Paulo (jurista)

Julius Paulus Prudentissimus fue uno de los más influyentes y distinguidos juristas romanos.[2]​ sirviendo en la época de la Dinastía Severa del Imperio romano.

Vida

Poco es lo que se conoce de la vida y familia de Paulo. Fue un descendiente de una familia griega que originalmente venía de un desconocido pueblo fenicio o de Patavium, actual Padua, Italia. La posibilidad que esta última sea el origen se basa en una inscripción encontrada en una estatua de este lugar, en honor a Paulo.[1]

Durante los reinados de los emperadores Septimio Severo y Caracalla, Paulo sirvió como jurista. Estuvo exiliado por el emperador Heliogábalo, pero rescatado del mismo por Alejandro Severo. Severo y su madre, Julia Mamea en 222, nombraron a Paulo como uno de los consejeros del emperador entre 228-235. Paulo fue el Prefecto del pretorio de la Guardia Pretoriana. Paulo fue contemporáneo al jurista Ulpiano. Paulo aparentemente siguió la carrera del ex Pretor prefecto Papiniano. Gracias a su cautela en opinión política, el emperador Gordiano III le otorgó el título honorífico de Prudentissimus.[3]