Estado satélite

Territorios y estados miembros de la Esfera de Coprosperidad de la Gran Asia Oriental. Terminología que el Imperio del Japón utilizaba para nombrar a las colonias que su ejército había arrebatado de los Imperios europeos durante la Segunda Guerra Mundial y que el gobierno nipón habían declarado Estados independientes, también se incluye a gobiernos provisionales o Estados ya existentes que cedieron a la influencia del Imperio asiático.      Imperio del Japón      Reino de Tailandia y      Gobierno provisional para una India libre      Estados títeres

Estado satélite es uno de los adjetivos peyorativos que se le da en política internacional a cualquier Estado que, si bien es nominalmente independiente y es reconocido por otros, en la práctica se encuentra supuestamente sujeto al dominio político o ideológico de alguna potencia. Al igual que ocurre con términos similares como gobierno títere, la catalogación de un Estado como satélite es considerada partidista y propia de los detractores de los gobiernos en cuestión.

El término, analogía de los cuerpos celestes que orbitan alrededor de uno mayor, fue inicialmente utilizado por la prensa capitalista para referirse a los países del Pacto de Varsovia y su estrecha relación con la Unión Soviética durante la Guerra Fría. Otros Estados socialistas, como Corea del Norte (particularmente en las décadas posteriores a la Guerra de Corea) o Cuba (especialmente después de integrarse en el CAME) también fueron en su momento catalogados como «satélites soviéticos». Por su parte, la prensa del campo socialista solía usar definiciones de similar calibre para referirse a Estados capitalistas periféricos y los aliados de Estados Unidos en la OTAN, contracara del Pacto de Varsovia. Así, tanto la prensa de la República Democrática Alemana como la de otros países socialistas, se refería frecuentemente a la Alemania Occidental como un gobierno títere de la OTAN y los Estados Unidos.

Acusaciones de Estados de ser satélites soviéticos

En azul, los países que integraban el llamado Bloque del Este en Europa. En celeste, Yugoslavia y Albania, que rompieron relaciones con la Unión Soviética.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, diversos países de Europa Oriental y Central pasaron a estar influenciados, política y militarmente, por la Unión Soviética.[3]

Los Estados acusados de ser satélites de la Unión Soviética fueron:[6]Albania (en 1960 rompería con la Unión Soviética), Alemania Oriental, Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría, Polonia y Rumania en Europa y Mongolia en Asia.

Yugoslavia, a veces también fue calificada como un «satélite soviético»,[7]​ Estos países fueron todos miembros del llamado Bloque del Este.