Rosa
English: Rose

Symbol question.svg
 
Rosa
Baxter Beauty Maddingley 12-5-2013.jpg
cultivar del grupo Hybrid Gigantea Rosa 'Baxter Beauty'
Taxonomía
Reino:Plantae
Haeckel, 1866
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Subclase:Rosidae
Orden:Rosales
Familia:Rosaceae
Subfamilia:Rosoideae
Tribu:Roseae
Género:Rosa
L., 1753, Sp.Pl.:491
Especies y subtaxones
Alrededor de cien, agrupadas en cuatro subgéneros, y varias secciones (ver texto)[1]

El género Rosa está compuesto por un conocido grupo de arbustos espinosos y floridos representantes principales de la familia de las rosáceas. Se denomina rosa a la flor de los miembros de este género y rosal a la planta.

El número de especies ronda las cien, la mayoría originarias de Asia y un reducido número nativas de Europa, Norteamérica y África noroccidental. Tanto especies como cultivares e híbridos se cultivan como ornamentales por la belleza y fragancia de su flor; pero también para la extracción de aceite esencial, utilizado en perfumería y cosmética, usos medicinales (fitoterapia) y gastronómicos.

Existe una enorme variedad de cultivares de rosa (más de 30 000) a partir de diversas hibridaciones, y cada año aparecen otros nuevos.

Las especies progenitoras mayormente implicadas en los cultivares son: Rosa moschata, Rosa gallica, Rosa damascena, Rosa wichuraiana, Rosa californica y Rosa rugosa. Los cultivadores de rosas o rosalistas del siglo XX se centraron en el tamaño y el color, para producir flores grandes y atractivas, aunque con poco o ningún aroma. Muchas rosas silvestres y «pasadas de moda», por el contrario, tienen una fragancia dulce y fuerte.

Las rosas están entre las flores más comunes vendidas por los floristas.

El rosal es una de las plantas más populares de los jardines, incluso existen jardines específicos llamados rosaledas o rosedales, donde se exponen únicamente los miembros del género, cuya variedad es tan extensa que comprende desde rosales miniatura de 10 o 15 cm de altura, hasta grandes arbustos, trepadores que alcanzan varios metros de altura o rastreros utilizados como cubre suelos.

Etimología

Representación de un rosal en la puerta principal de la catedral de Valencia. Inscripción: Qi. plantatio rosa.

En español —y en otras lenguas romances también—, el término «rosa» proviene directamente y sin cambios del latín rosa, con el significado que conocemos: «la rosa» o «la flor del rosal»; devenido del vocablo previo rodia [ródja] —por cambio similar como en: Clausus por Claudius—. Este último arcaísmo latino es, a su vez, prestado —a través del osco— del griego antiguo ρόδον [rhódon] «la rosa», «la flor del rosal» o mejor rhodéa, «el tallo de la rosa», «el sostén de la flor».

A partir del griego antiguo se alude al posible significado de rhódon como «efluvio oloroso», «lo que es fragante», o «lo que desprende olor»; originado como término compuesto: por ροήdon o sino también de wrodion [bródion] en el antiguo dialecto eólico, raíces correspondientes con el persa antiguo vereda o v'reda (y sus dialectos: avéstico warda, sogdiano ward y parto wâr), como una voz irania traspasada desde el sur de Armenia a Frigia y de ahí a Grecia.[nota 2]

En cuanto a la base, el núcleo deriva de una raíz indoeuropea vardh- [wardh], vradh- [wradh], «crecer», «erguir(se)»; donde en sánscrito wardh-as, significa «germinante», y wardhati, «elevar(se)», «prosperar».

Por otra parte, puede ser un derivado de una raíz grecolatina vrad-, «plegarse», «hacerse flexible». Y por ahí también del griego rodanós, rádinos, y el eólico bradinós, «blando» o «flexible». Color claro.[2]

Rosa también es un término coincidente con varios nombres germánicos que tienen la raíz hrod, con el significado de «gloria».