterior, que basa su desarrollo en su original solución. En la actualidad siguen produciendo en España, centrados en la alta velocidad y acompañados por otras empresas del sector de vagones, metros y tranvías, como CAF.[148]

La industria siderúrgica, antes de su reconversión de la década de 1990, estuvo concentrada en Bilbao, Santander, Avilés y parte de Zaragoza, teniendo un gran peso para el país. La reconversión en el País Vasco se ha producido de manera inteligente, al invertir gran parte de los fondos recibidos en I+D. En Zaragoza, su especialización metalúrgica, además de su posición geográfica, favoreció la llegada de OPEL.[150]

En el sector industrial de la moda que engloba al textil y calzado, se ha de destacar a las industrias del grupo INDITEX, líder mundial textil e ideólogo de la moda accesible y de temporada, Camper y sus zapatos, que ha sabido sortear la crisis del sector, la cual ha causado estragos en Aranda, Elche, Mallorca y otras zonas productoras, así como Castañer, que ha sabido encontrar un hueco para sus alpargatas en la moda moderna. Mención especial merecen los ya fallecidos maestros diseñadores Balenciaga y Manuel Pertegaz.

Turismo

El turismo es uno de los pilares de la economía española. En el año 2017, España fue el segundo país del mundo en afluencia de turistas extranjeros, según datos de la Organización Mundial del Turismo, por detrás de Francia y rebasando a Estados Unidos, lo que supone el quinto año consecutivo con récord de turistas. En total recibió 82 millones de turistas, casi un 9 % más que el año 2016. Desde 2012, España ha conseguido un aumento de 30 millones de turistas.[151]

Entre las comunidades autónomas, Cataluña fue la comunidad que más turistas recibió con 18,2 millones. A esta le siguen las Islas Baleares con 13,7 millones, las Islas Canarias con casi 13 millones y Andalucía con 11 millones. Valencia y Madrid recibieron 8,5 y 6,2 millones de turistas respectivamente, mientras que las comunidades autónomas del País Vasco, Castilla y León y Galicia se aproximaron a los 1,5 millones.

Las regiones menos turísticas fueron las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y La Rioja, siendo, además, las únicas que perdieron turistas con respecto al año anterior.

La Organización Mundial del Turismo tiene su sede en Madrid.

Moneda y banca

La unidad monetaria es el euro, emitido por el Banco de España en coordinación con el Banco Central Europeo. Desde el 1 de enero de 1999, el euro se vinculó al valor de la peseta, con un cambio fijo de 166,386 pesetas por euro. El 1 de enero de 2002, se introdujeron los billetes y monedas de euro, y el 28 de febrero del mismo año, la peseta dejó de circular, pudiendo los ciudadanos canjear sus divisas por euros en el Banco de España hasta el 31 de diciembre de 2020, fecha límite marcada por la institución.[152]

El país cuenta con un potente sistema bancario, con gran número de bancos comerciales y cajas de ahorros, que en total alcanzan una capitalización &&&0183740000000.&&&&&0183 740 000 000 euros.[156]

Comercio exterior

Sectores principales

En 2013, España importó productos por valor de 250 195,2 millones de euros y las exportaciones ascendieron a 234 239,8 millones de euros, con un saldo comercial de -15 955,4 millones de la misma moneda, lo cual representa prácticamente la mitad que el año anterior.[160]

Mercancías exportadas por sectores[161] Mercancías importadas por sectores[162]
Sector Importe (millones de €) Sector Importe (millones de €) Sector Importe (millones de €) Sector Importe (millones de €)
Tecnología industrial 66 524,2 Industria auxiliar mecánica y de la construcción 15 160,0 Tecnología industrial 58 827,7 Industria auxiliar mecánica y de la construcción 13 603,6
Industria química 26 591,7 Productos hortofrutículas 13 781,0 Industria química 33 692,6 Tecnología de la información y de las telecomunicaciones 12 422,2
Moda 18 580,8 Medio ambiente y producción energética 12 478,5 Medio ambiente y producción energética 33 356,2 Materias primas, semimanufacturas y productos intermedios 12 405,1
Materias primas, semimanufacturas y productos intermedios 17 760,3 Hábitat 10 103,1 Moda 21 228,0 Hábitat 11 469,7
Fuente: ICEX (2013)

Mayores socios comerciales

Los principales intercambios comerciales de España tienen lugar con los demás países de la Unión Europea (destacando Francia, Alemania, Italia, Portugal, Reino Unido y los países del Benelux), Estados Unidos en América, Argelia en África y China en Asia.[164]

Exportaciones a Importaciones de
País Porcentaje País Porcentaje
FranciaFlag of France.svg Francia 16,1 % AlemaniaFlag of Germany.svg Alemania 11,1 %
AlemaniaFlag of Germany.svg Alemania 10,1 % FranciaFlag of France.svg Francia 10,9 %
PortugalFlag of Portugal.svg Portugal 7,5 % ChinaBandera de la República Popular China China 6,9 %
ItaliaFlag of Italy.svg Italia 7,0 % ItaliaFlag of Italy.svg Italia 5,8 %
Reino UnidoBandera de Reino Unido Reino Unido 6,8 % Estados UnidosFlag of the United States.svg Estados Unidos 4,1 %
Estados UnidosFlag of the United States.svg Estados Unidos 3,7 % Países BajosFlag of the Netherlands.svg Países Bajos 3,9 %
Países BajosFlag of the Netherlands.svg Países Bajos 2,9 % Reino UnidoBandera de Reino Unido Reino Unido 3,9 %
BélgicaFlag of Belgium (civil).svg Bélgica 2,6 % PortugalFlag of Portugal.svg Portugal 3,9 %
Otros 50,1 % Otros 49,5 %
Continente Porcentaje Continente Porcentaje
Europa 66,3 % Europa 56,3 %
Asia 10,9 % Asia 19,0 %
América 10,7 % América 12,1 %
África 7,0 % África 11,3 %
Oceanía 1,2 % Oceanía 0,3 %
Otros 3,9 % Otros 1,0 %
Fuente: Instituto Nacional de Estadística[165]​ (2013)

A partir de estos datos podemos destacar que la mayor parte del comercio de España con el resto del mundo se produce con los estados europeos, especialmente con los de la eurozona.

Turismo y balanza comercial

Los ingresos por turismo rozaron los 77 625 millones de euros en 2016[170]

Crisis económica (2008-14)

Evolución acumulada del producto interno bruto de España desde 2000 a 2010. El nivel 100 representa el nivel de PIB en 2008.

Junto con la crisis económica de 1981 que llevó a la reconversión industrial y al desmantelamiento de gran parte de la industria pesada en España, pasando el sector servicios a ser una parte más importante de la economía, la crisis económica mundial comenzada en 2008 tuvo consecuencias especialmente graves en España. Uno de los motivos es que entre 1997 y 2008, la economía de país había experimentado una burbuja inmobiliaria muy importante, por lo que una gran parte del empleo dependía del sector de la construcción y sectores relacionados.

Inicialmente se produjo un gran desempleo, un estancamiento posterior y una nueva caída a partir del último trimestre de 2012. Como consecuencia de ese proceso, se alcanzaron tasas históricas de desempleo. La difícil situación de la economía llevó a una caída de los ingresos fiscales y a un aumento de ciertos gastos financieros, lo que llevó, primero al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y después al de Mariano Rajoy, a aplicar los recortes presupuestarios más drásticos desde la restauración de la democracia en el país en 1978. Esto fue acompañado de una crisis social, institucional, territorial y política, gran conflictividad social, un aumento de la pobreza y la desigualdad en el país.

En 2017, España tiene más del doble de «súper ricos» que antes de la crisis. 0,4 % de la población concentran casi la mitad del PIB del país.[109]