Música de los Estados Unidos

  • la música de los estados unidos es un reflejo de la población multiétnica del país a través de una amplia gama de estilos. entre los géneros de mayor reconocimiento internacional, que tienen sus orígenes en el país, destacan marcha, country, bluegrass, las llamadas músicas afroamericanas, como el blues, hip_hop, góspel, rhythm and blues, jazz, house, música disco, ragtime y rock and roll. otros géneros musicales que tienen su origen en el país son pop, techno, reguetón, salsa (género musical), y barbershop. además de varios subgéneros, como el dixieland, y otras músicas regionales. asimismo, existen variaciones como la música cinematográfica y los musicales.

    esta rica herencia musical es fruto de numerosas influencias entre las que destaca la interacción entre las tradiciones clásicas europeas y la vitalidad de las expresiones regionales y étnicas. de hecho, muchos compositores de música clásica han trabajado sobre formas populares.

    son innumerables las canciones y composiciones escritas por estadounidenses que son conocidas en todo el mundo, como, por ejemplo, «jingle bells» (1857), «cumpleaños feliz» (1893), o estándares de jazz como «when the saints go marching in» además de las que forman parte del cancionero estadounidense, el great american songbook.

    los estados unidos representan el mayor mercado de la industria musical a nivel mundial, con un valor total de 4.372,9 millones de dólares, y en 2011 encabezaba el ranking mundial de ventas globales de música, con el 26 % de las ventas en el mundo, seguido por japón, con el 25%.[1]

  • músicas afroamericanas
  • musicales
  • rock and roll
  • música folclórica
  • música clásica
  • industria musical
  • referencias
  • enlaces externos

La música de los Estados Unidos es un reflejo de la población multiétnica del país a través de una amplia gama de estilos. Entre los géneros de mayor reconocimiento internacional, que tienen sus orígenes en el país, destacan marcha, country, bluegrass, las llamadas músicas afroamericanas, como el blues, Hip_hop, góspel, rhythm and blues, jazz, house, música disco, ragtime y rock and roll. Otros géneros musicales que tienen su origen en el país son pop, techno, reguetón, Salsa (género musical), y Barbershop. Además de varios subgéneros, como el dixieland, y otras músicas regionales. Asimismo, existen variaciones como la música cinematográfica y los musicales.

Esta rica herencia musical es fruto de numerosas influencias entre las que destaca la interacción entre las tradiciones clásicas europeas y la vitalidad de las expresiones regionales y étnicas. De hecho, muchos compositores de música clásica han trabajado sobre formas populares.

Son innumerables las canciones y composiciones escritas por estadounidenses que son conocidas en todo el mundo, como, por ejemplo, «Jingle Bells» (1857), «Cumpleaños feliz» (1893), o estándares de jazz como «When the Saints Go Marching In» además de las que forman parte del cancionero estadounidense, el Great American Songbook.

Los Estados Unidos representan el mayor mercado de la industria musical a nivel mundial, con un valor total de 4.372,9 millones de dólares, y en 2011 encabezaba el ranking mundial de ventas globales de música, con el 26 % de las ventas en el mundo, seguido por Japón, con el 25%.[1]