Crisis presidencial de Venezuela de 2019

Crisis presidencial de Venezuela de 2019
Crisis en Venezuela

Nicolás Maduro, president of Venezuela (2016) cropped.jpg
Juan Guaidó restored version.jpg
Juan Guaidó
Reconocido como presidente por la Asamblea Nacional y el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio para conformar un gobierno de transición.

Fecha5 de enero de 2019 - presente[1]
Jurisdicción/esRepública Bolivariana de Venezuela
CausasDesacuerdo sobre la legitimidad de las elecciones presidenciales de mayo de 2018.
Hechos más relevantes
Entidades enfrentadas

Original Flag of Venezuela 2006.png

Gobierno bolivariano
(Chavismo)

Logo of the 2017 Constituent Assembly of Venezuela.pngAsamblea Nacional Constituyente de Venezuela
Tribunal Supremo de Justicia (Venezuela) logo.pngTribunal Supremo de Justicia de Venezuela
CNE logo.svgConsejo Nacional Electoral de Venezuela[26]
CMR Consejo Moral Republicano de Venezuela
Respaldado por

Frente Amplio de la Patria
Colectivos

Original Flag of Venezuela 2006.png

Gobierno Provisional de Transición
(Oposición al chavismo)

Logo Asamblea Nacional.svgAsamblea Nacional
Supreme Tribunal of Justice in Exile logo.pngTribunal Supremo de Justicia de Venezuela en el exilio
Respaldado por

Frente Amplio Venezuela Libre
Alianza Soy Venezuela[41]
Representantes
Nicolás Maduro Juan Guaidó
Posiciones internacionales
Reconocimiento a Nicolás Maduro
Lista completa
Neutrales
Lista completa
Reconocimiento a Juan Guaidó
Lista completa

La crisis presidencial de Venezuela de 2019 es una crisis política nacional e internacional en torno a la legitimidad de quién ocupa la presidencia del país, después de que el 10 de enero de 2019, la Asamblea Nacional de Venezuela, presidida por Juan Guaidó, declarara que Nicolás Maduro estaba usurpando el cargo de presidente, de acuerdo a lo establecido en la Constitución Nacional.[42]

La usurpación del cargo de presidente, por parte de Nicolás Maduro, se sustenta en el hecho de que las elecciones presidenciales celebradas el 20 de mayo de 2018 fueron altamente cuestionadas por la oposición, organizaciones no gubernamentales y la comunidad internacional, que las consideran un evento írrito y nulo debido a diversas irregularidades durante la convocatoria y el proceso electoral, la inhabilitación de posibles candidatos opositores al gobierno, así como la prohibición arbitraria para que partidos políticos opositores pudieran concurrir y participar,[43]

Esta situación en Venezuela también arrastra una crisis institucional desde 2017, cuando el Tribunal Supremo de Justicia se adjudicó las competencias de la Asamblea Nacional, algo que dicho órgano considera inconstitucional.[46]

Dado el no-reconocimiento de la elección presidencial y la vacancia de la Presidencia de la República, y en cumplimiento del artículo 233 de la Constitución,[55]

La presidencia de Guaidó, desde luego avalada por la Asamblea Nacional de Venezuela, fue reconocida por el Tribunal Supremo en el exilio y por Estados Unidos inmediatamente.[60]​ el Parlamento Europeo y países como Australia e Israel. Adicionalmente, ocho países reconocen la legitimidad de la Asamblea Nacional entre ellos Japón. Por otro lado, veinte países reconocen a Maduro, incluyendo a algunos países del ALBA, China y Rusia, junto a dos países que no integran la ONU, mientras que diecisiete países se han declarado neutrales, junto con la ONU, de los cuales su mayoría reconocen la legitimidad de la Asamblea Nacional como órgano del poder legislativo.

El parlamento ha encabezado una serie de protestas antigubernamentales y cabildos abiertos en el país.[61]

Antecedentes

En las elecciones de mayo de 2018, el presidente Nicolás Maduro, resultó reelegido en un clima rodeado de irregularidades, lo que llevó a muchos a creer que las elecciones carecían de validez.[71]

La elección de Maduro fue apoyada por Rusia, China y el ALBA.[73]