Capitalismo | origen
English: Capitalism

Origen

Skyline de la ciudad inglesa de Mánchester en 1857. Durante el siglo XIX en medio de la Revolución industrial esta ciudad desarrolló tal cantidad de industria textil que fue llamada Cottonopolis, y se convirtió en modelo de la prosperidad provocada por el capitalismo de libre empresa para el movimiento social y político denominado Escuela de Mánchester.

Tanto los mercaderes como el comercio existen desde que existe la civilización, pero el capitalismo como sistema económico, en teoría, no apareció hasta el siglo XVII en Inglaterra sustituyendo al feudalismo. Según Adam Smith, los seres humanos siempre han tenido una fuerte tendencia a «realizar trueques, cambios e intercambios de unas cosas por otras». De esta forma al capitalismo, al igual que al dinero y la economía de mercado, se le atribuye un origen espontáneo o natural dentro de la edad moderna.[38]

La sustitución del feudalismo tuvo como impulso a poderosas fuerzas del cambio que sirvieron para introducir de forma gradual la estructura de una sociedad de mercado, dentro de las principales fuerzas se encuentran:[39]

  • El papel del mercader ambulante en la introducción del comercio, el dinero y el espíritu adquisitivo.
  • El proceso de urbanización como una fuente de actividad económica y como punto central de un poder nuevo y orientado al comercio.
  • Las cruzadas como una interrupción de la vida feudal y la introducción de nuevas ideas.
  • El surgimiento de estados nacionales que apoyaban y facilitaban el comercio.
  • El estímulo de la edad de la exploración y del oro.
  • El surgimiento de nuevas ideas religiosas que simpatizaban más con la actividad de los negocios que con el catolicismo.
  • La monetización de los tributos dentro del sistema feudal.

Todas estas fuerzas del cambio crearon un aspecto económico en la vida de las personas que antes no existía, con estos cambios se empieza a marcar la separación del aspecto social de la vida con el aspecto económico, con este nacimiento del aspecto económico la sociedad empieza a tener fuertes transformaciones, por ejemplo, el siervo ya no está atado a la tierra sino que se convierte en un trabajador libre, el maestro gremial ahora es un empresario independiente, el señor feudal se convierte ahora en un simple arrendatario, estas transformaciones son cruciales para el nacimiento del capitalismo ya que empiezan a introducir las bases de este nuevo sistema económico. El nacimiento de estos trabajadores libres, capitalistas y terratenientes cada uno vendiendo sus servicios en el mercado del trabajo, el capital y la tierra hicieron que nacieran los "factores de producción".

El orden económico resultante de estos acontecimientos fue un sistema en el que predominaba lo comercial o mercantil, es decir, cuyo objetivo principal consistía en intercambiar bienes y no en producirlos. La importancia de la producción no se hizo patente hasta la Revolución industrial que tuvo lugar en el siglo XIX.

El camino hacia el capitalismo a partir del siglo XIII fue allanado gracias a la filosofía del Renacimiento y de la Reforma. Estos movimientos cambiaron de forma drástica la sociedad, facilitando la aparición de los modernos Estados nacionales que proporcionaron las condiciones necesarias para el crecimiento y desarrollo del capitalismo en las naciones europeas. Este crecimiento fue posible gracias a la acumulación del excedente económico que generaba el empresario privado y a la reinversión de este excedente para generar mayor crecimiento, lo cual generó industrialización en las regiones del norte.