Cultura de Polonia

La cultura de Polonia está estrechamente conectada con su historia intrincada de 1000 años.[1]

Influencias

Su carácter único se desarrolló como un resultado de su geografía en la confluencia de Europa Occidental y Oriental. Con el tiempo, la cultura polaca se ha visto profundamente influida por sus vínculos con los mundos germánicos, latinos y bizantinos, como también el diálogo continuo con los muchos otros grupos étnicos y las minorías que viven en Polonia.[2]​ El pueblo de Polonia se ha considerado tradicionalmente hospitalario hacia los artistas del extranjero y con ganas de seguir las tendencias culturales y artísticas en otros países. En los siglos XIX y XX, los polacos se enfocaron en la promoción cultural a menudo prevalecida sobre la actividad política y económica. Estos factores han contribuido a la naturaleza versátil del arte polaco, con todos sus innumerables matices complejos.

La cultura polaca se ha visto influenciada tanto por la cultura oriental como la occidental. Actualmente, esto se evidencia en su arquitectura, folclore y arte. Polonia es el lugar de nacimiento de varios personajes conocidos, como Marie Curie, Frédéric Chopin, y Nicolás Copérnico, el papa Juan Pablo II, Lech Wałęsa, Joseph Conrad y Shimon Peres, entre otros.

El arte polaco ha reflejado las tendencias mundiales. El famoso pintor Jan Matejko incluyó numerosos eventos históricos significativos en sus pinturas. Otro artista polaco importante fue Stanisław Ignacy Witkiewicz. Fue un ejemplo del hombre renacentista, así como un destacado dramaturgo, pintor y poeta Stanisław Wyspiański.