Protestantismo
English: Protestantism

Protestantismo
Kreuz prot.svg
Fundador(es)Jan Hus, Juan Wiclef (precursores)
Martín Lutero
Juan Calvino
Ulrico Zuinglio
Thomas Cranmer
John Knox
William Tyndale
Thomas Müntzer (iniciadores)
Deidad o deidades principalesLa Santísima Trinidad: Dios Padre, Jesucristo y Espíritu Santo
TipoCristianismo
Número de seguidores estimado801 000 000[1]
Seguidores conocidos comoProtestantes, evangélicos.
Escrituras sagradasBiblia (canon protestante)
Lengua litúrgicaLenguas vernáculas
País o región de origenAlemaniaFlag of Germany.svg Alemania[Aclaración requerida]
Lugares sagradosNazaret, Jerusalén, Belén y el Sinaí[cita requerida]
País con mayor cantidad de seguidoresEstados UnidosFlag of the United States.svg Estados Unidos
SímboloCruz
TemplosIglesias
CleroObispos, pastores, ministros (los títulos varían según la rama)
Religiones relacionadasCatolicismo, ortodoxismo

El protestantismo es una de las principales ramas del cristianismo. Aproximadamente 801 millones de cristianos, o el 36,7% de los 2184 millones de cristianos, son protestantes.[3]

El término protestante hacía referencia originariamente a los partidarios de las ideas luteranas de la Reforma en Alemania a raíz de su protesta y resistencia a los edictos imperiales que intentaban buscar la uniformidad religiosa de Alemania. Para otros, el apelativo se les atribuyó con ocasión de que los príncipes que seguían a Martín Lutero protestaron por no poder asistir a la Dieta de Espira en 1529, apelando al concilio.

La doctrina luterana (algunos elementos centrales de las propuestas de Martín Lutero, además de en las noventa y cinco tesis del manifiesto colocado en la puerta de la Iglesia de Todos los Santos de Wittenberg, Alemania, el 31 de octubre de 1517, se presentan en sus obras 'Catecismo Mayor' y 'Los Artículos de Esmalcalda') giraría en torno a la idea de que la Biblia es la única autoridad en materia de fe para la Iglesia y en la necesidad absoluta de la gracia de Dios para que el hombre, mediante la sola fe en Cristo y el Evangelio, pueda ser salvado por Dios en un acto de conversión interior.

El protestantismo también defiende las doctrinas de la absoluta depravación del hombre y su necesidad total de Dios, la sola mediación de Cristo, la sacramentalidad única del bautismo (cuando la persona reconoce su naturaleza pecaminosa),y la cena del Señor (cuando no son percibidos como símbolos) y las obras buenas como fruto de la fe sola. Además, rechaza la autoridad del papa, salvación por indulgencias, el bautismo de bebés, el purgatorio, el sacrificio incruento de la misa, la devoción a los santos y veneración a imágenes religiosas, el sacramento de la penitencia, la intercesión de la Virgen María y los santos difuntos, etc.

El protestantismo es muy diverso, y es bastante más heterogéneo que las Iglesias católica y ortodoxa, tanto desde el punto de vista teológico como el eclesiástico.[4]​ Los protestantes desarrollaron la idea de la «Iglesia invisible», que se contrapone a la posición católica, que ve en la Iglesia católica la única Iglesia verdadera, fundada por Jesús.

Debido a la diversidad de grupos que se sumaron al protestantismo y sus diferencias doctrinales, el mismo no se corresponde con el modelo de una sola iglesia ni una doctrina homogénea. A pesar de las coincidencias originales expresadas principalmente en las Cinco Solas, aun en sus orígenes, no se podría hablar de un movimiento sólidamente uniforme en este aspecto. El protestantismo habitualmente se expresa en tres tipos de movimientos o congregaciones:

  • Aquel que se corresponde a iglesias históricas de carácter nacional, como la Iglesia de Inglaterra (anglicanismo) en el Reino Unido y el ámbito de sus excolonias, las iglesias luteranas en Alemania y Escandinavia, y las iglesias calvinistas (reformados y presbiterianos) en Suiza, Países Bajos y Escocia. (Las iglesias metodistas y algunas iglesias bautistas, aunque sin carácter nacional, son agrupadas en este primer tipo).
  • Aquel que se corresponde a iglesias históricas de carácter congregacional, como las iglesias congregacionalistas, las iglesias puritanas, las iglesias anabaptistas (menonitas, hermanos) y la mayoría de iglesias bautistas; o a iglesias evangélicas, de carácter libre y generalmente calvinistas, aunque anabaptistas. Suelen llamarse iglesias de la segunda reforma.
  • Aquel que se corresponde a movimientos pentecostales o carismáticos, surgidos de diversas iglesias protestantes o sin continuidad histórica.

Existen en el mundo alrededor de 800 millones de protestantes,[5]​ distribuidos en diferentes denominaciones que siguen diferentes líneas interpretativas de la Biblia.

Etimología

El término protestante deriva del latín protestari, que significa ‘declaración pública o protesta’, en la protesta de los cinco príncipes electores y 14 ciudades imperiales alemanas contra la decisión de la Dieta de Espira en 1529, que reafirmaba el edicto de la Dieta de Worms de 1521, en el que se proscribía creer y enseñar las doctrinas luteranas. El término protestante no se utilizó en su origen para describir a los reformadores, sino posteriormente para describir a los diferentes grupos disidentes de la ortodoxia católica. Desde entonces se ha empleado en diferentes sentidos, siendo común para referirse a aquellos devotos no pertenecientes a la Iglesia católica ni a la ortodoxa.

Se trata de una de las principales divisiones de la cristiandad, junto con las Iglesias ortodoxas orientales, las Iglesias ortodoxas occidentales y el catolicismo. Las doctrinas de las diversas ramas protestantes varían, pero son prácticamente unánimes en lo que implica una relación personal directa del individuo con Dios sin ninguna institución de por medio y la Biblia como autoridad última en asuntos de fe, conocido como sola scriptura.