Sahara Occidental

Sahara Occidental
(الصحراء الغربية, As-Ṣaḥarā' al-Ġarbiyya)
Sahrawi Arab Democratic Republic in its region (claimed).svg
Localización geográfica
ContinenteÁfrica
RegiónNorte
Coordenadas25°N 13°O / 25°N 13°O / -13
Localización administrativa
PaísTerritorio no autónomo. Disputado entre Marruecos y la República Árabe Saharaui Democrática[1]
Características geográficas
Ecorregión
Límites geográficos2049 km[1]
Superficie266 000 km²[1]
Altitud máxima805 m s. n. m.[1]
Altitud mínimaSebjet Tah (–55 m s. n. m.)[1]
Población549 000 (est. 2012)[2]
CiudadesEl Aaiún
27°09′N 13°12′O / 27°09′N 13°12′O / -13.200
Otros datos
Potencia administradoraEspañaFlag of Spain.svg España[2]
Idiomas principalesÁrabe, español,[6]lenguas bereberes y hassanía
MonedaPeseta saharaui (de jure), y dírham marroquí
(₧/درهم, EHP/MAD, (controversia -bajo ocupación militar ilegal-),
Dinar argelino (DA, دج, DZD) (de facto -moneda complementaria provisional-), y Uguiya
(دج, DZD/MRO, (de facto -moneda complementaria provisional-),
Mapas
Mapa de Sahara Occidental
Mapa de Sahara Occidental
  1. El Sahara Occidental está ocupado y administrado en su mayor parte por Marruecos,[3]

El Sahara Occidental (o Sáhara Occidental)[9]

Su proceso de descolonización fue interrumpido en 1976, cuando su potencia administradora, España, abandonó el Sahara Occidental en manos de Marruecos y Mauritania —tras la marcha verde y conforme a lo dispuesto en los Acuerdos de Madrid (1975), no válidos según el Derecho internacional—.[11]​ y es rechazada por el Frente Polisario, que proclamó su independencia en 1976 creando la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), reconocida hasta el momento por más de ochenta países. La RASD administra la región al este no controlada por Marruecos, la cual denomina Territorios Liberados. Por otro lado, Mauritania ocupa la ciudad sureña de La Güera y otras zonas adyacentes a esta dentro de la península de Cabo Blanco.

Estatus

Según un informe solicitado por el Consejo de Seguridad al asesor jurídico de las Naciones Unidas, los Acuerdos de Madrid no hicieron a Marruecos ni a Mauritania potencias administradoras del territorio, por lo que este sigue siendo, a efectos jurídicos, un territorio no autónomo administrado por España. Este informe (documento S/2002/161)[12]​ dirigido al presidente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y fechado el 29 de enero de 2002, indica en su párrafo sexto:

El 14 de noviembre de 1975 España, Marruecos y Mauritania emitieron en Madrid una declaración de principios sobre el Sahara Occidental (el “Acuerdo de Madrid”), con arreglo al cual las facultades y responsabilidades de España, como Potencia administradora del Territorio, se transfirieron a una administración temporal tripartita. El Acuerdo de Madrid no transfirió la soberanía sobre el Territorio ni confirió a ninguno de los signatarios la condición de Potencia administradora, condición que España, por sí sola, no podía haber transferido unilateralmente. La transferencia de la autoridad administrativa sobre el Territorio a Marruecos y Mauritania en 1975 no afectó la condición internacional del Sahara Occidental como Territorio no autónomo.[13]

De esta forma Marruecos ocuparía el territorio,[10]​ aunque solo la mayor parte del territorio, porque el resto se encuentra controlado por la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

La RASD ha sido reconocida por la Unión Africana y por ochenta y cuatro países del mundo, la mayoría africanos o hispanoamericanos. Sin embargo, algunos países han cancelado sus relaciones con la RASD. El último en reanudar relaciones diplomáticas con la RASD fue Panamá, en el año 2016. La RASD no está reconocida por la ONU, ni por la Liga Árabe, ni por ningún país europeo, ni ningún miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Las pretensiones de Marruecos respecto a su «integridad territorial» las apoyan de forma intermitente y oscilante por algunos países y la Liga Árabe.[14]​ Sin embargo, ningún país reconoce formalmente la anexión, como admite el informe del secretario general de la ONU del 19 de abril de 2006:

Ello implicaría el reconocimiento de la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, cosa que estaba fuera de cualquier consideración, dado que ningún Estado Miembro de las Naciones Unidas había reconocido dicha soberanía.[15]