Latinos

Latinos
Italie -800.png
Los pueblos de la península itálica al principio de la edad del hierro:

     Ligures     Venetos     Etruscos     Picenos     Umbros

     Latinos     Oscos     Mesapios     Magna Grecia     Sículos

Información
IdiomaLatín, falisco
Principales ciudadesRoma, Lavinium, Preneste, Tibur, Alba Longa, Tibur, Fidaene, Gabii, Aricia, Tolerus, Velia, Celio, Quirinal, Castrimoenium, Tusculum, Lanuvium, Cora, Signia, Satricum, Sutrium, Nepete
RegiónLacio
Correspondencia actualItalia central
Pueblos relacionadosFaliscos

Los latinos (en latín: Latini) eran una de las muchas etnias de origen indoeuropeo, que llegaron a Italia en el curso del II milenio a. C. Su lugar de origen no se conoce con exactitud. Las dos hipótesis más acreditadas son la de Europa central danubiana o, según la historiografía greco-romana, la de Asia Menor. Estaban emparentados con otras poblaciones itálicas (sabinos, umbros, sículos etc.) particularmente con los faliscos, cuya emigración fue, si no contemporánea, cuando menos cronológicamente próxima a la de los latinos.

Es el nombre del antiguo pueblo que habitaba el Lacio cuya lengua era el latín. La antigua Roma era originalmente una aldea de la nación latina; por eso, posteriormente, se llamó a los antiguos ciudadanos romanos también latinos.

Tradición histórico-literaria del origen

Federico Barocci: Eneas escapa de Troya (1598), Galería Bourgeois, Roma.

En la Teogonía (1010 a. C. / 1014 a. C.), Hesíodo se refiere a la figura de Latino, rey que gobernaba sobre un pueblo del Tirreno: los latinos. Esta es la primera ocasión en la que son citados como habitantes del Latium (Lacio). Los primeros en establecer una conexión entre esta última región y una ciudad de Asia Menor, Troya (a través de la figura de Eneas), fueron dos escritores griegos del siglo V a. C., Helánico de Lesbos y Damastes de Sigeo. Posteriormente (300 a. C. aprox.), el historiador siciliano Timeo de Tauromenio, hace la mención del origen del troyano de los penates custodiados en un santuario de Lavinium (Lavinia), ciudad sagrada para toda la nación latina. Fabio Píctor, Tito Livio, Dionisio de Halicarnaso, Apiano y Dion Casio acreditan la versión de Helánico, de Damaste y de Timeo.

En su historia de Roma, Livio escribe:

«Oppidum condunt; Aeneas ab nomine uxoris Lavinium appellat»

«fundando pues una ciudad a la que Eneas, por el nombre de su esposa, llamó Lavinia»

Livio[1]

En esos mismos años dicha leyenda será sublimada poéticamente en la Eneida de Virgilio. Según la opinión de los historiadores de la antigüedad y el mayor poeta épico romano, después de las muertes del rey Latino y de Eneas, la población autóctona comenzó a mezclarse con los troyanos para dar origen al pueblo latino (siglo XII a. C.)