Paisajismo acuático
English: Aquascaping

Paisaje acuático que evoca una cueva rodeada por árboles muertos.

El paisajismo acuático es el arte y la técnica de conjuntar de forma estética piedras, rocas, plantas acuáticas o maderas fosilizadas en el interior de un acuario. Es decir: es una forma de jardinería bajo el agua.

Los diseños del paisajismo acuático presentan diversos estilos, como los acuarios de estilo neerlandés,[3]​ Por lo general, un paisaje acuático albergará tanto peces e invertebrados acuáticos como plantas, aunque es también posible crear una composición solo con plantas, o incluso únicamente con rocas.

A pesar de que el objetivo primario sea crear un paisaje subacuático artísticamente dispuesto, deben tenerse también muy en cuenta los aspectos técnicos del mantenimiento de las plantas acuáticas. Para asegurar la persistencia del sistema cerrado de un tanque de acuario es preciso equilibrar multitud de factores, entre los que se incluyen el filtrado, el mantenimiento de niveles de dióxido de carbono e iluminación adecuados para la fotosíntesis y el control del crecimiento de algas.[4]

Los aficionados al paisajismo acuático intercambian plantas, convocan concursos y comparten fotografías e información a través de Internet.[7]

Diseños

Estilo neerlandés

Acuario de estilo neerlandés.

Los acuarios de estilo neerlandés incluyen múltiples especies de plantas, con hojas de distintos colores, medidas y texturas que imitan un jardín en flor. Este estilo se desarrolló en los Países Bajos en la década de 1930, cuando comenzaron a estar disponibles los equipos comerciales para acuarios de agua dulce.[3]

Estilos japoneses

Paisajismo naturalista

Un acuario de estilo naturalista que recuerda una cadena de montañas.

Una aproximación diferente es el «paisajismo naturalista», o estilo japonés, propuesto en los años 1990 por Takashi Amano.[10]

Estilo Iwagumi

Acuario de estilo Iwagumi, con la piedra Oyaishi a la derecha.

El estilo Iwagumi es un subtipo concreto del estilo naturalista. La palabra Iwagumi (岩組?) significa en japonés «formación rocosa» y sirve para describir un diseño en el que las piedras juegan el papel principal.[14]

Estilo jungla

Paisaje acuático de tipo jungla.

Algunos acuaristas referencian también un estilo «jungla » o «jungla salvaje» diferente tanto del estilo neerlandés como del estilo naturalista. Su característica fundamental es permitir que las plantas adopten un aspecto natural y exento de podas. Los acuarios de tipo jungla suelen mostrar pocos elementos sólidos (madera o rocas) y escaso espacio abierto. Las plantas de hojas robustas y formas más toscas, como Echinodorus bleheri, proporcionan un aspecto salvaje a la composición. A diferencia del estilo naturalista, el estilo jungla no sigue líneas limpias, ni emplea texturas delicadas. Se imita el efecto del dosel arbóreo mediante la combinación de sustratos oscuros, plantas altas que crecen hasta la superficie y plantas flotantes que bloquean la luz ofreciendo un aspecto tamizado. Otras plantas frecuentes en acuarios de tipo jungla son Microsorum pteropus, Bolbitis heudelotii, Limnobium laevigatum y diversas especies de los géneros Sagittaria, Vallisneria, Crinum , Aponogeton, Echinodorus, Hygrophila o Anubia.[16]

Acuarios de biotopo

Biotopo con cíclidos del Lago Malawi, en el Artis Royal Zoo de Amsterdam. Nótese la ausencia de plantas verdes, propia de los hábitats de los lagos del Gran Valle del Rift.

Los estilos anteriores combinan especies de plantas y animales en función del impacto visual deseado, sin considerar su origen geográfico. Los acuarios de biotopo, en cambio, están diseñados para replicar exactamente un hábitat acuático concreto en una ubicación geográfica particular. Las plantas y los peces deben corresponder a los que se encontrarían en la naturaleza en el hábitat representado. Así mismo, se replica cualquier otro elemento, como rocas, madera o incluso la composición química del agua. Dado que solo se incluyen organismos que viven juntos en la naturaleza, un acuario de biotopo permite el estudio de las interacciones ecológicas en un marco relativamente natural.[18]

Paludarios

Paludario.

Un paludario es un acuario que combina entornos acuáticos y terrestres. Estos diseños pueden representar hábitats como selvas tropicales, junglas, riveras, marismas, o playas.[20]

Arrecifes de agua salada

Acuario de arrecife.

Los estilos neerlandés y japonés son propios de acuarios de agua dulce ya que hay pocas plantas ornamentales que crezcan en agua salada. Los acuarios marinos intentan, en cambio, imitar el aspecto de un arrecife. La roca viva forma la estructura principal de estos acuarios, que se pueblan con corales y otros invertebrados marinos así como algas coralinas, que cubren la misma función estética que las plantas en el agua dulce.[22]

La iluminación juega un papel especialmente importante en los acuarios de arrecife. Muchos corales, además de moluscos como las tridacnas, contienen organismos fluorescentes endosimbiontes llamados zooxantelas.[24]