Guerra
English: War

  • estatua del dios romano de la guerra, marte, hallada en el foro de nerva de roma y que se conserva en el museo del capitolio de esa ciudad. muchas religiones politeístas antiguas tenían un dios o diosa que representaba las virtudes bélicas: ares, netón, badb, huitzilopochtli, sejmet etc.
    los desastres de la guerra, n.º 33: «¿qué hay que hacer más?». francisco de goya refleja en su obra gráfica la brutalidad y barbarie a que se llegó en la guerra de la independencia española.
    reproducción del guernica, famoso cuadro que pablo picasso pintó para reflejar el bombardeo de la ciudad homónima con bombas incendiarias de fósforo durante la guerra civil española con el fin de condenar toda forma de guerra.

    la guerra, en su sentido estrictamente técnico, es aquel conflicto social en el que dos o más grupos humanos relativamente masivos —principalmente tribus, sociedades o naciones— se enfrentan de manera violenta, preferiblemente, mediante el uso de armas de toda índole, a menudo con resultado de muerte —individual o colectiva— y daños materiales de una entidad considerable.[2]

    la guerra es la forma de conflicto socio-político más grave entre dos o más grupos humanos. es quizás la más antigua de las relaciones internacionales y ya en el comienzo de las civilizaciones se constata el enfrentamiento organizado de grupos humanos armados con el propósito de controlar recursos naturales o humanos (conflictos entre cazadores nómadas y recolectores sedentarios que sí desarrollaron el concepto de "propiedad"),[4]​ y se encuentra estrechamente relacionado con el concepto etológico de territorialidad.

    las guerras tienen como origen múltiples causas, entre las que suelen estar el mantenimiento o el cambio de relaciones de poder, dirimir disputas económicas, ideológicas, territoriales, etc. en ciencia política y relaciones internacionales, la guerra es un instrumento político, al servicio de un estado u otra organización con fines eminentemente políticos, ya que en caso contrario constituiría una forma más desorganizada aunque igualmente violenta: el bandolerismo por tierra o la piratería por mar. según richard holmes, la guerra es una experiencia universal que comparten todos los países y todas las culturas.[7]

    las reglas de la guerra, y la existencia misma de reglas, han variado mucho a lo largo de la historia. el concepto de quiénes son los combatientes también varía con el grado de organización de las sociedades enfrentadas. las dos posibilidades más frecuentes son civiles sacados de la población general, generalmente varones jóvenes, en caso de conflicto, o soldados profesionales formando ejércitos permanentes. también puede haber voluntarios y mercenarios. las combinaciones de varios o de todos estos tipos de militares son asimismo frecuentes. las formas de hacer una guerra dependen de los propósitos de los combatientes. por ejemplo, en las guerras romanas, cuyo objetivo era expandir el imperio, el objetivo militar principal era, una vez sometido, incorporar al pueblo ajeno al imperio y a las leyes y costumbres de roma.[8]​ en la actualidad, a veces se hace distinción entre conflictos armados y guerras. de acuerdo con este punto de vista, un conflicto solo sería una guerra si los beligerantes han hecho una declaración formal de la misma. en una concepción de la doctrina militar de estados unidos no se hace distinción alguna, refiriéndose a los conflictos armados como guerras de cuarta generación.

    batalla de normandía.

    entre el final de la segunda guerra mundial y el año 2010 hubo 246 enfrentamientos armados en 151 lugares del mundo.

  • definiciones y conceptos
  • causas de la guerra
  • concepto filosófico
  • tratadistas
  • guerras e historia
  • guerras contemporáneas
  • guerras récord
  • la supuesta necesidad biológica de la guerra
  • guerra y violencia sexual
  • tipos de guerras
  • véase también
  • referencias
  • bibliografía
  • enlaces externos

Estatua del dios romano de la guerra, Marte, hallada en el foro de Nerva de Roma y que se conserva en el Museo del Capitolio de esa ciudad. Muchas religiones politeístas antiguas tenían un dios o diosa que representaba las virtudes bélicas: Ares, Netón, Badb, Huitzilopochtli, Sejmet etc.
Los desastres de la guerra, n.º 33: «¿Qué hay que hacer más?». Francisco de Goya refleja en su obra gráfica la brutalidad y barbarie a que se llegó en la Guerra de la Independencia Española.
Reproducción del Guernica, famoso cuadro que Pablo Picasso pintó para reflejar el bombardeo de la ciudad homónima con bombas incendiarias de fósforo durante la Guerra Civil española con el fin de condenar toda forma de guerra.

La guerra, en su sentido estrictamente técnico, es aquel conflicto social en el que dos o más grupos humanos relativamente masivos —principalmente tribus, sociedades o naciones— se enfrentan de manera violenta, preferiblemente, mediante el uso de armas de toda índole, a menudo con resultado de muerte —individual o colectiva— y daños materiales de una entidad considerable.[2]

La guerra es la forma de conflicto socio-político más grave entre dos o más grupos humanos. Es quizás la más antigua de las relaciones internacionales y ya en el comienzo de las civilizaciones se constata el enfrentamiento organizado de grupos humanos armados con el propósito de controlar recursos naturales o humanos (conflictos entre cazadores nómadas y recolectores sedentarios que sí desarrollaron el concepto de "propiedad"),[4]​ y se encuentra estrechamente relacionado con el concepto etológico de territorialidad.

Las guerras tienen como origen múltiples causas, entre las que suelen estar el mantenimiento o el cambio de relaciones de poder, dirimir disputas económicas, ideológicas, territoriales, etc. En Ciencia Política y Relaciones Internacionales, la guerra es un instrumento político, al servicio de un Estado u otra organización con fines eminentemente políticos, ya que en caso contrario constituiría una forma más desorganizada aunque igualmente violenta: el bandolerismo por tierra o la piratería por mar. Según Richard Holmes, la guerra es una experiencia universal que comparten todos los países y todas las culturas.[7]

Las reglas de la guerra, y la existencia misma de reglas, han variado mucho a lo largo de la historia. El concepto de quiénes son los combatientes también varía con el grado de organización de las sociedades enfrentadas. Las dos posibilidades más frecuentes son civiles sacados de la población general, generalmente varones jóvenes, en caso de conflicto, o soldados profesionales formando ejércitos permanentes. También puede haber voluntarios y mercenarios. Las combinaciones de varios o de todos estos tipos de militares son asimismo frecuentes. Las formas de hacer una guerra dependen de los propósitos de los combatientes. Por ejemplo, en las guerras romanas, cuyo objetivo era expandir el imperio, el objetivo militar principal era, una vez sometido, incorporar al pueblo ajeno al imperio y a las leyes y costumbres de Roma.[8]​ En la actualidad, a veces se hace distinción entre conflictos armados y guerras. De acuerdo con este punto de vista, un conflicto solo sería una guerra si los beligerantes han hecho una declaración formal de la misma. En una concepción de la doctrina militar de Estados Unidos no se hace distinción alguna, refiriéndose a los conflictos armados como guerras de cuarta generación.

Entre el final de la Segunda Guerra Mundial y el año 2010 hubo 246 enfrentamientos armados en 151 lugares del mundo.