Tierra

Tierra Símbolo astronómico del planeta Tierra
AS8-16-2593.jpg
Imagen de la Tierra tomada por la NASA durante la misión Apolo 8
Descubrimiento
CategoríaPlaneta
Elementos orbitales
Longitud del nodo ascendente348,73936°[nota 1]
Inclinación7,155° con el ecuador del Sol
1,57869°[2]
respecto al plano invariable
Argumento del periastro114,20783°[nota 2]
Semieje mayor149 598 261 km
1,00000261 AU[3]
Excentricidad0,01671123[3]
Anomalía media357,51716°[1]
Elementos orbitales derivados
ÉpocaJ2000,0[nota 3]
Periastro o perihelio147 098 290 km
0,98329134 UA[nota 4]
Apoastro o afelio152 098 232 km
1,01671388 UA[nota 4]
Período orbital sideral365,256363004 días[4]
1,000017421 AJ
Velocidad orbital media29,78 km/s[1]
107 200 km/h
Radio orbital medio0,999855 ua
149 597 870,691 km
Satélites1 natural (la Luna)
Más de 8300 artificiales (para el primero de marzo de 2001)[5]
Características físicas
Masa5,9736×1024 kg[1]
Volumen1,08321×1012 km³[1]
Densidad5,515 g/cm³[1]
Área de superficie

510 072 000 km²[nota 5]148 940 000 km² tierra (29,2 %)

361 132 000 km² agua (70,8 %)
Radio
Ecuatorial6378,1 km[11]
Gravedad9,780327 m/s²
Velocidad de escape11,186 km/s[1]
Periodo de rotación0,99726968 d[12]
23h 56m 4.100s
Inclinación axial23°26'21" 0,4119[4]
Albedo0,367 (geométrico)[1]
Características atmosféricas
Presión101,325 kPa (msnm)
Temperatura
Mínima184 k,[15]​ 56,7 °C
Composición
Nitrógeno78,08 % (N2)[16]
Neón18,2 ppmv
Hidrógeno5 ppmv
Helio5,24 ppmv
Metano1,72 ppmv
Kriptón1 ppmv
Óxido nitroso0,31 ppmv
Xenón0,08 ppmv
CO0,05 ppmv
Ozono0,03 – 0,02 ppmv (variable)
CFC0,3 – 0,2 ppbv (variable)
Vapor de agua1 % (variable)
No computable para el aire seco.
Cuerpo celeste
AnteriorVenus
SiguienteMarte

La Tierra (del latín Terra,[17]deidad romana equivalente a Gea, diosa griega de la feminidad y la fecundidad) es un planeta del sistema solar que gira alrededor de su estrella —el Sol— en la tercera órbita más interna. Es el más denso y el quinto mayor de los ocho planetas del sistema solar. También es el mayor de los cuatro terrestres o rocosos.

La Tierra se formó hace aproximadamente 4550 millones de años y la vida surgió unos mil millones de años después.[23]

La superficie terrestre o corteza está dividida en varias placas tectónicas que se deslizan sobre el magma durante periodos de varios millones de años. La superficie está cubierta por continentes e islas; estos poseen varios lagos, ríos y otras fuentes de agua, que junto con los océanos de agua salada que representan cerca del 71 % de la superficie constituyen la hidrósfera. No se conoce ningún otro planeta con este equilibrio de agua líquida,[25]

La Tierra interactúa gravitatoriamente con otros objetos en el espacio, especialmente el Sol y la Luna. En la actualidad, la Tierra completa una órbita alrededor del Sol cada vez que realiza 366,26 giros sobre su eje, lo cual es equivalente a 365,26 días solares o un año sideral.[26]​ La Tierra posee un único satélite natural, la Luna, que comenzó a orbitar la Tierra hace 4530 millones de años; esta produce las mareas, estabiliza la inclinación del eje terrestre y reduce gradualmente la velocidad de rotación del planeta. Hace aproximadamente 3800 a 4100 millones de años, durante el llamado bombardeo intenso tardío, numerosos asteroides impactaron en la Tierra, causando significativos cambios en la mayor parte de su superficie.

Tanto los minerales del planeta como los productos de la biosfera aportan recursos que se utilizan para sostener a la población humana mundial. Sus habitantes están agrupados en unos 200 estados soberanos independientes, que interactúan a través de la diplomacia, los viajes, el comercio y la acción militar. Las culturas humanas han desarrollado muchas ideas sobre el planeta, incluida la personificación de una deidad, la creencia en una Tierra plana o en la Tierra como centro del universo, y una perspectiva moderna del mundo como un entorno integrado que requiere administración.

Cronología

Los científicos han podido reconstruir información detallada sobre el pasado de la Tierra. Según estos estudios el material más antiguo del sistema solar se formó hace 4567,2 ± 0,6 millones de años,[29]

Representación gráfica de la teoría del gran impacto.

El actual modelo consensuado[32]​ En este modelo, parte de la masa de este cuerpo podría haberse fusionado con la Tierra, mientras otra parte habría sido expulsada al espacio, proporcionando suficiente material en órbita como para desencadenar nuevamente un proceso de aglutinamiento por fuerzas gravitatorias, y formando así la Luna.

La desgasificación de la corteza y la actividad volcánica produjeron la atmósfera primordial de la Tierra. La condensación de vapor de agua, junto con el hielo y el agua líquida aportada por los asteroides y por protoplanetas, cometas y objetos transneptunianos, produjeron los océanos.[36]

Se han propuesto dos modelos para el crecimiento de los continentes:[42]

Evolución de la vida

La Tierra proporciona el único ejemplo conocido de un entorno que ha dado lugar a la evolución de la vida.[46]

En la década de 1960 surgió una hipótesis que afirmaba que durante el período Neoproterozoico, desde 750 hasta los 580 Ma, se produjo una intensa glaciación en la que gran parte del planeta fue cubierto por una capa de hielo. Esta hipótesis ha sido denominada la "Glaciación global", y es de particular interés, ya que este suceso precedió a la llamada explosión del Cámbrico, en la que las formas de vida multicelulares comenzaron a proliferar.[47]

Tras la explosión del Cámbrico, hace unos 535 Ma se han producido cinco extinciones en masa.[50]​ afectando tanto a la naturaleza como a la diversidad y cantidad de formas de vida.

El presente patrón de edades de hielo comenzó hace alrededor de 40 Ma y luego se intensificó durante el Pleistoceno, hace alrededor de 3 Ma. Desde entonces las regiones en latitudes altas han sido objeto de repetidos ciclos de glaciación y deshielo, en ciclos de 40-100 mil años. La última glaciación continental terminó hace 10 000 años.[51]

Futuro

Ciclo de la vida solar.

El futuro del planeta está estrechamente ligado al del Sol. Como resultado de la acumulación constante de helio en el núcleo del Sol, la luminosidad total de la estrella irá poco a poco en aumento. La luminosidad del Sol crecerá en un 10 % en los próximos 1,1 Ga (1100 millones de años) y en un 40 % en los próximos 3,5 Ga.[53]

Se espera que la Tierra sea habitable por alrededor de otros 500 millones de años a partir de este momento,[59]

El Sol, siguiendo su evolución natural, se convertirá en una gigante roja en unos 5 Ga. Los modelos predicen que el Sol se expandirá hasta unas 250 veces su tamaño actual, alcanzando un radio cercano a 1 UA (unos 150 millones de km).[60]