Tercera posición

Tercera posición es un término paraguas.[2]

Varios de los movimientos que han reclamado esa calificación han sido identificados con el fascismo.[3]​ Muchos promueven políticas de corte nacionalista o populista. También suelen promulgar una revolución que reivindica los valores tradicionales o valores populares que ven bajo amenaza o con motivo de crear una sociedad totalmente nueva.

El nacional-bolchevismo se considera una ideología principal de esta tercera posición, al ser una síntesis del bolchevismo más radical y un nacionalismo popular.[página requerida][6]

Historia

Históricamente fue la postura que plantearon tanto el fascismo italiano como los movimientos políticos análogos del nacionalsocialismo alemán, la Falange Española, las JONS de Ramiro Ledesma, la Guardia de Hierro rumana, el rexismo belga, el Sinarquismo mexicano, etc.; estos surgieron en el período de entreguerras (1918-1939), tras la revolución bolchevique, y coincidiendo con la crisis del modelo liberal, tanto en política (era habitual tildar a la democracia liberal como decadente) como en economía (crisis de 1929). Se ha relacionado también con la doctrina social de la Iglesia y la encíclica Quadragesimo anno de Pío XI. También utilizó este término el Peronismo en Argentina.

En cambio, no se suele relacionar con otros movimientos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, como el tercermundismo.[8]