Lockheed L-188 Electra

L-188 Electra
Atlantic.airlines.electra.g-lofd.arp.jpg
Lockheed L-188 Electra de Atlantic Airlines.
TipoAvión comercial
FabricanteBandera de Estados Unidos Lockheed Corporation
Primer vuelo6 de diciembre de 1957
Introducido12 de enero de 1959
EstadoEn servicio
UsuarioBandera de Estados Unidos American Airlines
Usuarios principalesBandera de Estados Unidos Eastern Airlines
Bandera de Estados Unidos Braniff Airlines
Bandera de los Países Bajos KLM
otros
Producción1957 - 1961
N.º construidos170
VariantesLockheed P-3 Orion

El Lockheed L-188 Electra es un avión comercial cuatrimotor turbohélice de ala baja diseñado y construido por la compañía estadounidense Lockheed Corporation entre los años 1957 y 1961, como respuesta al requerimiento de la compañía American Airlines de un avión que pudiera operar las rutas nacionales de corto y medio alcance.[2]

Muchos de los Lockheed L-188 Electra fueron convertidos en aviones de carga, y algunos de ellos siguen en funcionamiento a principios de 2016, estando en servicio también algunos ejemplares adaptados para la lucha contra incendios, como avión cisterna,[4]

El modelo sirvió de base para el avión de patrulla marítima Lockheed P-3 Orion, avión que sigue en servicio en múltiples fuerzas aéreas del planeta.

Historia

El desarrollo del Lockheed L-188 Electra comenzó en el año 1954 atendiendo a un requerimiento de la compañía American Airlines de un avión que pudiera realizar satisfactoriamente sus rutas de corto y medio alcance. El primer prototipo realizó su primer vuelo el 6 de diciembre de 1957. Muchas otras compañías aéreas se interesaron en el modelo, y pronto la lista de pedidos alcanzaba las 144 unidades. Su primer vuelo comercial fue el 12 de enero de 1959, formando parte de la compañía Eastern Airlines.

Sin embargo, el optimismo de la Lockheed Corporation sobre las ventas futuras del modelo se vio afectado por una serie de accidentes ocurridos entre 1959 y 1960 —en dos de los cuales el aeronave se partió en pleno vuelo—, que provocaron muchas cancelaciones de pedidos. Como medida preventiva, a los Electra que estaban en servicio se les aplicaron restricciones de velocidad y altitud de vuelo.

Después de una larga investigación llevada a cabo por Lockheed junto con la NASA, finalmente se descubrió que la causa de la ruptura de la estructura del avión era un error en el diseño de la estructura de los motores, los cuales generaban una vibración que se transmitía por el avión. Toda la estructura fue rediseñada, recibiendo múltiples refuerzos estructurales, pasando todas las unidades existentes del L-188 por un programa de modificaciones que se denominó LEAP (Lockheed Electra Action Program, en español: «Programa de Acción del Lockeed Electra»), que logró solucionar el problema, y permitió que se suspendieran las restricciones de vuelo que tenían que cumplir hasta el momento.

Sin embargo, la imagen del modelo se había visto seriamente dañada entre los usuarios de transporte aéreo de Estados Unidos, siendo uno de los motivos que llevaron a su temprano cese de fabricación, entregándose la última unidad, un L-188C, a la compañía Garuda Indonesian Airways el día 15 de enero de 1961.