Lista negra
English: Blacklisting

Una lista negra es una lista de personas, instituciones u objetos que deben ser discriminados en alguna forma con respecto a los que no están en la lista. La discriminación puede ser social, técnica o de alguna otra forma. Cuando la discriminación es positiva se habla de lista blanca.

Su uso puede ser repudiable ya que, en general no se ajusta a las normas legales que otorga el derecho a las personas: un juicio justo, derecho a la defensa, suposición de inocencia, etc. Así, el tribunal de Lüneburg, Alemania, prohibió el 27 de septiembre de 2007 (Az. 7 O 80/07) a un proveedor de servicios de servidores colocar en la lista negra de su servidor de correo electrónico a un competidor que enviaba spam. El tribunal consideró la libre competencia de las empresas más relevante que la protección contra spam.[1]

Listas negras en la política y en la sociedad

  • Las versiones clásicas son las listas de proscripción, que eran utilizadas en la Antigua Roma de los tiempos de Lucio Cornelio Sila. En ellas estaban los nombres de los indeseados por el régimen que debían ser asesinados.
  • El Index Librorum Prohibitorum fue el índice oficial de libros prohibidos por la Santa Sede.
  • En las dictaduras a menudo existen listas con los enemigos del régimen y los libros prohibidos.
  • Los grupos terroristas suelen tener listas con los objetivos de secuestro, extorsión, o asesinato.
  • En los EE. UU., durante el macarthismo, personas denunciadas como comunistas o antiestadounidenses pasaban a formar parte de listas negras. Las personas incluidas en estas listas tenían grandes dificultades para ser contratadas. El uso de estas listas fue especialmente notable en la industria del cine (la lista negra de Hollywood), y algunos de los represaliados más conocidos fueron Charlie Chaplin y los llamados diez de Hollywood.La lista negra de Hollywood fue la práctica de negar el empleo a guionistas, actores, directores, músicos, y otros profesionales del entretenimiento estadounidenses durante la mitad del siglo XX porque fueron acusados de tener simpatía o lazos comunistas. A los artistas se les impidió trabajar. Incluso durante el periodo de su aplicación más estricta, desde finales de los años 1940 hasta finales de lista negra era rara vez se hacía explícita o verificable, sino que directamente dañaban la carrera profesional de decenas de personas que trabajaban en la industria del cine.La primera lista negra sistemática de Hollywood fue instituida el 25 de noviembre de 1947.[2]
  • * En Argentina después de iniciar su primera presidencia Juan Domingo Perón su ministro Raúl Apold, mantenía un férreo control sobre la actividad artística y era conocido su poder de veto para que determinados actores no fueran contratados por las radios, teatros y productoras cinematográficas. No eran comunicaciones oficiales .El funcionario consideraba importante lograr que artistas nacionales y extranjeros proclamaran las bondades del gobierno y no aceptaba una negativa a colaborar[cita requerida]: los actores Agustín Barrios, Alberto de Mendoza, Orestes Caviglia, María Rosa Gallo, Claudio Martino y Camilo Da Passano fueron despedidos de la obra Prontuario, que producía y dirigía Luis Sandrini en el Teatro Astral por negarse a firmar una nota apoyando la reelección de Perón; de ellos solamente Mendoza pudo reintegrarse a la actividad un año después, gracias a la intercesión de Fanny Navarro, en tanto los otros sólo pudieron trabajar en el interior del país o en el extranjero.[5]
  • En Argentina entre 1955 y 1959 durante las dictaduras de Eduardo Lonardi y Pedro Eugenio Aramburu se prohibió la actuación de figuras artísticas y culturales por haber tenido contacto con el justicialismo. Entre ellos Hugo del Carril que luego de estar detenido por orden judicial en el penal de las Heras. Los artistas vinculados con el peronismo fueron incluidos en listas negras, obras como "La Quintrala, doña Catalina de los Ríos y Lisperguer", que se retiró de cartel por orden oficial de la dictadura. La llamada "Revolución Libertadora", dificultó también, hasta su bajada de cartel, los filmes "Más allá del olvido" y "Una cita con la vida".[cita requerida][10]
  • En Chile se corrió el rumor de listas negras durante el gobierno socialista de Salvador Allende, posteriormente Los Archivos desclasificados de la CIA liberados a partir de 1999, negaron tajantemente dicha posibilidad, demostrando que las supuestas listas formaban parte de la guerra psicológica de la Marina de Chile para justificar el Golpe de Estado. El plan se usó como una de las justificaciones del Golpe de Estado, y jugó un papel determinante en la radicalización de los militares y civiles partidarios de la dictadura militar, que temiendo ser víctimas de crímenes alevosos por los izquierdistas, impusieron la lógica de "ellos o nosotros"[11]
  • En Venezuela el diputado chavista Luis Tascón publicó en su página web una lista de los ciudadanos que habían firmado para activar el referéndum revocatorio. Dicha lista fue usada luego por los organismos gubernamentales para discriminar a los trabajadores públicos que aparecían en ella.[12]
  • En El Salvador durante los años de la guerra civil salvadoreña existieron de forma extensa y casi pública las listas negras, usadas mayoritariamente por los escuadrones de la muerte de El Salvador, como medio de propaganda y terror sistemático contra la población civil o los opositores políticos que reclamaban un estado de derecho y respeto a los derechos humanos.
  • En Argentina durante el Proceso de Reorganización Nacional se confeccionaron listas negras de unos 330 intelectuales, comunicadores sociales y artistas.Entre ellos estaban los actores Norma Aleandro y Héctor Alterio, la cantante folklórica Mercedes Sosa, el escritor Julio Cortázar o el pianista, director y compositor de tango Osvaldo Pugliese, quienes se oponían al gobierno militar.[13]
  • Lista negra de compañías aéreas prohibidas en la Unión Europea