Hector Berlioz

Louis Hector Berlioz
Berlioz Petit BNF Gallica-crop.jpg
Información personal
Nombre de nacimientoLouis-Hector Berlioz Ver y modificar los datos en Wikidata
Nombre en francésHector Berlioz Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento11 de diciembre de 1803 Ver y modificar los datos en Wikidata
La Côte-Saint-André, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento8 de marzo de 1869 Ver y modificar los datos en Wikidata (65 años)
París, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepulturaCementerio de Montmartre, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadFrancesa Ver y modificar los datos en Wikidata
ReligiónAteísmo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
PadreLouis Berlioz Ver y modificar los datos en Wikidata
CónyugeHarriet Smithson († 1854)
Marie Recio († 1862)
Educación
Educado en
  • Conservatoire national supérieur de musique et de danse Ver y modificar los datos en Wikidata
Alumno de
Información profesional
OcupaciónCompositor, periodista, director de orquesta, escritor, autobiógrafo, crítico musical, libretista, virtuoso y bibliotecario Ver y modificar los datos en Wikidata
MovimientoRomanticismo Ver y modificar los datos en Wikidata
GénerosÓpera, sinfonía, música clásica y música del Romanticismo Ver y modificar los datos en Wikidata
InstrumentoGuitarra Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables
Miembro de
Distinciones
FirmaHector Berlioz Signature.svg

Louis Hector Berlioz (La Côte-Saint-André, Francia, 11 de diciembre de 1803-París, 8 de marzo de 1869) fue un compositor francés y figura destacada del romanticismo. Su obra más conocida es la Sinfonía fantástica (estrenada en 1830).

Biografía

Berlioz nació en Francia en La Côte-Saint-André, entre Lyon y Grenoble. Su padre era médico (fue un aficionado a la acupuntura) y envió al joven Héctor en 1821 a París a estudiar medicina. Berlioz quedó horrorizado por el proceso de disección y a pesar de la desaprobación de su padre, abandonó la carrera para estudiar música. Asistió al Conservatorio de París, donde estudió composición y ópera, quedando muy impresionado por la obra y las innovaciones de su maestro Jean-François Lesueur.

El movimiento romántico

Rápidamente se sintió identificado con el movimiento romántico francés. Entre sus amigos estaban los escritores Alejandro Dumas, Victor Hugo y Honoré de Balzac. Más tarde, Théophile Gautier escribiría:

Me parece que Héctor Berlioz, con Victor Hugo y Eugène Delacroix, forman la Santísima Trinidad del arte romántico.

Se dice que Berlioz había sido un romántico innato, que experimentaba intensas emociones desde la más tierna infancia, por ejemplo cuando leía pasajes de Virgilio, y más tarde en una serie de aventuras amorosas.

A los 23 años se enamoró de la actriz irlandesa shakesperiana Harriet Smithson.

Retrato de Berlioz por Signol, 1832

A Smithson las cartas de Berlioz le parecieron tan exageradamente apasionadas que lo rechazó por completo. Sin embargo, fue la musa inspiradora de la sinfonía que Berlioz estaba preparando en esa época.

En 1830, esta Sinfonía fantástica generada por esas emociones fue considerada «asombrosa y vívida», pero Smithson no quiso asistir al debut en París. En aquel momento la naturaleza autobiográfica de esta obra de música programática (que requería que los oyentes leyeran un folleto con su «argumento» antes del concierto) se consideró con justicia sensacional e innovadora.

En 1830 (el mismo año del debut de la sinfonía) Berlioz ganó el Premio de Roma, la beca más importante del mundo de la música.

Debido al rechazo de Smithson, Berlioz se unió sentimentalmente a Marie Moke. Pero este romance fue terminado abruptamente por la madre de Moke, quien la casó con el pianista y fabricante de pianos Camille Pleyel.

Berlioz, que en esa época ya estaba becado en Roma, planeó cabalgar hasta París, disfrazarse de sirvienta doméstica, matar a Moke, a su madre y a su novio pianista y suicidarse. Llegó a viajar un par de miles de kilómetros hasta Niza, hasta que fue persuadido de abandonar la idea.

Retorno a París y primer matrimonio

Después de su retorno a París —luego de dos años becado estudiando ópera italiana en Roma—, se enteró de que Harriet Smithson finalmente había asistido a una presentación de la Sinfonía Fantástica. Ella rápidamente se dio cuenta de que era una clara alegoría de las apasionadas cartas que Berlioz le había escrito. Pronto se casaron, pero pocos años después, desilusionados, se separaron.

Durante su vida, Berlioz fue más famoso como director de orquesta que como compositor. Periódicamente daba ciclos de conciertos en Alemania e Inglaterra, donde dirigía óperas y música sinfónica, tanto suya como de otros compositores.

Varios fueron sus encuentros con el compositor y virtuoso del violín Nicolo Paganini. De acuerdo con las memorias del francés, Paganini, tras asistir a una representación de su Sinfonía fantástica, le ofreció una importante suma para que le compusiera una pieza para viola. Algo reticente al principio, a las pocas semanas Berlioz escribió una obra, una sinfonía concertante, inspirándose en pasajes de la novela en verso de Lord Byron Childe-Harold's Pilgrimage. La obra no fue del gusto de Paganini, quien la desechó por considerarla de escasa complejidad técnica.

En 1838, estrena su primera ópera, Benvenutto Cellini, cuyo libreto se basa en las memorias del escultor florentino del siglo XVI del mismo nombre. La respuesta por parte del público y la crítica es fría.

El dinero pagado por Paganini le permite pagar deudas y trabajar con mayor tranquilidad en su siguiente obra, la "sinfonía dramática" Romeo y Julieta (cuyo "Sueño de Amor" será considerado por el mismo Berlioz como su "composición favorita"). A su estreno asistió, entre otras personalidades, Richard Wagner, quien quedó fuertemente impresionado, lo que no hizo más que reforzar su gran admiración por el francés.

En 1840, el gobierno francés le encarga la composición de una obra que conmemore los diez años de la Revolución de 1830. Así nace su Grande symphonie funèbre et triomphale, estrenada bajo la conducción del mismo compositor en la plaza de la Bastilla.

Muerte

Hector Berlioz tumba en el cementerio de Montmartre

En 1868 Berlioz, enfermo y solo —su segunda esposa había muerto hacía pocos años y su hijo único acababa de morir a causa de la fiebre amarilla—, decide marchar a Niza para morir allí, porque en esa ciudad había pasado en 1831 «los veinte más bellos días de felicidad de [su] vida». Pero treinta y siete años después encuentra la ciudad muy cambiada y la decepción y el empeoramiento de su salud le hacen volver a París, donde fallecerá el 8 de marzo de 1869.[1]​ Fue enterrado en el cementerio de Montmartre con sus dos esposas, Harriet Smithson (muerta en 1854) y Marie Recio (muerta en 1862).