Harry Potter y la Orden del Fénix (banda sonora)

Harry Potter and the Order of the Phoenix: Original Motion Picture Soundtrack
Banda sonora de Nicholas Hooper
PublicaciónBandera de Reino Unido10 de julio de 2007
GrabaciónMarzo y abril de 2007 en los Estudios Abbey Road
Género(s)Banda sonora
Duración51:55
DiscográficaWarner Bros. Records
Productor(es)Darrell Alexander
Nicholas Hooper
CompiladorAlan Jenkins
Calificaciones profesionales
Cronología de Harry Potter
Harry Potter y el cáliz de fuego
(2005)
Harry Potter and the Order of the Phoenix
(2007)
Harry Potter y el misterio del príncipe
(2009)

Harry Potter and the Order of the Phoenix: Original Motion Picture Soundtrack es el título del compacto que contiene la banda sonora de la película Harry Potter y la Orden del Fénix, dirigida por David Yates. La composición de la música original estuvo a cargo del compositor británico Nicholas Hooper, conocido por su labor en la musicalización de diferentes proyectos para la televisión británica. El álbum se comercializó el 10 de julio de 2007, un día antes del estreno mundial del largometraje homónimo.[1]

Hooper fue el tercer compositor que tomó las riendas musicales en esta serie de adaptaciones cinematográficas basadas en los libros de J. K. Rowling; previamente, el compositor norteamericano John Williams se había encargado de componer la música de las primeras tres entregas y el escocés Patrick Doyle había realizado idéntica labor en el cuarto episodio, Harry Potter y el cáliz de fuego.

El álbum recibió críticas variadas tanto por los especialistas en el campo de la música como por los críticos cinematográficos que se ocuparon de reseñar la película y su banda sonora. Entre los puntos negativos se señaló cierta falta de fortaleza temática en el trabajo de Hooper y una escasa autonomía de su música con respecto a las imágenes que acompaña en la película. Las reseñas favorables destacaron la capacidad del compositor para dar cuenta del progresivo oscurecimiento de la trama escrita por el guionista Michael Goldenberg.

Para el 10 de octubre de 2007, el álbum había conseguido una repercusión comercial de 290,2 millones de dólares según informó la revista Film Music Weekly, posicionando a su sello discográfico, Cool Music, en el top 10 de los que habían registrado mayores ingresos en Reino Unido hasta ese momento.[2]

Compositor

Antes de hacerse cargo de la música de La Orden del Fénix, Nicholas Hooper ya contaba con una larga trayectoria trabajando en la musicalización de producciones televisivas y había escrito música para algunas películas. Su carrera como compositor comenzó en 1985 con el documental The Land of the Tiger producido por National Geographic; años más tarde, el compositor retomaría ese género nuevamente en documentales como Nature y Andres to Amazon.[5]

Hooper concretó partituras para diversas series televisivas como The Way We Live Now y State of Play, además de numerosos telefilmes como The Best Man, La chica del café y Prime Suspect: The Final Act, popular producción protagonizada por Helen Mirren. Por este trabajo ganó el premio BAFTA en 2007.[6]

En el ámbito televisivo conoció a directores como James Hawes y David Yates con los que colaboraría posteriormente en repetidas ocasiones.[6]​ Justamente Yates fue el director de The Tichborne Claimant, la primera producción cinematográfica en la cual trabajó Nicholas Hooper.

Tras participar en el quinto episodio cinematográfico de Harry Potter, Hooper se hizo cargo de crear la música para la siguiente producción de la serie, Harry Potter y el misterio del príncipe, que cerraría su ciclo de colaboraciones con este proyecto cinematográfico.

El estilo de Hooper suele incluir sonidos étnicos y, en comparación con los enfoques más clásico-romántico de Williams o Doyle, suele recurrir mucho más a la experimentación con sonoridades electrónicas; es recurrente a lo lago de su carrera el uso de la interfase MIDI para diseñar sonidos que incluye en sus composiciones. También lo diferencia de sus predecesores el uso de colores más contemporáneos como la guitarra y el bandoneón, algunos de los cuales aparecen en La Orden del Fénix. Según Jamie Lynn Webster, estas características junto con la influencia del minimalismo de Philip Glass posicionan a Nicholas Hooper como un músico de estilo post-clásico.[7]