Menorca
English: Menorca

Isla de Menorca
Illa de Menorca
Menorca.jpg
Ubicación geográfica
ArchipiélagoIslas Baleares
MarMediterráneo
Coordenadas39°58′00″N 4°05′00″E / 39°58′00″N 4°05′00″E / 4.0833333333333
Ubicación administrativa
PaísEspañaFlag of Spain.svg España
ComunidadIslas BalearesFlag of the Balearic Islands.svg Islas Baleares
Consejo InsularConsejo Insular de Menorca
Datos geográficos
Superficie701,80 km²
Punto más alto358 metros (Monte Toro)
Demografía
CapitalMahón
Población94.559 habitantes
Densidad134,73 hab./km²
Gentiliciomenorquín, -a
Otros datos
BanderaBandera de Menorca.svg
Parlamento de las Islas Baleares13 diputados
SenadoJuana Francisca Pons Vila
Mapa de localización
Baleares-rotulado.png

Menorca es la isla más oriental y septentrional de las Islas Baleares (España), así como una de las islas más septentrionales del Mediterráneo. Es la segunda en extensión y tercera en población del archipiélago balear. Su nombre proviene del latín Minorica, debido a que los romanos así la denominaron por ser de menor tamaño que la isla de Mallorca (Maiorica). La capital de la isla es Mahón, en la costa este, mientras que el municipio más poblado es Ciudadela de Menorca en el oeste.

Fue declarada Reserva de Biosfera el 8 de octubre de 1993 por la Unesco. Menorca tiene una población de 94.559 habitantes para 2018, por lo que es la tercera isla más poblada de Baleares, tras Mallorca e Ibiza.[2]

Geografía

Ubicación

Menorca, con una extensión de 701 km2, se ubica en medio del Mediterráneo Occidental (entre los paralelos 39° 47' 55'' y 40° 05' 17'' N y entre los meridianos 10° 08' 05'' y 10° 41' 28'' E), casi equidistante de tierras argelinas y francesas, así como de la isla de Cerdeña y de la península ibérica, siendo la más septentrional y oriental de las Islas Baleares. De hecho, es el territorio español más oriental y el primer lugar donde amanece en España. La isla de Menorca y los islotes que la rodean constituyen un resumen del Mediterráneo Occidental, en el que se pueden encontrar la mayor parte de los ecosistemas característicos de esta región, excepto los fluviales y los de montaña. Pero a la vez, Menorca contiene numerosas especies endémicas o tirrénicas, es decir, exclusivas de esta isla o bien compartidas solo con otras tierras cercanas como Mallorca, Córcega y Cerdeña. Esta mezcla de generalidades y singularidades hace especialmente atractivo el patrimonio natural de este territorio, a la vez fuertemente humanizado desde hace 4000 años.

Clima

El clima de Menorca es típicamente mediterráneo, con temperaturas medias anuales de 16,7 °C. De acuerdo con la clasificación climática de Koppen, toda la isla posee un clima mediterráneo (Csa).[3]​ Las precipitaciones anuales medias son de 600 mm, concentradas principalmente en otoño y con un marcado carácter torrencial. Además, hay una importante variación interanual con largos periodos de sequía repartidos irregularmente a lo largo de los años. Esto hace que en Menorca solo puedan vivir especies adaptadas a soportar largos veranos secos y calurosos. Un aspecto importante de la climatología de Menorca es el viento predominante del norte, la tramontana aunque desde abril hasta julio disminuye su predominancia al alternar con vientos de componente sur.

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de Observatorio del Aeropuerto de Menorca (91 msnm) (Periodo de referencia: 1981-2010) WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Anual
Temp. máx. abs. (°C) 20.2 21.0 27.2 25.7 30.7 33.8 39.6 36.6 32.6 30.2 25.2 20.8 39.6
Temp. máx. media (°C) 14.1 14.2 15.9 18.0 21.6 25.8 28.9 29.2 26.2 22.7 18.1 15.2 20.8
Temp. media (°C) 10.8 10.8 12.3 14.3 17.8 21.8 24.9 25.4 22.6 19.4 14.9 12.1 17.2
Temp. mín. media (°C) 7.5 7.4 8.6 10.6 13.9 17.8 20.8 21.5 18.9 16.1 11.6 9.0 13.6
Temp. mín. abs. (°C) −2.4 −1.1 0.1 3.2 6.4 10.2 14.0 13.6 8.9 7.6 2.4 1.4 −2.4
Precipitación total (mm) 52.5 53.7 38.3 45.1 37.2 13.5 2.8 19.8 61.2 78.3 88.4 61.2 546.5
Días de precipitaciones (≥ 1 mm) 7.1 6.9 5.8 6.0 4.4 2.0 0.6 2.0 5.4 7.4 8.1 8.8 63.6
Días de nevadas (≥ ) 0.2 0.4 0.1 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.1 0.9
Horas de sol 144 146 202 222 270 311 347 312 225 183 142 130 2632
Humedad relativa (%) 77 76 73 72 70 64 63 65 70 75 75 77 72
Fuente: Agencia Estatal de Meteorología[5]

Los récords climatológicos más destacados registrados en el observatorio del Aeropuerto de Menorca desde 1965 son los siguientes: La temperatura máxima absoluta de 39,6ºC registrada el 26 de julio de 1983, la temperatura mínima absoluta de −2,4 registrada el 9 de enero de 1985, la precipitación máxima en un día de 121,3 mm el 21 de diciembre de 1979, y la máxima racha de viento de 144 Km/h registrada el 27 de septiembre de 1965.[6]

Formación geológica

Vista de la bahía desde el Santuario de la Virgen del Toro.

A finales del Oligoceno y principios del Mioceno la isla sufrió un proceso de distensión tectónica. El resultado fue la formación de pequeñas fosas en el norte y el hundimiento de toda la parte meridional, que quedó por debajo de la mar durante un periodo de casi 12 millones de años. Ocasionalmente el norte también se vio invadido por aguas marinas durante periodos mucho más cortos, de manera que Menorca en estos periodos debió estar cubierta totalmente por las aguas marinas. Esto se sabe porque según recientes campañas y, a pesar de la exhaustividad de las prospecciones, cada vez es más claro que en Menorca no se encuentran verdaderos troglobios terrestres, y por tanto, no hay ningún vestigio viviente de una fauna arcaica. Estos datos bioespeleológicos actualmente disponibles hacen concluir que Menorca habría quedado sumergida durante las transgresiones marinas del Tortoniense. De esta manera, el origen de la fauna cavernícola (y de la fauna en general) de Menorca habría interpretarlo sobre la base de forestaciones sucedidas entre el Tortoniense y el Mesiniense, a partir de stocks faunísticos procedentes fundamentalmente del SE ibérico, ya que entre los dos pisos mencionados se dieron conexiones de tierra firme entre Iberia y Baleares (véase, por ejemplo, Rotglá y Steininger, 1983).

Durante la inmersión del sur de la isla se desarrollaron arrecifes de coral. Estos ecosistemas generan grandes cantidades de sedimentos calcáreos que se van acumulando para dar lugar finalmente a rocas calcáreas. Esto es lo que ocurrió en Menorca, de manera que la mayoría de la roca que hay en la región de Migjorn deriva de aquellos antiguos arrecifes coralinos. Son terrenos terciarios similares a los que podemos encontrar en las otras islas del archipiélago. Pero la mitad norte que quedó emergida son terrenos primarios y secundarios, mucho menos frecuentes en las islas (e incluso hay pizarras del Carbonífero que no se encuentran en ningún otro lugar).

Esto da una personalidad propia en la isla, tanto desde el punto de vista paisajístico, como biológico. La historia geológica de esta isla ha sido muy movida, pero se podría decir que desde mediados de la Era Terciaria (el Mioceno medio, hace unos 15 millones de años) la isla es similar a como la encontramos ahora.