La última tentación de Cristo

La última tentación de Cristo es una película estadounidense-canadiense, dirigida por Martin Scorsese. Protagonizada por Willem Dafoe, Harvey Keitel y Barbara Hershey en los papeles principales. Basada en la novela homónima de Nikos Kazantzakis.

Argumento

La cinta narra la vida de Jesús (Willem Dafoe) de manera más o menos acorde con los Evangelios (al principio del filme Scorsese advierte que es una obra de ficción sin pretender describir de manera detallada la vida de Jesús). La trama cambia sustancialmente al momento de la crucifixión cuando un supuesto Ángel (Juliette Caton) llega a liberar al Cristo de su martirio para que pueda vivir una vida normal al lado de María Magdalena (Barbara Hershey).

Jesús es un ser humano como todos, pero después de algunas señales divinas, pasa algunos días en el desierto. Ahí, resiste las tentaciones de Satanás y también de Lilith, para al fin, descubrir y comenzar su vida como el Mesías.

Durante la crucifixión, tras haber preguntado a Dios por qué lo ha abandonado, se le aparece su ángel guardián quien le dice que Dios le había ordenado que bajara a salvarlo, puesto que ya había sufrido bastante, y que él no es el Mesías. Con su ayuda, Jesús baja de la cruz. Los presentes continúan como si esto no hubiese ocurrido y continúan mirando la cruz, mientras el ángel y Jesús se retiran. Se encuentran con María Magdalena y Jesús se casa con ella.

Pasado un tiempo, y tras la muerte de María Magdalena estando embarazada, Jesús se casa con Marta de Betania y forma una familia, viviendo como un hombre más. Un día, se encuentra con Pablo, quien predicaba sobre el Mesías, su sacrificio y resurrección. Jesús se le acerca y le dice que él es Jesús que vive como hombre, pero Pablo le contesta diciéndole que la gente es infeliz y sufre mucho, por lo que su única esperanza es el Jesús resucitado, quien salvará al mundo. Termina diciéndole que "su" Jesús es más importante y poderoso que él, quien trata de desmentirlo.

Pasado un tiempo, y en medio de la conquista de Jerusalén por Tito, Jesús vive sus últimas horas. Entonces llegan algunos de los apóstoles a verlo. Judas Iscariote le recrimina el no haber consumado la Pasión. Entonces Jesús le indica que Dios le envió a su ángel guardián para salvarlo. Judas le hace ver la realidad de que quien creía era su ángel guardián es realmente Satanás. También le dice que si muere así, lo hará como hombre; dándole la espalda a Dios y que no habrá sacrificio ni salvación.

Jesús, al darse cuenta de esto, se arrastra de su lecho para salir de su casa. Mientras, Satanás le dice que ya vivió y aceptó esa vida, la cual termina, por lo que tiene que morir como hombre.

Ya afuera, Jesús le pide a Dios que lo perdone y que quiere ser crucificado para así traer la salvación. Entonces se da cuenta de que todavía sigue en la cruz y que podrá terminar su sacrificio.