Dentición decidua

La primera dentición de leche comienza a perderse a los 5 o 6 años de edad siendo sustituida por los dientes definitivos o segunda dentición.

La dentición decidua, conocida también como dentición de leche, dentición temporal o dentición primaria, es el primer juego de dientes que aparecen durante la ontogenia de humanos y como en las de otros mamíferos. Se desarrollan durante el periodo embrionario y se hacen visibles (erupción dentaria) en la boca durante la infancia. Son generalmente sustituidos, tras su caída, por dientes permanentes, aunque, en ausencia de ésta, pueden conservarse y mantener su función algunos años. En todos los mamíferos, salvo algunas excepciones, se recambian solo incisivos, caninos y premolares, apareciendo los molares ya como parte de la serie dentaria definitiva; este tipo de reemplazo se denomina hemifiodoncia.[1]

Cronología

Dentición decidua completa.

La aparición de los dientes, tanto de leche como permanentes, tiene tiempos de erupción bien definidos. Los primeros dientes de leche brotan entre los 6-9 meses y los últimos entre los 20-24 meses. La cronología normal de aparición es la siguiente:[2]

  • 6 a 9 meses: incisivos centrales inferiores.
  • 8 a 10 meses: incisivos centrales superiores e incisivos laterales superiores.
  • 15 a 21 meses: incisivos laterales inferiores, caninos inferiores y primeros molares inferiores y superiores (mal llamados "molares" debido a que evolutivamente corresponden al premolar 3, ya que durante la evolución hacia la dentición humana se han perdido el 1.er y 2.º premolar).
  • 16 a 20 meses: caninos superiores.
  • 20 a 24 meses: segundos molares inferiores y superiores (también mal llamados "molares" debido a que evolutivamente corresponden al premolar 4).