Jerarquía
English: Hierarchy

La jerarquía es una estructura que se establece en orden a su criterio de subordinación entre personas, animales, valores y dignidades. Tal criterio puede ser superioridad, inferioridad, anterioridad, posterioridad, etc; es decir, cualquier cualidad categórica de gradación agente que caracterice su interdependencia. Tiene un uso frecuente en las clasificaciones mitológicas y teológicas; y se aplica a todo tipo de ámbitos (Física, morales, empresariales, etc.). Cuando existe una jerarquía se dice, por extensión, que hay una organización jerárquica.[1]​ Como concepto infraestructural, define el modo de formación entre los diversos rangos atribuibles a un determinado sistema en el que cada elemento esté supeditado gradualmente al elemento inmediatamente previo. Un ejemplo clásico es la jerarquía de un programa la cual se establece entre pasos en orden a su ordinograma.

Ejemplos de uso son la jerarquía de la Iglesia, la jerarquía militar, la jerarquía de tripulación, la jerarquía burocrática (escalafón), la jerarquía de valores, la jerarquía corporativa, etc.

En que nos ayuda[2]

El orden jerárquico, como es obvio, va de mayor a menor importancia y la comunicación entre todos los niveles de mando, de poder o de responsabilidad son esenciales. Es necesario entender que, cuantos más niveles jerárquicos haya entre el máximo responsable y el último, puede indicar que hay una mayor estructura, lo cual no quiere decir que sea la mejor. En ocasiones, una jerarquía demasiado estructurada lo que hace es perjudicar y hacer que el mensaje se pueda desvirtuar y el trabajo final o actividad no se realice como se esperaba. La jerarquía siempre será efectiva en tanto en cuanto el mensaje que se quiera transmitir se haga de una manera clara y que todo el mundo acepte. En este punto la clave está en que dicha jerarquía tenga la capacidad de comunicarse por todos los medios que tenga a su alcance: e-mail, teléfono, carta, fax, etc., además de realizar todo tipo de encuentros, ya sean reuniones con el personal de otros niveles, encuentros o visitas, cursos de formación, congresos, etc., para conocer de primera mano si el objetivo que se busca se transmite y se realiza de la manera que se pretende.