Gliptoteca de Múnich
English: Glyptothek

Gliptoteca de Múnich
Glyptothek (München)
Glyptothek in München in 2013.jpg
Localización
PaísAlemaniaFlag of Germany.svg Alemania
DivisiónFlag of Bavaria (lozengy).svg Baviera
Municipio(s)Múnich
DirecciónKönigsplatz (80333)
Información general
TipoMuseo de arte/arqueológico
ClaseMuseo de esculturas
Coleccion(es)Antigüedades griegas y romanas
Época de la(s) colección(es)Antigüedad clásica
SuperficieMás de 50 000 m²

Inauguración1830

Administrador(a)Staatliche Antikensammlungen
Director(a)Florian Knauß
Información del edificio
EstiloNeogriego
Construcción1816-1830
Arquitecto(s)Leo von Klenze
Información visitantes
Sitio webhttp://www.antike-am-koenigsplatz.mwn.de/
Mapa(s) de localización
Gliptoteca de Múnich ubicada en Baviera
Gliptoteca de Múnich
Gliptoteca de Múnich

Coordenadas48°08′47″N 11°33′57″E / 48°08′47″N 11°33′57″E / 11.565833
La Gliptoteca de Múnich.
La Plaza Real de Múnich con la Gliptoteca a la derecha y la Colección Estatal de Antigüedades a la izquierda desde los Propileos.
Vista de una sala.
Figuras del templo de Afaya.

La Gliptoteca de Múnich es un museo ubicado en la ciudad alemana de mismo nombre que fue encargado por el rey bávaro Luis I para albergar su colección de esculturas griegas y romanas. Fue diseñado por Leo von Klenze en el estilo neoclásico y construido entre 1816 y 1830. Actualmente el museo forma parte del Kunstareal.

Historia

La Gliptoteca fue encargada por el príncipe heredero (luego rey) Luis I de Baviera junto con otros proyectos, como la vecina Königsplatz y el edificio que alberga la Colección Estatal de Antigüedades Griegas y Romanas, como un monumento a la antigua Grecia. Luis tenía la visión de una «Atenas alemana» en la que se recordaría la antigua cultura griega, e hizo construirla frente a las puertas de Múnich.

La disposición del complejo de la Königsplatz fue diseñada por los arquitectos Karl von Fischer y Leo von Klenze en 1815, ordenándola éste en el estilo de un foro, con la Gliptoteca en el lado norte. Las paredes del museo fueron adornadas con coloridos frescos y estucos realizados por distinguidos artistas tales como Peter von Cornelius y Wilhelm von Kaulbach.

En los pocos años entre 1806 y la apertura del museo en 1830, Luis completó una de las mejores colecciones de esculturas grecorromanas de la época. A través de sus agentes logró adquirir piezas tales como la Medusa Rondanini, el Fauno Barberini y, en 1813, las figuras del Templo de Afea en Egina.

La Segunda Guerra Mundial no destruyó muchas de las obras de arte de la Gliptoteca, aunque desafortunadamente los frescos no sobrevivieron y sólo unos pocos ladrillos pintados eran visibles tras la reapertura del museo en 1972.