Tratados de Locarno

Los tratados de Locarno, comúnmente denominados Acuerdos de Locarno, es el nombre que recibieron los ocho pactos[1]​ destinados a reforzar la paz en Europa después de la I Guerra Mundial firmados por los representantes de Bélgica, Checoslovaquia, Francia, Alemania, Reino Unido, Reino de Italia y Polonia en Londres, Inglaterra, el 1 de diciembre de 1925, aunque fueron negociados en Locarno, Suiza el 16 de octubre de 1925.

Los acuerdos y sus firmantes

El ministro de exteriores polaco, Aleksander Skrzyński, representante de su país en Locarno.

Fueron el fruto de una serie de reuniones a las que asistieron, entre otros, los ministros de Asuntos Exteriores alemán (Gustav Stresemann), francés (Aristide Briand) y británico (Joseph Austen Chamberlain), así como el jefe de gobierno italiano Benito Mussolini.

Los ocho documentos incluían:[1]

  1. Un acuerdo de garantías mutuas entre Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Bélgica.
  2. Un acuerdo de arbitraje entre Bélgica y Alemania.
  3. Un acuerdo de arbitraje entre Francia y Alemania.
  4. Un acuerdo de arbitraje entre Alemania y Polonia.
  5. Un acuerdo de arbitraje entre Alemania y Checoslovaquia.
  6. Una propuesta de alianza entre Francia y Polonia.
  7. Otra entre Francia y Checoslovaquia.
  8. Una declaración de los firmantes del acuerdo de garantías mutuas (véase el primer punto) sobre la manera de interpretar ciertos puntos de la carta de la Sociedad de Naciones.