Augusto Monterroso | obra y crítica

Obra y crítica

Es considerado como uno de los maestros de la minificción y, de forma breve, aborda temáticas complejas y fascinantes, con una provocadora visión del mundo en el universo, haciendo habitual la sustitución del nombre por el apócope.[cita requerida] Entre sus libros destacan, además: La oveja negra y demás fábulas (1969),[5]Movimiento perpetuo (1972), la novela Lo demás es silencio (1978); Viaje al centro de la fábula (conversaciones, 1981); La palabra mágica (1983) y La letra e: fragmentos de un diario (1987). En 1998 publicó su colección de ensayos La vaca.

Su composición Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí se consideraba el microrrelato más breve de la literatura universal hasta la aparición de «El emigrante», de Luis Felipe Lomelí. Se ha incluido en una docena de antologías y se ha traducido a varios idiomas, además de tener una edición crítica de Lauro Zavala titulada El dinosaurio anotado.[9]

Obras