Guerra contra Estado Islámico

Guerra contra Estado Islámico
Parte de la guerra contra el terrorismo
2014 military intervention against ISIS collage.png
Arriba: aviones estadounidenses sobrevolando el norte de Irak. Izquierda: F-22 Raptor recargando combustible antes de bombardear Siria. Derecha: soldados peshmerga reunidos cerca de Siria. Abajo: avión estadounidense a bordo de un portaaviones antes de despegar hacia Irak.
Syrian, Iraqi, and Lebanese insurgencies.png
Fecha5 de junio de 2014-presente
(5 años, 2 meses y 16 días).
Lugar

Campo de batalla:
AfganistánBandera de Afganistán Afganistán[1]
CamerúnBandera de Camerún Camerún[2]
ChadFlag of Chad.svg Chad[2]
IrakFlag of Iraq.svg Irak (hasta diciembre de 2017)[3]
SiriaBandera de Siria Siria (hasta marzo de 2019)
LibiaBandera de Libia Libia (hasta diciembre de 2016)
EgiptoFlag of Egypt.svg Egipto
YemenBandera de Yemen Yemen
LíbanoBandera de Líbano Líbano (hasta agosto de 2017)[4]
TurquíaBandera de Turquía Turquía
IsraelBandera de Israel Israel
NigeriaBandera de Nigeria Nigeria[2]
NígerBandera de Niger Níger[2]
MalíBandera de Malí Malí
FilipinasBandera de Filipinas Filipinas

RusiaFlag of Russia.svg Rusia
Resultado

En curso

  • Derrota del Estado Islámico en Irak, Libia, Líbano y Siria.[9]
Bajas
    • IrakFlag of Iraq.svg Irak (2014)
    • Según los terroristas:
      • 1907 ejecutados[11]
      • 4500 capturados[12]
    • Según el gobierno:
      • «Cientos» de muertos[13]
      • 1900 desaparecidos[14]
      • 90 000 desertores[15]
      • 5 helicópteros derribados[17]
    • Según el OSDH:
      • Al menos 15 580 muertos y 22 000 heridos, entre civiles y fuerzas de seguridad (2014)[19]
    • Según Estados Unidos:
      • 184 Humvees capturados al Ejército iraquí
      • Centenares de vehículos de otro tipo

  • No puede precisarse con exactitud la cifra de bajas de Estado Islámico, ya que las fuerzas de seguridad de Siria e Irak llevan luchando contra los islamistas desde abril de 2013.

    (*) ~15 000-22 000 muertos debido a los bombardeos de la aviación internacional, asumiendo que esta información sea verídica.
    1.114 civiles asesinados por los bombardeos de la coalición internacional en Siria e Irak según la coalición (entre agosto de 2014 y agosto de 2018).[20]

    1.302 civiles asesinados por los bombardeos de la Coalición en Irak y Siria según el ultimo conteo de la Coalición (entre agosto de 2014 y mayo de 2019).[21]

    La guerra contra Estado Islámico[24]​―atacaron Samarra (Irak) ese mismo día y se apoderaron de Mosul y Tikrit durante los días 9 y 11 de junio. A finales de mes, Irak había perdido el control de toda la frontera occidental con Jordania y Siria.[25]​El 29 de junio de 2014, Estado Islámico declaró un califato que incluía a Siria e Irak. Abu Bakr al-Baghdadi, líder del grupo, fue declarado por este «califa y líder de todos los musulmanes».[26]

    A medida que las fuerzas de seguridad iraquíes se retiraban hacia el sur, las fuerzas del Gobierno Regional del Kurdistán ocuparon parte de los territorios disputados entre Irak y Kurdistán, incluyendo el centro petrolero de Kirkuk.[27]​Los observadores internacionales interpretaron la movilización kurda como la última señal de la «creciente anarquía» en Irak.[28]

    El primer ministro de Irak, Nuri al-Maliki, pidió un estado de emergencia nacional el 10 de junio, tras el ataque en Mosul, pero fue denegado por el Consejo de Representantes de Irak, donde muchos parlamentarios suníes y kurdos boicotearon la sesión oponiéndose a un incremento de los poderes del primer ministro.[29]​ En agosto de ese año, una coalición internacional lanzó su propia ofensiva en la región para hacer frente a la insurgencia de Estado Islámico.

    Siria decidió intervenir en la guerra con apoyo aéreo, y varios medios afirmaron que la Guardia Revolucionaria Iraní, al mando del general Qasem Soleimani, participaba en el conflicto desde hace tiempo, cosa que el gobierno iraní había desmentido.[30]

    El 8 de agosto de 2014, a petición urgente de Irak, Estados Unidos decidió intervenir en la guerra, para defender las minorías cristianas y yazidíes, además de resguardar a las instalaciones y militares estadounidenses situados en dicho país. Estados Unidos decidió bombardear posiciones de los terroristas, limitándose a realizar solo ataques aéreos. Más tarde, Obama expresó su deseo de crear una coalición internacional con el objeto de acabar con los yihadistas, apoyada y conformada por treinta países y respaldada por las Naciones Unidas. Estados Unidos denominó a su operación militar en la guerra contra Estado Islámico como Operación Determinación Inherente u Operación Resolución Inherente (en inglés, Operation Inherent Resolve).

    Tanto Nahla Al-Hababi (representante de la provincia de Nínive en el Parlamento iraquí) como Qasim Al Araji (legislador iraquí) y Hadi Al Ameri (secretario general de Badr), afirmaron que Estados Unidos había entregado armas al grupo Estado Islámico. Varios analistas políticos[32]​creen que Estados Unidos creó a Estado Islámico para acabar con el gobierno del presidente sirio Bashar Al Assad.[33]​Por otra parte, Yousaf al Salafi (un comandante de Estado Islámico capturado por los servicios de inteligencia pakistaníes) afirmó también que el grupo estaba recibiendo financiación de Estados Unidos para comprar armas, operar y reclutar jóvenes que combatan en Siria, Irak y Pakistán.[34]

    Pese a que la ofensiva de la coalición contra Estado Islámico se basa en los ataques aéreos, sus tropas se han visto atacadas mientras entrenaban a fuerzas iraquíes en sus respectivas bases. Estas respondieron de manera defensiva, respetando el protocolo de guerra planeado, aunque se llevaron a cabo algunas misiones ofensivas para rescatar rehenes.

    En enero de 2015, Estado Islámico penetró y se instaló en Afganistán (estando este ya en guerra) para rivalizar con los talibanes, pero la OTAN detuvo su avance. Estado Islámico estaba ya interviniendo en esta fecha en el conflicto libio iniciado en 2014. Posteriormente, la guerra contra Estado Islámico se expandió a Egipto, Nigeria y Rusia además de Israel, Turquía, Yemen y Líbano entre otros.

    En julio de 2015, la coalición confirmaba la baja de numerosas unidades de Estado Islámico, entre combatientes, vehículos y demás unidades tácticas.[35]

    En diciembre de 2015 Rusia entró oficialmente en la Guerra Civil Siria y contra Estado Islámico. En marzo de 2016, Vladímir Putin, presidente de Rusia, anunció oficialmente el inicio de la retirada de las tropas de Rusia en Siria al dar por cumplida su misión antiterrorista, pero dijo que Rusia mantendrá su presencia en el puerto sirio de Tartus y en el aeródromo Hmeymim.[37]​Si bien Rusia solamente expresó mantenerse dentro de sus bases militares en Siria pero continuó la acción bélica directa en conjunto con acciones ofensivas de las Fuerzas Armadas Sirias para recuperar sus posesiones perdidas que estaban en manos de Estado Islámico.

    Numerosos manifestantes expresaron su oposición tanto a la guerra como a la islamofobia y el yihadismo de manera creciente;[39]​asimismo, el grupo Estado Islámico se adjudicó la autoría de múltiples atentados sucedidos en los cinco continentes.[41]

    Personalidades como el ministro de Relaciones Exteriores jordano Nasser Judeh, el rey jordano Abdalá II o el papa Francisco han expresado que la guerra contra Estado Islámico es de hecho la «Tercera Guerra Mundial».[44]

    El 6 de diciembre de 2017, Rusia anunció la derrota total de los terroristas de Daesh en Siria, mientras que Irak declaró la derrota del grupo terrorista en su territorio tres días después. Al mismo tiempo, Irán también declaró la derrota de la organización terrorista en Irak y Siria.

    El 19 de diciembre de 2018 el presidente de los Estados Unidos Donald Trump anuncio el retiro de los efectivos militares y civiles desplegados allí en Siria expresando que dicho retiro se debe a que la misión derrotar al Estado Islámico se cumplió. El 11 de enero de 2019 el Pentágono anuncio el comienzo de la retirada de la maquinaria militar de Siria.[47]

    A finales de febrero de 2019 la Casa Blanca anunció que finalmente decidió dejar en Siria entre 200 y 400 militares para prestar apoyo a las fuerzas de la coalición que permanezcan en el país.[48]

    A principios de febrero de 2019 las fuerzas kurdas sirias respaldadas por la aviación de la coalición extranjera liderada por EE.UU lanzaron un asalto final contra el ultimo reducto del Estado Islámico en Baghuz, en el este de Siria.[50][52]

    Trasfondo

    Originalmente Estado Islámico [22]​ era una red de Al Qaeda, que fue perdiendo afinidad con esta tras sucesivos conflictos internos. A mediados del 2014, Estado Islámico conquistaba miles de localidades entre Iraq y Siria, pasando a denominarse Estado Islámico de Irak y el Levante (en inglés, Islamic State of Iraq and Levant, o ISIS), para así después fundar un califato con Abu Bakr al-Baghdadi autobautizado como su califa Ibrahim.

    A principios de enero de 2014, los yihadistas de Estado Islámico de Irak y el Levante se apoderaron de las ciudades de Faluya y Ramadi,[53]​ controlando gran parte de la xx Gobernación de Ambar. Posteriormente, el ejército iraquí emprendió una ofensiva contra la región de Ambar, fortaleza de Estado Islámico, con el objetivo declarado de someter la región controlada por el gobierno. Samarra fue recapturada por las fuerzas iraquíes el 5 de junio de 2014,[54]​ mientras que los intensos bombardeos sobre Faluya debilitaron a las fuerzas de Estado Islámico. Sin embargo, los yihadistas habían hecho avances en la vecina Siria, desde donde les llegan las armas,[55]​ por lo que se han fortalecido sustancialmente en su posición.[56]

    A principios de junio, los insurgentes comenzaron a avanzar en el centro y norte de Irak, tras la campaña del ejército en la región de Ambar. En ese momento, aún tenían el control de la mayor parte de Faluya y Garma, así como partes del Al-Haditha, Jurf Al Sakhar, Aná, Al-Qa'im, Abu Ghraib y varios asentamientos más pequeños en la Gobernación de Ambar.[57]

    Con una enorme coalición entre países árabes y occidentales, empezaría una guerra aérea en contra de la expansión y el despliegue de los insurgentes, voluntarios yihadistas de varios países del mundo. Los terroristas de Estado Islámico fueron provocando decenas de atentados y ejerciendo una serie de conexiones con otras células terroristas como Boko Haram más un insólito nivel propagandístico en las redes sociales. Actualmente Estado Islámico cubre una superficie importante entre Siria e Irak, además de algunos territorios en Libia y Nigeria.