Haile Selassie

Haile Selassie I
Emperador de Etiopía
Haile Selassie in full dress.jpg
Haile Selassie en 1971
Emperador de Etiopía
2 de abril de 1930-12 de septiembre de 1974
PredecesorZauditu I de Etiopía
SucesorZera Yacob Amha Selassie
Información personal
Nombre secularTafari Makonnen Woldemikael
Coronación2 de noviembre de 1930
Nacimiento23 de julio de 1892
Bandera de Etiopía Etiopía
Fallecimiento27 de agosto de 1975
(83 años)
Bandera de Etiopía Addis Abeba, Etiopía
EntierroCatedral de la Santísima Trinidad,
Bandera de Etiopía Addis Abeba, Etiopía
Himno realItyopp'ya Hoy
"Etiopía es feliz"
ReligiónIglesia ortodoxa etíope
ResidenciaGran Palacio (oficial)
Palacio del Jubileo (privada)
Familia
DinastíaDinastía Salomónica
PadreRas Makonnen Woldemikael Gudessa
MadreZawi Yeshimebet Ali Abba Jifar
ConsorteWoizero Altayech
Menem Asfaw
DescendenciaPrincesa Romanework
Princesa Tenagnework
Asfaw Wossen
Princesa Zenebework
Princesa Tsehai
Príncipe Makonnen
Príncipe Sahle Selassie
Imperial coat of arms of Ethiopia (Haile Selassie).svg
Escudo de Haile Selassie I

Tafari Makonnen,[1]​ más conocido como Haile Selassie I (Ejersa Goro, 23 de julio de 1892-Addis Abeba, 27 de agosto de 1975), fue el último monarca en ocupar el trono imperial de Etiopía.

Ascendió al trono en 1930.[5]

Primeros años

Tafari nació en el pueblo de Ejersa Goro, en la provincia de Harar, Etiopía. Su madre era la Woizero (Gran dama) Yeshimebet Ali Abajifar, hija de Dejazmach Ali Abajifar, gobernante oromo de la provincia de Wolo. Su abuela materna era de la estirpe Gurage. Su verdadero nombre era Tafari ("creador") Makonnen, y el cargo que ocupó antes de ser emperador era el de ras (jefe, cabeza), al igual que su padre. Se le llamaba Ras Tafari ("Cabeza Creadora") —la palabra ras en idioma amhárico significa literalmente "príncipe", y el vocablo tafari se traduce como "aquel que merece respeto"— cambiando luego su nombre cuando asume el trono.

El padre de Haile Selassie era Ras Makonnen Woldemikael Gudessa, gobernador de Harar. Ras Makonnen sirvió como general en la Primera Guerra Ítalo-Etíope, teniendo un papel clave en la batalla de Adua. También era por línea paterna Oromo pero la madre Amhara Haile Selassie fue así capaz de ascender al trono imperial, a través de su abuela paterna, Woizero Tenagnework Sahle Selassie, quien era tía del emperador Menelik II e hija de Negus Sahle Selassie de Shewa. Como tal, Haile Selassie se decía descendiente directo de Makeda, la reina de Saba, y el rey Salomón del antiguo Israel.

Ras Tafari Makonnen organizó al igual que su primo hermano, Ras Imru Haile Selassie, para recibir instrucción en Harar de Abba Samuel Wolde Kahin, un fraile capuchino etíope, y del Dr. Vitalien, un cirujano de Guadalupe. Tafari fue nombrado Dejazmach (literalmente "comandante de la puerta", equivalente a "conde") a la edad de 13 años, el 1 de noviembre de 1905. Poco después, su padre murió en Ras Makonnen Kulibi, en 1906.

Gobernador

En 1906 Tafari asumió el cargo de Gobernador titular de Selale, una provincia de relativa importancia, lo cual le permitió continuar sus estudios. En 1907 fue nombrado gobernador de una parte de la provincia de Sidamo. Se alega que durante su adolescencia, Haile Selassie estaba casado con Woizero Altayech, y que de esta unión nació su hija la princesa Romanework.

Tras la muerte de su hermano Yelma en 1907, el gobierno de la provincia de Harar quedó vacante, y su administración se dejó a un general leal a Menelik, Dejazmach Balcha Safo. La Administración de Balcha Safo en Harar fue ineficaz, por lo que durante la última enfermedad de Menelik II y el breve reinado de la emperatriz Taitu Bitul, Tafari fue nombrado gobernador de Harar en 1910 o 1911.

El 3 de agosto se casó con Menen Asfaw de Ambassel, sobrina del heredero al trono Lij Iyasu.

Regente

Ras Tafari Makonnen vestido de guerrero

No está clara la medida en que Tafari Makonnen contribuyó al movimiento que vendría a deponer a Iyasu V. Iyasu V, o Lij Iyasu, fue el emperador designado pero sin corona de Etiopía de 1913 a 1916. El comportamiento escandaloso de Iyasu y su actitud irrespetuosa hacia los nobles de la corte de su abuelo, Menelik II, dañó su reputación. Su coqueteo con el islam fue considerado una traición entre el liderazgo cristiano ortodoxo etíope del imperio. El 27 de septiembre de 1916, Iyasu fue depuesto.

Contribuyeron al movimiento que depuso a Iyasu líderes conservadores, como Fitawrari Habte Giyorgis, largo tiempo ministro de la Guerra de Menelik II. El movimiento para destituir a Iyasu prefería a Tafari, ya que atraía el apoyo de las facciones progresista y conservadora. En última instancia, Iyasu fue depuesto por su conversión al Islam. En su lugar, la hija de Menelik II (la tía de Iyasu) fue nombrada emperatriz Zewditu y nombró Regente a Tafari durante su minoría de edad. Tafari fue elevado al rango de Ras y fue hecho príncipe real y heredero de la corona. En el acuerdo de poder que siguió, Tafari aceptó el papel de regente plenipotenciario (Balemulu 'Inderase) y se convirtió en el gobernante de facto del Imperio etíope (Mangista Ityop'p'ya). Zewditu regiría mientras que Tafari administraría.

Después de que Iyasu fuera depuesto el 27 de septiembre de 1916, el golpe de Estado del 8 de octubre salió mal. Iyasu logró escapar hacia el desierto de Ogaden y su padre, Negus Mikael de Wolo, tuvo tiempo de acudir en su ayuda. El 27 de octubre, Mikael Negus y sus tropas se enfrentaron a un ejército bajo el mando de Fitawrari Habte Giyorgis, leal a Zewditu y Tafari. Durante la batalla de Segale, Negus Mikael fue derrotado y capturado. Toda posibilidad de que Iyasu recuperara el trono había desaparecido y éste se escondió. El 11 de enero de 1921, después de evitar la captura durante más de cinco años, Iyasu fue detenido por Gugsa Araya Selassie.

El 11 de febrero de 1917 se llevó a cabo la coronación de Zewditu. Se comprometió a gobernar con justicia a través de su regente, Tafari, que era el más visible de los dos, Zewditu estaba lejos de ser una gobernante honorífica. Su posición requería arbitrar las demandas de las facciones rivales. En otras palabras, tenía la última palabra. Tafari llevará la carga de la administración diaria pero, debido a que su posición era relativamente débil, lo cual era a menudo un ejercicio inútil para él. Inicialmente su ejército personal estaba mal equipado, las finanzas eran notablemente limitadas y tenía poco poder para resistir la influencia combinada de la emperatriz, el ministro de la Guerra o los gobernadores provinciales.

Durante su regencia, el nuevo príncipe heredero desarrolló la política de cautelosa modernización iniciada por Menelik II. Aseguró la admisión de Etiopía a la Sociedad de las Naciones en 1923 con la promesa de erradicar la esclavitud; cada emperador desde Tewodros II había hecho proclamas para apoyar esta causa, pero sin efecto: la práctica persistió hasta bien entrado el reinado de Haile Selassie, con una cifra estimada de dos millones de esclavos en Etiopía a principios de 1930.

Viajes al extranjero

En 1924, Ras Tafari viaja por Europa y Oriente Medio visitando Jerusalén, El Cairo, Alejandría, Bruselas, Amsterdam, Estocolmo, Londres, Ginebra y Atenas. Le acompañó un grupo que incluía a Ras Seyum Mangasha de la provincia occidental de Tigre, Ras Hailu Tekle Haymanot de la provincia de Gojjam, Ras Mulugeta Yeggazu de la provincia de Illubabor, Ras Makonnen Endelkachew y Blattengeta Heruy Welde Sellase. El objetivo principal del viaje a Europa fue obtener apoyos internacionales para que Etiopía pudiera tener un acceso al mar. En París, Tafari supo por el Ministerio francés de Asuntos Exteriores (Quai d'Orsay) que este objetivo no se lograría. Sin embargo, a falta de ello, él y su séquito inspeccionaron escuelas, hospitales, fábricas e iglesias. Las reformas se hicieron siguiendo modelos europeos, ya que Tafari era cuidadoso por la presión europea. Para protegerse contra el imperialismo económico, Tafari requirió que todas las empresas tuvieran al menos parte de su propiedad en manos locales. De su campaña de modernización, comentó: «Necesitamos progreso europeo solo porque estamos rodeados por Europa. Eso es a la vez una ventaja y una desgracia».

A lo largo de sus viajes por Europa, el Levante y Egipto, él y su comitiva fueron recibidos con entusiasmo y fascinación. Estuvo acompañado por Seyum Mangasha y Hailu Tekle Haymanot que, como Tafari, eran hijos de generales que contribuyeron a la guerra victoriosa contra Italia un cuarto de siglo antes en la batalla de Adwa. Otro miembro de su séquito, Mulugeta Yeggazu, luchó en Adwa cuando era joven. La «dignidad Oriental» de los etíopes y su «vestido rico y pintoresco» llamaron la atención en los medios de comunicación, entre su séquito que incluso incluyó una manada de leones, que distribuyó como regalo al presidente Alexandre Millerand y al primer ministro Raymond Poincaré de Francia, al rey Jorge V del Reino Unido, y al Jardín Zoológico (Jardin Zoologique) de París. Como un historiador señaló: «Rara vez puede haber inspirado un recorrido tantas anécdotas».[cita requerida] A cambio de dos leones, el Reino Unido regaló a Ras Tafari la corona imperial del emperador Tewodros II para su regreso seguro a la emperatriz Zewditu. La corona había sido tomada por Robert Napier durante la expedición de 1868 a Abisinia.

En este período, el Príncipe de la Corona visitó el monasterio armenio de Jerusalén. Allí, adoptó 40 niños huérfanos armenios (Arba Lijoch, "cuarenta niños"), que habían perdido a sus padres en el genocidio armenio realizado por el imperio otomano.