Hemicorporectomía

En medicina (cirugía), hemicorporectomía (también llamada amputación translumbar y transección corporal) es una cirugía radical mediante la cual la mitad del cuerpo hasta la cintura es amputada, llegando hasta la vértebra lumbar. Se amputan las piernas, los genitales (internos y externos), el sistema urinario, los huesos pélvicos, el ano y el recto.[2]

La nomenclatura está algo en desacuerdo a los términos anatómicos generalmente aceptados, hemi se utiliza para referirse a uno de los dos lados (por ejemplo, hemiplejia, que afecta a un brazo y una pierna de un lado del cuerpo). En ese sentido, el término paracorporectomía podría reflejar mejor la naturaleza del procedimiento.

Historia

El desarrollo de la medicina quirúrgica se aceleró enormemente durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Rara vez los traumas experimentados se hicieron más comunes por el nuevo armamento. Esto requiere una acción decisiva quirúrgica, así como el desarrollo de nuevas técnicas. Como B. E. Ferrara admitió en su artículo sobre la hemicorporectomía:

Las lecciones aprendidas de las lesiones en el campo de batalla aceleraron el tratamiento innovador de condiciones congénitas y adquiridas, los cirujanos idearon extensas operaciones de cáncer, incluyendo la mastectomía radical extendida, la gastrectomía radical y pancreatectomía, evisceración pélvica, la Operación comando (disección de la lengua, la mandíbula y el cuello), disección bilateral de la espalda, hemipelvectomía y la hemicorporectomía o amputación translumbar, considerado el procedimiento quirúrgico más revolucionario.

Frederick E. Kredel propuso por primera vez la operación en febrero de 1951, mientras se discutía por un documento que trataba de la exenteración pélvica. La primera hemicorporectomía fue realizada por Charles S. Kennedy en 1960, pero el paciente murió once días más tarde. J. Bradley Aust y Karel Absolon B. realizaron la primera hemicorporectomía con éxito en Minnesota en 1961.