Tetuán
English: Tétouan

Tetuán
تطوان Tiṭwān
Tétouan
Entidad subnacional
Centro de la ciudad
Calles de la ciudad de nocheCalles de la ciudad bajo la lluvia
Jardines de CagigasAvenida Athens
Vista de la ciudadLa explanada del palacio real y el palacio al fondo.
Panorama de la ciudad


Flag of Tetouan province.svg
Bandera
Tetouan COA.png
Escudo

Otros nombres: «La paloma blanca»
Tetuán تطوان Tiṭwān Tétouan ubicada en Marruecos
Tetuán تطوان Tiṭwān Tétouan
Tetuán
تطوان Tiṭwān
Tétouan
Localización de Tetuán
تطوان Tiṭwān
Tétouan en Marruecos
Coordenadas35°34′00″N 5°22′00″O / 35°34′00″N 5°22′00″O / -5.3666666666667
Idioma oficialÁrabe (oficial), español.
EntidadCiudad, Municipio de Marruecos y Gran ciudad
 • PaísBandera de Marruecos Marruecos
Dirigentes 
 • AlcaldeMohamed Ida Ammar
Altitud 
 • Media90 m s. n. m.
Población (2014) 
 • Total380 787 hab.
Gentiliciotetuaní
Huso horarioHora de Europa Central
Código postal93000
Sitio web oficial

Tetuán (en árabe تطوان Teṭwan; del bereber Tiṭṭawin, plural que significa 'los ojos'; francés: Tétouan), en ocasiones conocida con el sobrenombre de «La paloma blanca», es una ciudad del norte de Marruecos, ubicada en las proximidades del mar Mediterráneo, cerca de Tánger y de la ciudad española de Ceuta. Cuenta con alrededor de 380 787 habitantes, según el censo de 2014.[1]​ Antigua capital del «protectorado» español de Marruecos, en la actualidad es residencia veraniega del monarca Mohamed VI. Es la ciudad con más rasgos andalusíes de Marruecos.

Historia

Edad antigua

La presencia humana en la región de Tetuán data del 5000 a. C., como lo prueban las industrias ibero-mauritanas encontradas en la gruta de Taht El Ghar, al sur de la ciudad, y en El Ghar Lakhal, cerca de Ceuta.[2]

La ciudad existía ya desde el siglo III a. C. Hay vestigios de épocas fenicia y romana provenientes de la antigua ciudad de Tamuda.[6]

Edad Media

La primera mención a la ciudad se debe al geógrafo andalusí Abou Oubayd Al Bakri en el siglo XI, las siguientes provienen de fuentes almohades del siglo XII.

Hacia 1305, el meriní Abu Tábit, estableció una ciudad fortificada sobre una población bereber existente sobre todo para servir de retaguardia para el ataque a la colonia portuguesa de Ceuta. En 1399 fue atacada por Enrique III el Doliente de Castilla para proteger sus barcos de los piratas y corsarios que habían hecho de ella su refugio. En 1437 tropas de Portugal arrasan la ciudad.

A partir de la ocupación de Ceuta por los portugueses en 1415, principal ciudad del norte del reino de Fez, se aceleró el desarrollo de Tetuán, base estratégica como punto de partida para las expediciones militares contra los ocupantes y como puerto principal abierto al mar Mediterráneo.

En 1483-1484 llegan los primeros refugiados andalusíes, provenientes de la fortaleza de Píñar, bajo el mando del capitán y alcalde granadino Sidi Al-Mandari o Mandri. Se reconstruyó y fortificó la ciudad y se inició un periodo de gran esplendor. La ciudad se convirtió también en refugio de judíos sefardíes expulsados de España. De esta época procede el núcleo de la ciudad vieja, el barrio al que los lugareños llaman bled, es decir, «el pueblo» por excelencia. Sidi Mandri es uno de los gobernantes más famosos de Tetuán, que fue asistido en el gobierno y sucedido tras su muerte por su esposa, Zaida Aljorra o Sayyida al-Hurra («la Señora Libre»), poderosa mujer de orígenes andalusíes que llegaría a casarse con el sultán de Marruecos.

Según el historiador Skirej (1483), 80 moriscos llegados de Granada comenzaron a construir casas en la parte denominada Al Balad, pero eran hostigados por la tribu de los Beni Hozmar, que reivindicaban la propiedad del sitio. Al ser informado de sus quejas, el sultán Mohammad Ach-Chaikh Al Wattassi les prestó 40000 mithqal y envió a 40 guardias de Fez y otros 40 del Rif para protegerles. Escribió al gobernador de Chauen, Moulay Ali Ben Moussa Ben Rached El Alami, para solicitarle que enviara a una persona competente para que construyera una muralla defensiva. Mohammed ben Ali Al Mandari, un comandante de origen andalusí unió la ciudad, de la que fue gobernador y arquitecto. Es considerado como el verdadero fundador.

El siglo XVI se caracteriza por una serie de luchas internas por el poder (Sayyida al-Hurra fue víctima de una de ellas). En los inicios del siglo siguiente, Tetuán será uno de los principales destinos del exilio de los moriscos (últimos musulmanes españoles, expulsados por Felipe III de España). Los moriscos fundan un gran barrio al norte del Bled, conocido como Al-Ayun («las fuentes»), donde hasta la actualidad se conservan numerosas reminiscencias del castellano hablado por aquellos exiliados: la popular calle Tranqat («de las trancas») o la mezquita y escuela Luqash (Lucas) son dos ejemplos bien conocidos, además de numerosos apellidos castellanos arabizados en familias tetuaníes.

Presencia española

El 6 de febrero de 1860 el general español Leopoldo O'Donnell que lideraba las tropas de la reina Isabel II derrotó a las tropas del sultán Mohammed IV y conquistó la ciudad.[7]​ En 1862 la ciudad fue devuelta a Marruecos. En Tetuán, como consecuencia de esta actividad bélica, tuvieron lugar los primeros contactos entre españoles y descendientes de españoles expulsados, después de cuatro siglos de aislamiento, sobre todo con la numerosa colonia judía sefardí, que hablaba aún una variedad de idioma español, el judeoespañol, también llamado en Marruecos haketía. Buena parte de la población musulmana de la ciudad era, por su parte, de origen peninsular, y conservaba viva la noción de su procedencia.

Entre 1913 y 1956, Tetuán fue la capital del Protectorado español de Marruecos. La administración española construyó varios barrios nuevos extramuros de la vieja ciudad, así como infraestructuras como la ya desaparecida línea de ferrocarril Ceuta-Tetuán. La influencia del «protectorado» ha seguido siendo importante incluso después de la independencia del país. Así, en 1913, en cumplimiento del dahir del jalifa Muley el Mehdi Ben Ismail, se realiza el censo de población y estadística de viviendas, resultando una población de 18 533 habitantes, de los cuales practicaban la religión musulmana 11 623, la hebrea 4250 y la católica 3006.[8]

Edificio de la compañía de seguros española La Unión y El Fénix
Barrio Población Musulmanes Hebreos Católicos Protestantes Otros
El Bled 4 435 4 154 0 278 3 0
El Rabat Es-Sefli 3 878 3 032 40 802 1 3
El Trancats 2 201 1 775 18 407 1 0
El Aiun 2 707 2 252 0 455 0 0
El Mel-lah 4 799 2 4186 605 3 3
Extramuros 513 48 6 459 0 0
Totales 18 533 11 623 4 250 3 006 8 6

Debe agregarse a estas cifras el número de soldados del Tabor y de la Guardia de SAI el Jalifa, cuyos datos han sido tachados en las hojas de sus familias para evitar las duplicaciones, pero que son vecinos de Tetuán.

En la tarde del 18 de julio de 1936, al comienzo de la guerra civil española, la aviación republicana bombardeó la ciudad de Tetuán. En el barrio moro, se desató un alzamiento popular ante los escombros de las casas y las mezquitas, donde se extrajeron 15 muertos y más de 40 heridos.[9]​ La multitud se dirigió hacia la Alta Comisaría. La revuelta era imparable, por lo que el alto comisario Juan Luis Beigbeder acudió a su amigo el visir Sidi Ahmed el Ganmia, quien ―montado en su caballo― se adentró entre las masas e invocando el nombre de Alá las apaciguó. Esta acción del visir fue inmediatamente recompensada con la primera concesión de la Gran Cruz Laureada de San Fernando.