Antigua Roma | situación de la mujer

Situación de la mujer

Mujer romana tocando una cítara. Fresco del siglo I a. C. hallado en la Villa Boscoreale.

En las familias ricas, la mujer debía llevar una vida de obediencia. El trabajo le era ajeno, excepto el hilar y tejer. Como ama de casa debía supervisar las tareas domésticas, cumplidas por los esclavos. Para los romanos, el crimen más grande que podía cometer una mujer era el adulterio, considerado no solo un crimen de carácter moral, sino una traición para los dioses tutelares.

A diferencia del varón, la mujer estaba exenta del reclutamiento en el ejército y de combatir en las campañas militares.