Madrid de Di Stéfano

El «Madrid de Di Stéfano» o «Real Madrid de Di Stéfano» es el nombre con el que se conoce al Real Madrid Club de Fútbol durante su período de finales de los años cincuenta y principios de los sesenta en el que el club se convirtió en el más laureado e importante de la época merced al número de títulos cosechados y de la importancia de los mismos, siendo el máximo estandarte el jugador hispano-argentino Alfredo Di Stéfano ya que su llegada al club fue el que marcó el devenir del club. Debido a ellos, donde destacaron de manera consecutiva cinco trofeos de la máxima competición europea de clubes, la Copa de Europa, es también conocido en tal referencia como el «Madrid de las cinco Copas de Europa», siendo un hito no igualado desde entonces en los sesenta años de vida del torneo.[2]

Algunos de los integrantes más conocidos y emblemáticos de dicha etapa fueron también el hispano-húngaro Ferenc Puskás, el hispano-argentino Héctor Rial, el español Paco Gento y el francés Raymond Kopa entre otros, permitiendo que el club levantase durante los once años desde la llegada del jugador hispano-argentino un total de veinte trofeos entre los que destacan las ya mencionadas cinco Copas de Europa, una Copa Intercontinental y ocho Ligas.[3]

Di Stéfano

Alfredo Di Stefano en el Real Madrid C. F.

Alfredo Di Stéfano Laulhé,[6]

Fue durante muchos años el máximo goleador de la historia del Real Madrid Club de Fútbol, club donde militó once temporadas anotando más de trescientos goles en poco más de cuatrocientos partidos oficiales, superando la barrera de los quinientos tantos computando los partidos amistosos.[8]​ Pese a lo que considere la FIFA y la IFFHS, Di Stéfano es considerado por algunos entendidos y aficionados como el mejor jugador de todos los tiempos y su nombre va directamente ligado al Real Madrid, ya que, no en vano, su fichaje por el equipo merengue, hizo cambiar el curso de la historia de este equipo, llegándose a considerar el mejor club del siglo XX, merced sobre todo a las Copas de Europa que este club consiguió desde que el jugador aterrizó en el club en 1953. Asimismo, de Di Stéfano cabe destacar su exquisita calidad técnica y su polivalencia en el campo, siendo por ello, considerado por algunos el jugador más completo que ha dado el fútbol a nivel mundial.

Su debut con el equipo madrileño se produjo el 23 de septiembre de 1953 contra el A. S. Nancy-Lorraine francés en un partido amistoso con derrota por 4-2 y en el que anotó un tanto, mientras que su debut oficial fue cuatro días después en un enfrentamiento de Liga contra el Real Racing Club de Santander en el que el equipo madridista venció por 4-2 y en el que Di Stéfano anotó un gol de cabeza.[9]

Con la llegada del jugador, el club conquistó a nivel nacional ocho de las siguientes diez ligas —título que no logrba el club desde hacía dos décadas— y una Copa del Generalísimo, erigiéndose además como «pichichi» de la Liga en cinco campeonatos.[4]​ Su último partido oficial con el club blanco fue el 27 de mayo de 1964 en una derrota por 3-1 contra el F. C. Internazionale Milano en la final de la Copa de Europa de 1963-64.

Entre los logros personales durante su estancia en el club destacan un Super Balón de Oro —siendo el único jugador del mundo que posee el galardón—,[11]