Protestas en Chile de 2019

Protestas en Chile de 2019
Marcha Mas Grande De Chile 2019 Plaza Baquedano Drone.jpg
Protesta en la Plaza Baquedano, en el centro de Santiago, que congregó a más de un millón de personas
Otros nombres«Chile despertó»,[3]
TipoManifestación
ÁmbitoNacional
Suceso
  • Manifestaciones masivas y cacerolazos.
  • Evasión y daños en estaciones del Metro de Santiago.
  • Saqueos y daños a propiedad privada y pública.
UbicaciónSantiago (desde el 14 de octubre)
Concepción, Valparaíso, Rancagua, La Serena, Antofagasta, Punta Arenas y otras ciudades (desde el 19 de octubre)
Resultado
PaísChileFlag of Chile.png Chile
Fecha18 de octubre de 2019-presente
Causa(s)
  • Descontento con el modelo socioeconómico neoliberal.
  • Alza en el precio del transporte público de Santiago.
  • Desigualdad social y económica y alto costo de la vida.[2]
  • Abusos de poder y casos de corrupción.[9]
  • Casos de colusión en bienes de primera necesidad y medicamentos.[10]
  • Aumento del desempleo y cierre de empresas.
  • Pocos derechos sociales garantizados [11]
Objetivo(s)
  • Dejar sin efecto alza en los precios del transporte público de Santiago y congelar costo de energía eléctrica.[12]
  • Reformas a los sistemas de pensiones y salud.
  • Renuncia del presidente Sebastián Piñera[14]​ y de ministros de Estado.
  • Nueva Constitución Política.[15]
  • Fin de abuso de la clase política chilena, reducción de salarios de altos funcionarios públicos.
  • Reforma o derogación del Código de Aguas, nacionalización del agua.
  • Evitar la aprobación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP-11).
  • Muertos23 confirmados
    HeridosMás de 2500 personas[16]
    Arrestados6199 personas[17]

    Las protestas en Chile de 2019 (también llamadas ocasionalmente «Crisis en Chile de 2019», «Primavera de Chile», «Revuelta de Octubre», «Chile despertó», «Revolución de los 30 pesos» o «Santiagazo»)[19]​ corresponden a una serie de manifestaciones y disturbios originados en Santiago y propagados a todas las regiones de Chile, con mayor impacto en las principales ciudades del país, como Valparaíso y Concepción, durante los meses de octubre y noviembre de 2019.

    La causa inmediata de estos sucesos fue el alza en la tarifa del sistema público de transporte de Santiago, que entró en vigor el domingo 6 de octubre de 2019. Tras el aumento de las tarifas, centenares de estudiantes se organizaron para realizar actos de evasión masiva en el Metro de Santiago.[20]​ Con el paso de los días, el número de evasores aumentó y se registraron incidentes dentro de las estaciones del ferrocarril subterráneo. La situación se agravó el día viernes 18 de octubre de 2019, cuando progresivamente fueron cesadas las operaciones de toda la red subterránea por el enfrentamiento de la multitud con Carabineros, lo cual llevó al entonces ministro del Interior, Andrés Chadwick, a interponer querellas por delitos contemplados por la Ley de Seguridad del Estado contra quienes hubieren cometido daños, saqueos e incendios.

    La noche del viernes 18 de octubre se realizaron protestas y disturbios violentos en distintas ciudades del país. Como consecuencia, en la madrugada del día sábado 19 de octubre el presidente Sebastián Piñera decretó el estado de emergencia en las comunas del Gran Santiago, y el toque de queda a partir de la noche del sábado 19.[23]

    De acuerdo a varios analistas, las protestas se han caracterizado por ausencia de líderes y la incorporación, en distintos niveles, de un amplio espectro social, desde la clase baja a la media alta.[24]

    Tanto por el nivel de daño a la infraestructura pública, el número de manifestantes y las medidas adoptadas por el gobierno, las protestas han sido catalogadas como el «peor malestar civil» ocurrido en Chile desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet.[28]

    Las pérdidas económicas de estas protestas se estiman en 3300 millones de dólares, considerando daños a la propiedad pública y privada.[32]

    En respuesta a las manifestaciones, el gobierno de Sebastián Piñera ha anunciado una serie de medidas, denominada «Nueva Agenda Social», que incluye medidas relacionadas a las pensiones, la salud, los salarios y la administración pública.[8]

    Antecedentes

    Precio del transporte público

    Precio de los pasajes del
    sistema de Red Metropolitana de Movilidad
    Tipo de pasaje Tarifa (6-oct)[34]
    CLP USD
    Buses Adulto 710 1,00
    Escolar (superior y media) 230 0,32
    Metro y
    trenes
    Adulto (punta) 830 1,17
    Adulto (valle) 750 1,06
    Adulto (baja) 640 0,90
    Adulto mayor y
    escolar (superior y media)
    230 0,32
    Los estudiantes de enseñanza básica acceden
    a pasaje liberado en toda la red.

    En la ciudad de Santiago de Chile, el precio del transporte público dentro de todo el Gran Santiago es definido por el Panel de Expertos del Transporte Público, quienes tienen como función determinar los ajustes mensuales a las tarifas del sistema de transporte público de pasajeros para la Provincia de Santiago y las comunas de San Bernardo y Puente Alto, de acuerdo a la aplicación automática de la fórmula de cálculo. Este panel asesora y debe notificar al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones sobre la modificación de tarifas.[35]

    El 1 de octubre de 2019, el panel de expertos determinó el ajuste trimestral de tarifas del sistema de transporte público de la Provincia de Santiago y de las comunas de San Bernardo y Puente Alto, señalando que es necesaria el alza de la tarifa de transporte en $10 pesos para el uso de los buses de la Red Metropolitana de Movilidad, en $30 pesos para el uso del Metro de Santiago y Metrotren en horarios punta y valle, y la disminución de $30 pesos en el horario bajo.[36]

    Precio real, ajustado por inflación, del transporte público de Santiago entre el 31 de enero de 2012 y el 6 de octubre de 2019, incluyendo el alza cuya revocación fue anunciada el 19 de octubre.

    Algunos especialistas, como la exministra Paola Tapia, han indicado que existen otros factores que explican el alza. Dentro de estos factores estaría la compra sin licitación de una nueva flota de buses eléctricos para la Red de Metropolitana de Movilidad y la suspensión de la nueva licitación de los servicios de buses, ambas decisiones realizadas por la gestión de la ministra Gloria Hutt.[37]

    Aunque el incremento fue menor, las críticas radican en el alto costo de la tarifa en sí misma, una de las más alta entre los servicios de ferrocarril metropolitano en América Latina (sólo superado por São Paulo).[39]

    El alza se programó para que se ejecutase desde el día domingo 6 de octubre a las 00:00 horas.[41]

    El ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, señaló el 7 de octubre de 2019 que «quien madrugue puede ser ayudado a través de una tarifa más baja»,[45]

    Desigualdad y alto costo de vida

    Pancarta que simula un letrero de recorrido de buses de Red, mencionando hechos que suelen sen indicados como causa de las protestas.

    Según distintos estudios, Chile es uno de los países con mayor desigualdad económica de Latinoamérica[52]

    Dicha desigualdad en el ingreso conlleva desigualdad social, lo cual se manifiesta, por ejemplo, en diferencias educacionales importantes entre los diferentes estratos socioeconómicos. En efecto, se ha comprobado que los jóvenes pertenecientes a los estratos más pobres del país obtienen resultados académicos mucho peores que los jóvenes pertenecientes a los estratos más altos.[57]

    La desigualdad económica también ha provocado que el costo de vida en Chile sea muy alto, por lo que un 60 % de la población no tiene los salarios suficientes para cubrir sus gastos habituales –incluyendo prestaciones como educación o salud que en otros países son gratuitas–, teniendo en definitiva más gastos que ingresos.[62]