Proceso de destitución de Donald Trump

Donald Trump (13 de septiembre de 2019)

El proceso de destitución de Donald Trump se inicia a raíz de que un informante denunciara ante el Congreso que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, junto a otros altos funcionarios de su gobierno, habría presionado a líderes de Ucrania para que investigaran al exvicepresidente de Estados Unidos y precandidato presidencial demócrata, Joe Biden y a su hijo Hunter Biden en relación con unas actividades empresariales de este último.[2]

Comienza investigación de la denuncia

El 12 de agosto de 2019, un oficial de inteligencia no identificado presentó una queja ante Michael Atkinson, Inspector General de la Comunidad de Inteligencia (ICIG) bajo la Ley de Protección de Denunciantes de la Comunidad de Inteligencia (ICWPA).[8]

Presuntos implicados

Los informes preliminares implican en primer lugar al presidente Trump y a su abogado personal Rudy Giuliani, así como a Gordon Sondland, Kurt Volker, Lev Parnas, Igor Fruman entre otros, al participar en una negociación considerada ilegal, de naturaleza quid pro quo, para presionar al gobierno ucraniano a tomar medidas que podrían serle útiles a Trump en su campaña de reelección 2020 sacando a la luz supuestos trapos sucios de sus oponentes.[7]

Frente al supuesto abuso de poder de la presidencia de Trump, que radicaría en promover e impulsar intereses políticos personales utilizando para ello al cuerpo diplomático estadounidense y hasta a organismos de defensa de los EE.UU.,[11]

La denuncia del primer informante fue entregada al Congreso de EE.UU el 25 de septiembre de 2019, y publicada al día siguiente;[13]

Trump libera transcripción editada de la llamada

Una transcripción no literal de la llamada supuestamente confirma que Trump solicitó investigar a los Biden para conseguir supuestas pruebas de que fue Ucrania (y no Rusia) quien intervino en las elecciones de 2016 en Estados Unidos.[18]

El 17 de octubre, Mick Mulvaney, jefe de gabinete en funciones de la Casa Blanca, insólitamente reconoció que Trump sí había bloqueado toda la ayuda a Ucrania.[19]

Según el teniente coronel Alexander Vindman, quien estuvo presente durante la llamada, la Casa Blanca sólo ha hecho pública una versión parcial de la conversación, que no incluye todo lo conversado entre Trump y Zelenski.[20]

Trump da la orden a todo el personal de la Casa Blanca de no colaborar

La Casa Blanca respondió oficialmente a los procedimientos de impeachment en una carta del asesor jurídico de la Casa Blanca, Pat Cipollone a Pelosi en la que decía que no cooperaría con la investigación debido a una larga lista de supuestas razones, incluyendo que aún no se había producido una votación de la Cámara de Representantes en pleno o a que las entrevistas preliminares de los testigos se estaban llevando a cabo a puertas cerradas.[22]

Cámara de representantes recibe declaraciones preliminares

El embajador Taylor testificó que le habían dicho que tanto la ayuda militar de Estados Unidos a Ucrania como una reunión en la Casa Blanca entre Trump-Zelenski dependían de que el líder ucraniano anunciara públicamente que se estaban llevando a cabo investigaciones sobre Joe Biden y Hunter Biden, así como una supuesta interferencia ucraniana en las elecciones de 2016.[23]

El teniente coronel Alexander Vindman, director de Asuntos Europeos del Consejo de Seguridad Nacional, declaró que había escuchado la conversación telefónica de Trump con Zelenski y que había compartido sus preocupaciones sobre los comentarios del presidente Trump.[24]

Se abre formalmente el proceso de destitución o impeachment

El 31 de octubre de 2019, la Cámara de Representantes votó 232-196 para establecer procedimientos para las audiencias públicas,[26]