La Habana
English: Havana

La Habana
Capital de Cuba
CollageHavana.jpg

Flag of City of Havana.svg
Bandera
Coat of arms of La Habana.svg
Escudo

La Habana ubicada en Cuba
La Habana
La Habana
Localización de La Habana en Cuba
LocationHavana.png
Ubicación de La Habana
Coordenadas23°08′12″N 82°21′32″O / 23°08′12″N 82°21′32″O / -82.358888888889
Idioma oficialEspañol
EntidadCapital de Cuba
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaLa Habana
Presidente del Consejo de la Administración ProvincialReinaldo García Zapata
Eventos históricos 
 • Fundación1514-1519 (Pánfilo de Narváez y Juan de Rojas Manrique)
Superficie 
 • Total728 3 km²[1]km²
Altitud 
 • Media59 m s. n. m.
ClimaTropical seco Aw
Población (2010) 
 • Total2 141 652 hab.
 • Densidad2 913 6 [2]​ hab/km²
Gentiliciohabanero, -ra
Huso horarioUTC-5
 • en veranoEST (UTC-4).
Código postal10000–19999
Prefijo telefónico7
Patrono(a)San Cristóbal
Paseando por La Habana, 2007. Fotografía de Araucochinchon

.

La Habana es la capital de la República de Cuba, su urbe más grande, el principal puerto, su centro económico-cultural y su principal polo turístico. Es la ciudad más poblada del país, con una población de 2 106 146 habitantes según datos de 2012,[4]​ y la tercera más poblada de la región del Caribe. Como capital de Cuba, la ciudad es la sede oficial de los órganos superiores del Estado y el Gobierno cubano, de todos los organismos centrales y de casi la totalidad de empresas y asociaciones de ámbito nacional. Además, reúne la mayor cantidad de sucursales y casas matrices de las entidades extranjeras radicadas en Cuba.

Fundada en 1514 (inicialmente en la costa sur de la isla) por el conquistador Pánfilo de Narváez (bajo las órdenes de Diego Velázquez de Cuéllar), bajo el nombre fundacional de Villa de San Cristóbal de La Habana,[7]​ convirtiendo a la ciudad en una de las mejor defendidas del Nuevo Mundo.

El 20 de diciembre de 1592, Felipe II confiere a la villa el título de "ciudad", veintinueve años después de que el gobernador de Cuba trasladara a ella su residencia oficial desde Santiago de Cuba, sede hasta entonces del gobierno de la isla. En 1634 por Decreto Real se le declaró "Llave del Nuevo Mundo y Salvaguarda de las Indias Orientales" y en 1665, se le concedió el derecho de ostentar su propio escudo, en el que estuvieron representadas, mediante tres torreones, las fortalezas (La Real Fuerza, El Morro y La Punta) que defendían la ciudad.

El azúcar y el comercio influyeron notablemente en que durante los siglos XIX y XX la urbe experimentara no solo un profundo proceso de expansión de su territorio sino también de crecimiento demográfico, socio-económico y cultural, factores que convirtieron a La Habana en una de las ciudades más ricas y notorias de la zona de América Central y Caribe. Surgen durante esa etapa nuevos barrios como El Cerro o El Vedado, donde se concentraría la nueva burguesía habanera; mientras, las zonas antiguas de la ciudad se convertirían en áreas de casa de inquilinato y ciudadelas. No es hasta los años 50 del siglo XX que comienza a configurarse la actual forma de la capital, producto de la aparición del concepto especulativo de propiedad horizontal así como el establecimiento de centros y subcentros urbanos a lo largo de ese siglo. El triunfo de la Revolución cubana y la aplicación de proyectos de transformación nacional trajeron consigo el aumento de la emigración hacia las urbes, provocando el boom demográfico en La Habana, y con ello su expansión, esta vez hacia las zonas del este y el sur.

Su patrimonio histórico, arquitectónico y sobre todo cultural, expresado en la fusión entre europeos, africanos y aborígenes en un inicio, junto a otros componentes étnicos y culturales más contemporáneos, convierten a la ciudad en una importante receptora de turismo internacional y en el centro de la vida nacional. Su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1982,[8]​es hoy uno de conjuntos arquitectónicos mejor conservados de América Latina. Entre sus monumentos más representativos se encuentran la Catedral de la Habana, la Plaza de Armas, el Castillo del Morro, el Museo de la Revolución, el Palacio Nacional de Bellas Artes, el Gran Teatro de La Habana, el Capitolio, la Plaza de la Revolución y el Malecón, quizás el símbolo más reconocido a nivel internacional de la ciudad.

Toponimia

Aunque hay varias hipótesis sobre el origen indígena de esta designación, la más aceptada sugiere que el nombre de la villa se deriva de un cacique taíno llamado Habaguanex, que controlaba la zona de su primer asentamiento.[9]

Otras versiones consideran que proviene de una corrupción de la palabra taína sabana, pronunciada en el dialecto de los arahuacos occidentales cubanos como jabana la cual pasó al español actual con su significado original. Aparentemente así denominaban los aborígenes a la comarca del sur de La Habana y Matanzas, que es una gran llanura. Otra tesis menos probable plantea que viene de haven, que significa ‘puerto’ o ‘fondeadero’ en las lenguas germánicas. También se dice que proviene de la palabra aruaca abana, que quería decir ‘ella está loca’; haciendo referencia a la leyenda de una india llamada Guara.