Idioma rumano

Rumano
Română
Hablado enBandera de Rumania Rumania (95 % pob.),
Bandera de Moldavia Moldavia (2,5 millones),
Bandera de Italia Italia (1 800 000),
Bandera de España España (728 000),
Bandera de Ucrania Ucrania (375 000),
Bandera de Israel Israel (250 000),
Bandera de Serbia Serbia (75 000),
Bandera de Hungría Hungría (40 000)
RegiónSudeste de Europa
Hablantes28 millones
Puesto36.º (Ethnologue, 2013)
Familia

Indoeuropea
   itálica
    Romance
      Balcorromance
        Balcorrumano

          Rumano
Estatus oficial
Oficial enBandera de Rumania Rumania,
Bandera de Moldavia Moldavia,
Flag of Vojvodina.svg Voivodina (Bandera de Serbia Serbia)
Bandera de Unión Europea Unión Europea
Regulado porAcademia Rumana
Códigos
ISO 639-1ro
ISO 639-2rum / ron
ISO 639-3ron
Idioma rumano.PNG
Mapa de territorios rumanohablantes.

El idioma rumano (limba română, IPA ['limba ro'mɨnə]) es una lengua indoeuropea que pertenece al grupo oriental de las lenguas romances. Entre ellas, ocupa la 5.ª posición en cuanto al número de hablantes en la Unión Europea, siguiendo al español, portugués, francés e italiano. Por motivos de diferenciación tipológica, la lengua rumana también es llamada dacorrumano (aunque es poco conocido). Por motivos políticos las autoridades de Moldavia (al igual que en el estado no reconocido de Transnistria) usan la denominación moldavo para referirse a la lengua rumana que hablan allí, aunque existe poca diferencia, el acento es la más relevante.

La lengua rumana es hablada aproximadamente por 28 millones de personas de las cuales, más de 20 millones, vive en Rumanía donde es la única lengua oficial y, además, conforme a los datos de 2002, materna para el 90 % de población. En Moldavia también es oficial pero se llama oficialmente moldavo.[1]​ Es la lengua materna para el 80 % de población.

Sin contar los países mencionados anteriormente, también es uno de los seis idiomas oficiales en la provincia autónoma serbia de Voivodina. Es uno de los idiomas oficiales de la Unión Europea, y además, se habla en las comunidades de emigrantes rumanos en Alemania, Estados Unidos, Francia, Israel, Rusia y más recientemente España e Italia (la presencia del habla rumana en Italia es redundante ya que después del propio país de Rumanía y Moldavia, en Italia hay casi dos millones de hablantes del rumano), entre otros.

Aspectos históricos, sociales y culturales

Etimología

La denominación «român» proviene del latín RŌMĀNUS y es un semicultismo influido por su doblete culto «roman»; el resultado regular sin influencia culta habría sido «rumân».[4]​ «Rumänisch» en alemán o «rumuński» en polaco.

El nombre «dacoromân», es decir, «dacorrumano», hace referencia a la antigua provincia romana de Dacia, cuyo territorio forma hoy una gran parte de Rumanía. Otras tres lenguas romances orientales hacen referencias parecidas: «macedorrumano» a Macedonia, «meglenorrumano» al valle del río Meglená en Grecia e «istrorrumano» de la península croata de Istria.

Entre los años 1953 y 1964, debido a la reforma de la ortografía, el nombre de la lengua se escribía en rumano «romînă». Entre 1964 y 1993, «română» y sus derivados fueron las únicas palabras rumanas que se escribían con la â en lugar de la î.

Historia

El territorio rumano estuvo ocupado en la antigüedad por los getas y los dacios, unos pueblos de lengua indoeuropea que fueron vencidos y conquistados por los romanos en el año 106 d.C., durante el reinado del emperador Trajano. Como consecuencia, la región se convirtió en la provincia romana de Dacia, que incluía lo que ahora es Oltenia, el Banato y Transilvania. Durante los siguientes 165 años la región se pobló intensivamente con colonos de la parte occidental del Imperio, especialmente de origen itálico. De esta forma, el latín vulgar se convirtió en la lengua de la administración y del comercio en la provincia.

Se supone que durante este periodo la lengua dacia pudo haber influido el latín vulgar ya como adstrato o como sustrato. Como no se conservan testimonios escritos de esta lengua, se cree que pueden ser de origen dacio unas 160 palabras de etimología desconocida que el rumano comparte con el albanés, como por ejemplo mal ‘costa’, brânză ‘queso’, o brad ‘abeto’.

Entre los años 271 y 275, la presión de los dacios libres (carpianos) y de los godos obligó al Imperio romano a retirarse de la Dacia y a establecerse al sur del Danubio. Algunos historiadores del Imperio austrohúngaro intentaron explicar que todos los protorrumanos dejaron su tierra para refugiarse al sur del Danubio, aunque la región estaba ocupada por los romanos y de todas maneras totalmente expuesta a los ataques de los bárbaros. Lo cierto es que no queda ninguna huella de la presencia de un semejante grupo de protorrumanos en esa región. El propósito de los austrohúngaros era encontrar alguna justificación moral para la discriminación brutal en contra de los rumanos que ellos practicaban en Transilvania.

Debido a su aislamiento geográfico, el rumano fue probablemente la primera lengua que se escindió del tronco latino, lo que explica seguramente el que es uno de sus rasgos más característicos: la conservación de un resto de declinación (aunque mientras el latín tenía seis casos, el rumano solo distingue tres: el nominativo/acusativo y el genitivo/dativo, además del vocativo).

Se cree que aproximadamente entre el siglo VIII y el siglo XII, el latín vulgar hablado en las provincias balcánicas del Imperio romano se escindió en cuatro lenguas: el dacorrumano (el moderno rumano), el arrumano, el meglenorrumano y el istrorrumano. Mientras que estas lenguas son muy similares en su estructura gramatical, difieren en su vocabulario, con algo de influencia eslava en el rumano, y de griega en el arrumano.

Por su situación geográfica, el vocabulario básico del rumano apenas tiene palabras de origen germánico (tan características de las lenguas romances occidentales). Por el contrario, se vio influido por las lenguas eslavas (debido a la asimilación cultural y a la influencia de la iglesia ortodoxa), y en menor medida por el griego, lengua del Imperio bizantino. Sin embargo, las palabras de origen eslavo tienden a convertirse en arcaísmos. Del turco, lengua del Imperio otomano, con el cual tuvieron que enfrentarse los estados medievales de Valaquia y Moldavia, solo hay algunos préstamos. Ni el idioma, ni la religión de los turcos (islam) consiguieron influir en los principados rumanos. En Transilvania, el rumano adoptó también palabras del húngaro y del alemán. La influencia de los idiomas francés e italiano ha sido también importante, sobre todo en la segunda mitad del siglo XIX.

La primera muestra escrita de rumano data del siglo XVI. Se trata de una carta escrita en 1521 por el comerciante Neacșu de Câmpulung, en que advertía al alcalde de la ciudad de Brașov de una expedición militar de los turcos que se proponían atacar la ciudad. El documento está escrito en alfabeto cirílico, como era habitual en la época. El texto más antiguo escrito en rumano del que se tiene constancia es un catecismo protestante impreso en Sibiu (Transilvania) en 1544, del que no subsiste ningún ejemplar. Se conserva, en cambio, otro catecismo más tardío, publicado en Brașov en 1559, escrito todavía en caracteres cirílicos. La substitución del alfabeto cirílico por el alfabeto latino ocurrió por primera vez en un documento escrito por rumanos de Transilvania hacia el final del siglo XVI.

En la antigua URSS, Moldavia escribía el rumano con una versión adaptada del alfabeto cirílico, que se mantuvo hasta 1989, en que se volvió a instaurar la ortografía estándar basada en el alfabeto latino.

Para más información sobre el alfabeto rumano, véase Wikipedia:Alfabetos y escrituras del mundo.

Distribución geográfica

Conocimiento del rumano en el centro-sur de Europa
     materna
     más del 3%
     1-3%
     menos de 1%
     n/a

El rumano es la lengua oficial de dos países y una provincia autonóma, pero sus hablantes se encuentran también en otros territorios en Europa y América.

El rumano como lengua materna

La mayoría —aproximadamente el 90 %— de los hablantes nativos de rumano viven en Rumania, donde este idioma es oficial. El 80 % de la población moldava también lo habla y la República de Moldavia es el segundo país que lo tiene como la lengua oficial. Por causa de las deportaciones masivas de los moldavos de la RSS de Moldavia, las minorías rumanófonas se encuentran en antiguas repúblicas socialistas de la Unión Soviética, incluso Kazajistán y Rusia. Muchos rumanos que habían decidido quedarse en las regiones perdidas por Rumania después de la Segunda Guerra Mundial también conservaron su lengua materna, formando las minorías en las actuales Ucrania (óblasts de Chernivtsi y Odesa) y Bulgaria (la ciudad de Vidin y Dobruja Meridional).

En Serbia, aunque existen dos comunidades de hablantes en Voivodina y Timok, solo los habitantes de la primera pueden usar su lengua materna en casos judiciales o administrativos. Además, los rumanohablantes del Valle de Timok son perseguidos por el gobierno serbio y no son considerados como verdadera minoría lingüística y nacional.[5]​ La minoría también persiste en la ciudad de Gyula, en Hungría.

El rumano también es hablado por los emigrantes en varios países, incluidos España (796 576 rumanos[7]​), Israel (aproximadamente 250 000 hablantes, conforme al censo de 1995), entre otros.

Dialectología

El rumano tiene cuatro dialectos:

A su vez, el rumano tiene varios subdialectos:

  • Dialecto valaquio
  • Dialecto moldavo (de la región de Moldavia, no confundir con el idioma hablado en Moldavia)
  • Dialecto banato
  • Variedades transilvanas del rumano
  • Dialecto de Crișana
  • Dialecto de Maramureș

Se piensa que el rumano nació al norte y al sur del Danubio. Los cuatro dialectos descienden de lenguas romances. Esto pudo ser así hasta la llegada y los asentamientos de los eslavos al sur del río.[cita requerida]