Joaquín Ruiz-Giménez

Joaquín Ruiz-Giménez
Joaquín Ruiz-Giménez Cortés.tif
Fotografiado en 1954.

COA Spain 1945 1977.svg
Ministro de Educación Nacional
1951-1956
PredecesorJosé Ibáñez Martín
SucesorJesús Rubio García-Mina

Escudo de España (mazonado).svg
Defensor del Pueblo
1982-1987
SucesorÁlvaro Gil-Robles

COA Spain 1945 1977.svg
Procurador de las Cortes Franquistas
1951-1956; 1958-1967

Información personal
Nacimiento2 de agosto de 1913
Hoyo de Manzanares
Fallecimiento27 de agosto de 2009
Madrid
NacionalidadEspañola Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político
Familia
PadreJoaquín Ruiz Jiménez Ver y modificar los datos en Wikidata
Hijos
Educación
Educado en
Información profesional
OcupaciónAbogado, catedrático y político
Empleador
Miembro de
FirmaFirma de Joaquín Ruiz-Giménez.svg

Joaquín Ruiz-Giménez Cortés (Hoyo de Manzanares, 2 de agosto de 1913-Madrid, 27 de agosto de 2009) fue un catedrático, político y abogado español. Militante en su juventud de los círculos católicos, durante la dictadura franquista desempeñaría importantes cargos, siendo director del Instituto de Cultura Hispánica, embajador de España ante la Santa Sede y ministro de Educación Nacional. Fue, así mismo, procurador en las Cortes franquistas.

Los disturbios universitarios de 1956 supusieron su cese como ministro y su alejamiento del poder, tras lo cual comenzó a distanciarse paulatinamente del régimen y adoptaría posiciones democratacristianas. Posteriormente fundaría la revista , en torno a la cual agrupó a diversas personalidades críticas con la dictadura. Tras la muerte de Franco fundó un nuevo partido y se presentó a las elecciones de 1977, si bien obtuvo un sonoro fracaso y se retiró de la política. Entre 1982 y 1987 ejercería el cargo de Defensor del Pueblo, de nueva creación.

Biografía

Orígenes y primeros años

Nacido en la localidad madrileña de Hoyo de Manzanares el 2 de agosto de 1913,[1]​ era hijo de Joaquín Ruiz Jiménez (1854-1934), ministro liberal en el gobierno del conde de Romanones y alcalde de Madrid en cuatro ocasiones.

Joaquín Ruiz-Giménez Cortés militó desde muy joven entre los estudiantes católicos, de cuya organización fue presidente. Estudió derecho en la Universidad Central, licenciándose en 1934, y, posteriormente cursó estudios de filosofía en el mismo centro hasta el comienzo de la Guerra civil.[4]

Fue presidente de la organización internacional Pax Romana (1939-46). Doctor en Derecho y licenciado en Filosofía y Letras, obtuvo en 1943 la cátedra de filosofía del Derecho y fue titular de la misma en las universidades de Sevilla, Salamanca y Madrid. En la década de 1940 su pensamiento se enmarcaba dentro de la línea neotomista mayoritaria.[5]

Carrera política

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial y la derrota de las pootencias fascistas los círculos falangistas sufrieron una merma del poder político que detentaban, en contraste con el ascenso de los católicos. En este contexto Ruiz-Giménez iniciaría su ascenso político. Fue el primer director del Instituto de Cultura Hispánica, sucesor del Consejo de la Hispanidad,[8]​ de FET y de las JONS.

Fotografiado en 1954 (centro de la imagen) junto a Franco.

Entre 1948 y 1951 desempeñó el cargo de embajador ante la Santa Sede, durante las negociaciones del Concordato (firmado finalmente en 1953).

En julio de 1951 sería designado ministro de Educación Nacional.[10]​ Ruiz-Giménez iniciaría un proceso de reformas de las instituciones docentes; para ello se rodeó de colaboradores como Armando Durán, director General de Enseñanzas Técnicas, José María Sánchez de Muniain, director General de Enseñanzas Medias y de otros procedentes de Falange Española: nombró a Joaquín Pérez Villanueva como director General de Enseñanza Universitaria, a Pedro Laín Entralgo rector de la Universidad de Madrid y a Antonio Tovar de la Universidad de Salamanca.

A iniciativa de Ruiz-Giménez, el falangista Jorge Jordana Fuentes fue nombrado jefe nacional del Sindicato Español Universitario (SEU).[12]​ Durante estos años también tuvo a sus órdenes en el Instituto de Cultura Hispánica y como secretario general técnico a un joven Manuel Fraga.

Desde 1952 formó parte del Centro Europeo de Documentación e Información (CEDI), siendo uno de sus miembros más destacados.[13]​ Así mismo, fue procurador en las Cortes franquistas y miembro del Consejo Nacional de FET y de las JONS.

En febrero de 1956 unos disturbios estudiantiles le enfrentaron al ministro de la Gobernación y pusieron al régimen en un aprieto, que se saldó con su destitución.

A partir de su salida del gobierno Ruiz-Giménez se convirtió en un notorio crítico del sistema franquista.[17]

Transición democrática

En febrero de 1967 fue elegido vicepresidente de la Asociación Española de Cooperación Europea (AECE).[19]

Fundador del partido Izquierda Democrática,[21]​ En febrero de 1977, ya muerto Franco y en plena transición a la democracia, el partido sería legalizado por las autoridades. Ese mismo año Izquierda Democrática se integraría en la Federación de la Democracia Cristiana.

De cara a las elecciones de 1977 Ruiz-Giménez presentó su candidatura al parlamento. Sin embargo, contra todo pronóstico, la Federación de la Democracia Cristiana no obtuvo ningún diputado.[23]​ Izquierda Democrática si logró obtener varios asientos en el Senado, si bien el partido entró en crisis y acabaría disolviéndose en 1979. Tras este fracaso Ruiz-Giménez se retiró de la vida política.

Últimos años

Ruiz-Giménez, defensor del Pueblo, recibido por Felipe González en 1983 en La Moncloa.

El 28 de diciembre de 1982 fue nombrado para el puesto de Defensor del Pueblo,[24]​ Continuaría ejerciendo el cargo hasta su cese el 30 de diciembre de 1987. Desempeñaría también otros puestos: presidente de UNICEF-España, entre 1989 y 2001, o vicepresidente del Instituto Internacional de Derechos Humanos.

Falleció en su domicilio de Madrid a los 96 años, tras sufrir un infarto cerebral, en la mañana del 27 de agosto de 2009.[26]

En la Biblioteca Diocesana de Córdoba se puede consultar la colección bibliográfica donada a la Diócesis de Córdoba. Su archivo, compuesto fundamentalmente por correspondencia personal y oficial, conferencias, informes, fotografías, documentos personales y documentación relativa a sus etapas en UNICEF, como Defensor del Pueblo y otros cargos públicos, está depositado en la Biblioteca de la Universidad Carlos III de Madrid.