Jazz
English: Jazz

  • jazz
    orígenes musicales blues, música africana, marchas, música clásica, minstrel
    orígenes culturales mediados del siglo xix en estados unidos
    instrumentos comunes

    corneta - trombón - trompeta - tuba - clarinete - saxofón - piano - batería - guitarra - contrabajo - violín - vibráfono - flauta - fliscorno - órgano hammond - bajo eléctrico

    - piano eléctrico - voz
    popularidad muy alta en estados unidos en las décadas de los años 1920 y 30, y con un auge en círculos intelectuales de europa y japón, desde 1950 en adelante. extendido actualmente por todo el mundo, con numerosas escenas locales.
    subgéneros
    ragtime - new orleans hot - dixieland - swing - bebop o bop - cool - west coast jazz - hard bop - third stream - jazz latino - funky jazz o soul jazz - free jazz - post-bop - jazz fusión
    fusiones
    fusión latina: jazz afrocubano - bossa nova
    fusión contemporánea: jazz rock - jazz funk - jazz rap - crossover jazz - modern creative - acid jazz - smooth jazz - new age
    fusión étnica: western swing - world music - ska jazz - jazz flamenco

    el jazz (pron. /ʤæz/ en inglés, /ʝas/ en español[1]​) es un género musical nacido a finales del siglo xix en los estados unidos, que se expandió de forma global a lo largo de todo el siglo xx.

    la identidad musical del jazz es compleja y no puede ser delimitada con facilidad. en primer lugar, aunque a menudo el término se use para hacer referencia a un idioma musical (tal como se hace, por ejemplo, cuando se habla de música clásica), el jazz es en realidad una familia de géneros musicales que comparten características comunes, pero no representan individualmente la complejidad de género como un todo; en segundo lugar, sus diversas "funciones sociales" (el jazz puede servir como música de fondo para reuniones o como música de baile, pero ciertos tipos de jazz exigen una escucha atenta y concentrada) requieren un ángulo de estudio diferente; y en tercer lugar, el tema racial siempre ha generado un profundo debate sobre el jazz, moldeando su recepción por parte del público. si bien el jazz es un producto de la cultura afroamericana, siempre ha estado abierto a influencias de otras tradiciones musicales, y ya desde la década de 1920 ha sido ejecutado por músicos de diversas partes del mundo con un trasfondo muy diferente. en ocasiones se ha mostrado como paradigma del jazz la obra de músicos con más éxito comercial,[2]

    entre los muchos intentos de delimitar y describir el complejo fenómeno del jazz, el crítico y estudioso alemán joachim-ernst berendt, en su obra clásica el jazz: de nueva orleans al jazz rock, señala:

    el jazz es una forma de arte musical que se originó en los estados unidos mediante la confrontación de los negros con la música europea. la instrumentación, melodía y armonía del jazz se derivan principalmente de la tradición musical de occidente. el ritmo, el fraseo y la producción de sonido, y los elementos de armonía de blues se derivan de la música africana y del concepto musical de los afroamericanos.[3]

    el mismo autor continúa describiendo tres elementos básicos que distinguen el jazz de la música clásica europea:

    • una cualidad rítmica especial conocida como swing.
    • el papel de la improvisación.
    • un sonido y un fraseo que reflejan la personalidad de los músicos ejecutantes.[3]

    a lo largo de su historia, el jazz ha pasado de ser una simple música de baile popular a una forma de arte reconocida en todo el mundo. paralelamente a dicho progreso, han cambiado también las actitudes hacia esta música: en 1924 un periodista del new york times se refería a ella como «el retorno de la música de los "salvajes"», mientras que en 1987 el congreso de los estados unidos de américa declaraba al jazz como un «destacado modelo de expresión» y como un «excepcional tesoro nacional». se ha señalado que el motor de dicho progreso ha sido la innovación, una particularidad que siempre ha estado presente en la historia de esta música, dirigiendo su evolución y caracterizando la obra de sus artistas más destacados al lado de una rama más tradicionalista. paralelamente a esta dicotomía entre la innovación y la tradición, el jazz se ha movido entre la obra de unos artistas que solo han buscado el reconocimiento de una pequeña pero selecta audiencia y otros que ha dirigido sus esfuerzos a una audiencia más amplia.[2]

  • etimología
  • historia del jazz
  • el jazz contemporáneo
  • elementos del jazz
  • instrumentos e instrumentistas
  • la voz y el jazz
  • véase también
  • notas
  • referencias
  • enlaces externos

Jazz
Orígenes musicales Blues, música africana, marchas, música clásica, minstrel
Orígenes culturales Mediados del siglo XIX en Estados Unidos
Instrumentos comunes

corneta - trombón - trompeta - tuba - clarinete - saxofón - piano - batería - guitarra - contrabajo - violín - vibráfono - flauta - fliscorno - órgano Hammond - bajo eléctrico

- piano eléctrico - voz
Popularidad Muy alta en Estados Unidos en las décadas de los años 1920 y 30, y con un auge en círculos intelectuales de Europa y Japón, desde 1950 en adelante. Extendido actualmente por todo el mundo, con numerosas escenas locales.
Subgéneros
Ragtime - New Orleans Hot - Dixieland - swing - bebop o bop - cool - West Coast jazz - hard bop - third stream - jazz latino - funky jazz o soul jazz - free jazz - post-bop - jazz fusión
Fusiones
Fusión latina: jazz afrocubano - bossa nova
Fusión contemporánea: jazz rock - jazz funk - jazz rap - crossover jazz - modern creative - acid jazz - smooth jazz - new age
Fusión étnica: Western swing - world music - Ska jazz - jazz flamenco

El jazz (pron. /ʤæz/ en inglés, /ʝas/ en español[1]​) es un género musical nacido a finales del siglo XIX en los Estados Unidos, que se expandió de forma global a lo largo de todo el siglo XX.

La identidad musical del jazz es compleja y no puede ser delimitada con facilidad. En primer lugar, aunque a menudo el término se use para hacer referencia a un idioma musical (tal como se hace, por ejemplo, cuando se habla de música clásica), el jazz es en realidad una familia de géneros musicales que comparten características comunes, pero no representan individualmente la complejidad de género como un todo; en segundo lugar, sus diversas "funciones sociales" (el jazz puede servir como música de fondo para reuniones o como música de baile, pero ciertos tipos de jazz exigen una escucha atenta y concentrada) requieren un ángulo de estudio diferente; y en tercer lugar, el tema racial siempre ha generado un profundo debate sobre el jazz, moldeando su recepción por parte del público. Si bien el jazz es un producto de la cultura afroamericana, siempre ha estado abierto a influencias de otras tradiciones musicales, y ya desde la década de 1920 ha sido ejecutado por músicos de diversas partes del mundo con un trasfondo muy diferente. En ocasiones se ha mostrado como paradigma del jazz la obra de músicos con más éxito comercial,[2]

Entre los muchos intentos de delimitar y describir el complejo fenómeno del jazz, el crítico y estudioso alemán Joachim-Ernst Berendt, en su obra clásica El jazz: de Nueva Orleans al jazz rock, señala:

El jazz es una forma de arte musical que se originó en los Estados Unidos mediante la confrontación de los negros con la música europea. La instrumentación, melodía y armonía del jazz se derivan principalmente de la tradición musical de Occidente. El ritmo, el fraseo y la producción de sonido, y los elementos de armonía de blues se derivan de la música africana y del concepto musical de los afroamericanos.[3]

El mismo autor continúa describiendo tres elementos básicos que distinguen el jazz de la música clásica europea:

  • Una cualidad rítmica especial conocida como swing.
  • El papel de la improvisación.
  • Un sonido y un fraseo que reflejan la personalidad de los músicos ejecutantes.[3]

A lo largo de su historia, el jazz ha pasado de ser una simple música de baile popular a una forma de arte reconocida en todo el mundo. Paralelamente a dicho progreso, han cambiado también las actitudes hacia esta música: en 1924 un periodista del New York Times se refería a ella como «el retorno de la música de los "salvajes"», mientras que en 1987 el Congreso de los Estados Unidos de América declaraba al jazz como un «destacado modelo de expresión» y como un «excepcional tesoro nacional». Se ha señalado que el motor de dicho progreso ha sido la innovación, una particularidad que siempre ha estado presente en la historia de esta música, dirigiendo su evolución y caracterizando la obra de sus artistas más destacados al lado de una rama más tradicionalista. Paralelamente a esta dicotomía entre la innovación y la tradición, el jazz se ha movido entre la obra de unos artistas que solo han buscado el reconocimiento de una pequeña pero selecta audiencia y otros que ha dirigido sus esfuerzos a una audiencia más amplia.[2]