Chad | cultura
English: Chad

Cultura

Fiestas nacionales[78]
Fecha Nombre en español
1 de enero Año nuevo
1 de mayo Día de los Trabajadores
25 de mayo Día de la liberación africana
11 de agosto Día de la Independencia
1 de noviembre Día de Todos Los Santos
28 de noviembre Fiesta de la República
1 de diciembre Día de la libertad y la democracia
25 de diciembre Navidad

Debido a su gran variedad de idiomas y pueblos, Chad posee un rico patrimonio cultural. El gobierno de Chad ha promovido activamente la cultura y las tradiciones nacionales abriendo el Museo Nacional de Chad y el Centro Cultural de Chad.[78]

En cuanto a la música, los chadianos tocan instrumentos como el kinde, un tipo de arpa de arco; la kakaki, un cuerno largo hecho de estaño; y el hu hu, un instrumento de cuerdas que utiliza porongos como altavoces. Otros instrumentos y sus combinaciones están más vinculados a grupos étnicos específicos: los sara prefieren silbidos, balafones, arpas y tambores kodjo; mientras los Kanembu combinan los sonidos de los tambores con los de instrumentos de viento.[87]

Comercio chadiano de trajes típicos.

En 1964 se formó el grupo musical Chari Jazz con lo que se dio inicio a la escena de la música moderna en Chad. Más tarde, grupos con más renombre como African Melody e International Challal intentaron mezclar la modernidad y la tradición en su música. Grupos populares, como Tibesti, se han aferrado con mayor rapidez a su herencia cultural al interpretar música sai, un estilo tradicional del sur de Chad. El pueblo de Chad ha despreciado habitualmente la música moderna. Sin embargo, desde 1995 se ha despertado un mayor interés en ella y se ha fomentado la distribución de CD y casetes de audio de artistas chadianos. La piratería y la falta de garantías jurídicas para los derechos de los artistas siguen siendo problemas para el desarrollo de la industria de música en Chad.[88]

El mijo es la comida típica a lo largo de Chad. Se utiliza para hacer bolas de pasta que se sumergen en diversas salsas. En el norte este plato es conocido como alysh y en el sur, como biya. El pescado también es popular, aunque generalmente está preparado y vendido como salanga (Hydrocynus y Alestes secados al sol y ligeramente ahumados) o como banda (peces más grandes y ahumados).[87]

Como en otros países del Sahel, la literatura en Chad ha padecido una sequía económica, política y espiritual que ha afectado a sus escritores más conocidos. Los autores de Chad se han visto obligados a escribir desde el exilio, contribuyendo con obras muy ligadas a temas como la opresión política y el discurso histórico. Desde 1962, veinte autores chadianos han escrito más de sesenta obras de ciencia ficción. Entre los escritores más reconocidos internacionalmente se encuentran Joseph Brahim Seïd, Baba Moustapha, Antoine Bangui y Koulsy Lamko. En 2003, el único crítico literario de Chad , Ahmat Taboye, publicó su libro Anthologie de la littérature tchadienne para brindar un mayor conocimiento de la literatura de Chad a nivel mundial y entre los jóvenes; y para compensar la falta de editoriales y de campañas de promoción de la lectura en Chad.[91]

El desarrollo de la industria cinematográfica en Chad ha sufrido los efectos devastadores de la guerra civil y la falta de cines en todo el país. El primer largometraje rodado en Chad fue el docudrama Bye Bye África, realizado en 1999 por Mahamat Saleh Haroun. Su película posterior, Abouna fue bien recibida por la crítica, y su obra Daratt ganó el gran premio especial del jurado en el 63° Festival de cine internacional de Venecia. Issa Serge Coelo dirigió otras dos películas en Chad: Daresalam y DP75: ciudad de Tartina.[95]

El fútbol es el deporte más popular en Chad.[87]