Proceso de destitución
English: Impeachment

  • bill clinton y donald trump, fotografiados en la torre trump en 2000. ambos presidentes fueron investigados y enviados a juicio por la cámara de representantes de los estados unidos (en 1998 y 2019, respectivamente) y absueltos por el senado.
    la presidenta brasileña dilma rousseff junto su par surcoreana park geun-hye en una visita de estado en 2015. ambas fueron juzgadas y destituidas al año siguiente.

    un proceso de destitución[4]​ designa una figura del derecho en países con un modelo de gobierno presidencialista (por ejemplo, países anglosajones como estados unidos, así como la mayoría de los basados en el derecho continental) mediante el cual se puede hacer efectivo el principio de responsabilidad de los servidores o funcionarios públicos, particularmente de los más altos cargos o autoridades —jefes de estado, jefes de gobierno, ministros, magistrados de los tribunales superiores de justicia, generales o almirantes de las fuerzas armadas—, que se realiza ante el parlamento o congreso. la condena o declaración de culpabilidad del acusado puede ocasionar su destitución e incluso su inhabilitación para funciones similares, autorizar que sea juzgado por los tribunales ordinarios de justicia o tener efectos meramente políticos. en cualquier caso, la sanción o sus efectos depende de la constitución del país.

    en el ámbito anglosajón, se refiere a la acusación o impugnación y suele ser el inicio de un proceso de enjuiciamiento político (generalmente en la cámara baja) y posteriormente juicio del acusado (en la cámara alta). el individuo que ha sido objeto de un proceso de destitución deberá hacer frente a la posibilidad de ser condenado por una votación del órgano legislativo, lo cual ocasionaría su destitución e inhabilitación para funciones similares. así, por ejemplo, aunque bill clinton fue objeto de impeachment, no fue depuesto del cargo ya que fue exonerado por el senado.

    en américa latina es típico de sus sistemas presidencialistas y su origen está vinculado al mencionado impeachment del derecho anglosajón y al juicio de residencia del derecho indiano. otros nombre con el que se conoce al proceso en el mundo hispano son procedimiento de destitución, juicio de desafuero, proceso político,[8]impedimento, remoción, deposición, acusación pública, acusación constitucional, acusación en juicio político, vacancia o reprobación.

  • etimología de impeachment
  • historia
  • funcionamiento en distintas jurisdicciones
  • véase también
  • notas
  • referencias
  • bibliografía
  • enlaces externos

Bill Clinton y Donald Trump, fotografiados en la Torre Trump en 2000. Ambos presidentes fueron investigados y enviados a juicio por la Cámara de Representantes de los Estados Unidos (en 1998 y 2019, respectivamente) y absueltos por el Senado.
La presidenta brasileña Dilma Rousseff junto su par surcoreana Park Geun-hye en una visita de Estado en 2015. Ambas fueron juzgadas y destituidas al año siguiente.

Un proceso de destitución[4]​ designa una figura del derecho en países con un modelo de gobierno presidencialista (por ejemplo, países anglosajones como Estados Unidos, así como la mayoría de los basados en el derecho continental) mediante el cual se puede hacer efectivo el principio de responsabilidad de los servidores o funcionarios públicos, particularmente de los más altos cargos o autoridades —jefes de Estado, jefes de Gobierno, ministros, magistrados de los tribunales superiores de justicia, generales o almirantes de las fuerzas armadas—, que se realiza ante el Parlamento o Congreso. La condena o declaración de culpabilidad del acusado puede ocasionar su destitución e incluso su inhabilitación para funciones similares, autorizar que sea juzgado por los tribunales ordinarios de justicia o tener efectos meramente políticos. En cualquier caso, la sanción o sus efectos depende de la Constitución del país.

En el ámbito anglosajón, se refiere a la acusación o impugnación y suele ser el inicio de un proceso de enjuiciamiento político (generalmente en la Cámara Baja) y posteriormente juicio del acusado (en la Cámara Alta). El individuo que ha sido objeto de un proceso de destitución deberá hacer frente a la posibilidad de ser condenado por una votación del órgano legislativo, lo cual ocasionaría su destitución e inhabilitación para funciones similares. Así, por ejemplo, aunque Bill Clinton fue objeto de impeachment, no fue depuesto del cargo ya que fue exonerado por el Senado.

En América Latina es típico de sus sistemas presidencialistas y su origen está vinculado al mencionado impeachment del derecho anglosajón y al juicio de residencia del derecho indiano. Otros nombre con el que se conoce al proceso en el mundo hispano son procedimiento de destitución, juicio de desafuero, proceso político,[8]impedimento, remoción, deposición, acusación pública, acusación constitucional, acusación en juicio político, vacancia o reprobación.