Batalla de Belchite (1937) | consecuencias

Consecuencias

Ruinas del pueblo viejo

La batalla de Belchite se saldó finalmente con la toma por los republicanos del pueblo, que quedó completamente devastado. Se estima que murieron 5.000 personas en 15 días; las fuerzas republicanas hicieron 2411 prisioneros.[11]

La operación produjo un retraso en la ofensiva de Zaragoza, que dio lugar a que los rebeldes pudieran reforzar sus posiciones y el frente quedara estabilizado. La división de Emilio Kléber no pudo lanzar por sí sola un ataque decisivo contra la capital aragonesa.

Terminada la guerra, el régimen de Francisco Franco decidió no reconstruir el pueblo sino crear uno nuevo al lado, hoy conocido como Belchite nuevo, utilizando prisioneros republicanos como mano de obra. Las ruinas del anterior se dejaron intactas como recuerdo de la Guerra Civil.[14]​ El conjunto se conoce como Pueblo Viejo de Belchite.

En la construcción del Pueblo Nuevo se realizó contando con un batallón de presos republicanos, unos 1.000 hombres, que fueron alojados en un campo de concentración cercano al lugar que se denominó "Pequeña Rusia". En los pabellones del campo de concentración dieron acogida, aparte de a los presos, a familias de ideología izquierdista.[15]

Las víctimas de las diferentes batallas y represiones fueron enterradas, los de el "bando nacional" en una fosa común que se hizo en un pozo de aceite, un trujal, próximo a la calle mayor y al edificio que se utilizó como hospital. En ese lugar se levantó un monumento conmemorativo a las mismas. Las víctimas del lado republicano no fueron enterradas, algunas de ellas, en plena ofensiva, tuvieron que ser quemadas en el plaza del pueblo, otras, en especial las fusiladas en la represión, abandonadas en cunetas y otros lugares. Según otras fuentes en "El Trujar" hay víctimas de ambos bandos, tanto civiles como militares.[17]

Desde 2007 el Pueblo Viejo está vallado y solo se admiten las visitas guiadas.[18]​ El ayuntamiento realiza visitas diurnas todos los días y nocturnas los fines de semana.