Protestas antigubernamentales en Birmania de 2007

Manifestación en las calles de Rangún en señal de protesta.

La ola de protestas antigubernamentales de 2007 en Birmania (también conocido como Myanmar), que comenzó el 15 de agosto de ese año, fue desencadenada por la decisión del Junta Militar de Myanmar de aumentar el precio de la gasolina en un 500%.[4]

Las protestas no consiguieron ningún cambio político en Birmania pero estuvieron cerca de acabar con la dictadura militar.[5]


Contexto

Birmania se transformó en 1962 en un estado socialista de partido único. En 1988 estalló una rebelión de estudiantes y monjes, conocida como Levantamiento 8888 contra el gobierno, pero el General Saw Maung mediante un golpe de estado impuso una dictadura militar que reprimió las protestas, causando entre 3000 y 10.000 muertos.[cita requerida] Desde entonces la dictadura continuó gobernando entre violencia, corrupción y pobreza. En 1990, la líder demócrata opositora Aung San Suu Kyi fue arrestada tras ganar las elecciones, que posteriormente fueron invalidadas.