Democracia líquida

La democracia líquida o democracia delegativa revocable es una forma de democracia directa que incluye la posibilidad de delegación de voto revocable de forma instantánea, de ahí su liquidez. Términos relacionados son la democracia directa digital, democracia directa electrónica, democracia participativa digital o democracia real electrónica, aunque en este caso no existe la posibilidad de delegar el voto.

En todo caso, hay que distinguirla de la democracia delegada, que es otra denominación para la democracia restrictivamente representativa.[cita requerida]

Características

Esquema democracia líquida

Es un sistema en el que cualquier ciudadano tiene la posibilidad de votar por Internet cada decisión del parlamento y realizar propuestas. También puede ser representante virtual, mediante la publicación de su intención de voto en nombre del partido político o corriente de opinión a la que representa.

No es necesario esperar 4 años para cambiar de representantes. El voto delegado puede recuperarse en cualquier momento:

  • para votar una decisión puntual en la que se quiere participar directamente
  • para tomar parte activa en el parlamento virtual, votando en cada decisión
  • para delegar en otro representante[1]