Fay Wray
English: Fay Wray

Fay Wray
Wray, Fay 01.jpg
Foto publicitaria de Wray.
Información personal
Nombre de nacimientoVina Fay Wray
Otros nombres«La Reina del Grito»[1]
«La Reina de las B»
Nacimiento15 de septiembre de 1907
Bandera de Canadá Alberta, Canadá
Fallecimiento8 de agosto de 2004 (96 años)
Bandera de Estados Unidos Nueva York, Estados Unidos
Causa de la muerteEnfermedad Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepulturaHollywood Forever Cemetery (Estados Unidos) Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadCanadiense y estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político
Familia
CónyugeJohn Monk Saunders
(1928-1939)
Robert Riskin
(1942-1955)
Sanford Rothenberg
(1971-1991)
HijosSusan Saunders (1936)
Robert Riskin Jr. (1943)
Victoria Riskin (1946)
Educación
Educada en
Información profesional
OcupaciónActriz
Distinciones

Fay Wray (Alberta, 15 de septiembre de 1907Nueva York, 8 de agosto de 2004) fue el seudónimo de Vina Fay Wray, una actriz canadiense que desarrolló su carrera en Estados Unidos y adquirió reconocimiento internacional por su interpretación del papel femenino principal de King Kong (1933).[3]

Luego de obtener breves papeles cinematográficos, ganó la atención de la prensa pública cuando fue seleccionada como una de las WAMPAS Baby Stars.[1]​ Esto llevó a que Wray fuera contratada en su juventud por Paramount Pictures, con la que realizó más de una docena de películas, entre ellas La marcha nupcial (1928), su primer protagónico.

Después de abandonar la Paramount, firmó contratos con diferentes compañías cinematográficas que inicialmente la lanzaron como actriz de películas de terror; durante esa etapa, se destacaron sus participaciones en El arrabal (1933) y ¡Viva Villa! (1934), ambas protagonizadas por Wallace Beery.[4]

Para RKO Radio Pictures, protagonizó su filme más representativo, King Kong.[4]​ Tras el éxito del mismo, Wray apareció en el cine y la televisión con personajes importantes hasta su retiro definitivo como actriz en 1980. Al momento de su muerte, contaba con cerca de 100 películas filmadas, tanto mudas como sonoras.

Biografía

Infancia y juventud

La familia de Wray tenía orígenes mormones y era descendiente del colono William Pynchon, fundador de la ciudad de Springfield, Massachusetts.[2]

Comienzos de su carrera

En 1923, Wray apareció en su primera película cuando debutó con apenas 16 años en un cortometraje histórico patrocinado por un periódico local.[12]

En 1926, la Asociación Occidental de Anunciantes Cinematográficas, una organización norteamericana de cine, seleccionó a Wray como una de las WAMPAS Baby Stars,[3]

La actriz hacia 1930.

Al año siguiente firmó un contrato con Paramount Pictures para realizar una serie de películas de mediana calidad junto a Gary Cooper y Jack Holt, de las que se destaca Todo un hombre (1930).[10]

Películas de terror y King Kong

Fay Wray y Joel McCrea en El malvado Zaroff (1932).

Después de abandonar la Paramount, Wray firmó contratos con varias compañías cinematográficas.[17]​ Wray y Robert Armstrong participaron de ambas películas.

El malvado Zaroff fue seguido por la película más memorable de Wray, King Kong, estrenada en el Radio City Music Hall y en el Roxy Theatre.[23]

En el filme Wray representó a Ann Darrow, una actriz desempleada que accede a tomar un trabajo con una empresa de cine que se dirige a filmar en una isla misteriosa. King Kong es el gigantesco simio que habita en la isla y se siente atraído por la actriz, motivo por el que la secuestra. Una vez trasladado a Nueva York, muere desde lo alto del Empire State.[2]

Me hubiera gustado haber tenido papeles de carácter más inusual y profundidad, y con frecuencia pensé que era demasiado mala para ello. Sin embargo, es una cosa extraña. Creo que tengo al menos una película por la que las personas se han interesado lo suficiente al punto de hacerlas sentir bien. Creo que es un tipo extraño de magia que tiene King Kong. Las personas han cambiado sus vidas a causa de este y me lo han dicho.
Fay Wray[10]
Fay Wray en una escena junto a King Kong (1933).

Wray recordó que la parte más peligrosa de la filmación de King Kong fue cuando sintió que estaba a punto de caer debido a la tendencia de la mano del gorila gigante a aflojar sus manos mientras estaba suspendida muy por encima de los sets de filmación. En esa escena le imploró al director Merian C. Cooper que la bajara al suelo para descansar unos minutos antes de ser asegurada una vez más en la mano y elevarla de nuevo.[1]

Por otro lado, Wray pasó un día entero grabando de forma adicional gritos estridentes y lastimeros que un editor insertó posteriormente en la banda sonora y que incluso, fueron utilizados para otras películas de terror.[2]

Wray manifestó en una entrevista de 1993 que llegó a sentir que Kong «fue algo muy especial para muchos, pero también para mí. Aunque él tenía una fuerza tremenda y el poder de destruir, algún tipo de instinto le hizo apreciar lo que él veía como tan hermoso».[2]

Carrera posterior

Wray probó escribir obras teatrales en 1939 y colaboró con Sinclair Lewis en la pieza Angela is 21, que fue adaptada para cine por Universal como This Is the Life en 1944, pero su empeño apenas fue ligeramente exitoso.[19]​ en las que trabajó en cine y de forma frecuente en televisión.

Las circunstancias interrumpieron mi energía, mi impulso y mi visión de mí misma... pero es así como fue y no me siento perturbada por ello.
Fay Wray[10]
Fay Wray y Paul Hartman en el ciclo televisivo The Pride of the Family (1953).

Wray fue elegida para la sitcom producida por ABC durante 1953-54, The Pride of the Family, en el rol de Catherine Morrison. Paul Hartman recreó a su marido, Albie Morrison, mientras que Natalie Wood y Robert Hyatt interpretaron a sus hijos, Ann y Junior Morrison respectivamente.[26]

En 1960 apareció como Clara en el episodio Who Killed Cock Robin? de la serie detectivesca de la ABC, 77 Sunset Trip.[2]

He tenido una vida hermosa gracias a las películas.
—Fay Wray[2]

En 1989 publicó su autobiografía titulada By the Other Hand (Por otra parte, en español).[32]

Muerte

Tumba de Fay Wray en el Hollywood Forever Cemetery.

En 2004, el director Peter Jackson le ofreció hacer un pequeño cameo en la remake de King Kong de 2005.[20]​ Sus restos fueron inhumados en el Hollywood Forever Cemetery en California.

Dos días después de su muerte, las luces del Empire State fueron apagadas durante 15 minutos en su memoria.[34]

Vida personal

Wray se casó tres veces, con los escritores John Monk Saunders (22 de noviembre de 1897-11 de marzo de 1940) y Robert Riskin (30 de marzo de 1897-20 de septiembre de 1955), y el neurocirujano Sanford Rothenberg (28 de enero de 1919-4 de enero de 1991). Tuvo tres hijos con sus dos primeros matrimonios: Susan Saunders (n. 1936), Robert Riskin Jr. (n. 1943, fue propietario de la tienda de guitarras McCabe) y Victoria Riskin (n. 1946, expresidenta del Writers Guild of America, West). También mantuvo un largo romance con Clifford Odets y fue cortejada por Sinclair Lewis.[2]

Su primer esposo, John M. Saunders, fue guionista de las películas Alas y La escuadrilla de la aurora. Permaneció casada con él desde 1928 a 1939 y confesó que «tenía esta cuestión en su vida de vivir peligrosamente y morir joven».[2]

Su segundo marido, Robert Riskin, con el que estuvo casada desde 1942 a 1955, escribió las comedias de Frank Capra Sucedió una noche y El secreto de vivir.[12]

Durante su estadía en California, cuando Wray contaba con 14 años, estuvo acompañada durante un breve lapso por el novio de una de sus hermanas, el fotógrafo William Mortensen (27 de enero de 1897-12 de agosto de 1965), quien le confesó su amor y le manifestó que tenía sentimientos firmes por ella que no había experimentado nunca con su hermana. En una ocasión Mortensen tomó fotografías artísticas de Wray en la playa y estas llegaron a la madre de Fay, Elvina, que llegó enfurecida a California para exigir una explicación.[36]

Wray se convirtió en ciudadana naturalizada de Estados Unidos a principios de la década de 1930.[3]