Crisis por la abdicación de Eduardo VIII

  • documento legal mediante el cual eduardo viii anunció su abdicación, firmado por él y sus tres hermanos.

    se denomina crisis por la abdicación a una serie de conflictos políticos y legales que ocurrieron en el imperio británico en 1936, causados por la decisión del rey eduardo viii de casarse con wallis simpson, una celebridad social estadounidense que se divorció de su primer marido y estaba en vías de divorciarse por segunda vez.

    los gobiernos del reino unido y de los dominios de la mancomunidad británica de naciones manifestaron su oposición al matrimonio. se plantearon objeciones religiosas, legales, políticas y morales. como monarca británico, eduardo era el jefe nominal de la iglesia de inglaterra, que no permitía que las personas divorciadas se volvieran a casar mientras el cónyuge anterior estuviera vivo; por lo que la opinión más extendida era que el rey no podía casarse con wallis simpson y, al mismo tiempo, permanecer en el trono. la señora simpson era considerada como una consorte política y socialmente inadecuada debido a sus dos matrimonios fallidos. la presunción generalizada entre el establishment era que la guiaba su interés en el dinero o la posición y no el amor por el rey. a pesar de la oposición, eduardo declaró que amaba a la señora simpson y pretendía casarse con ella tanto si los gobiernos aprobaban el enlace como si no.

    la resistencia general para aceptar a wallis simpson como consorte del rey y la negativa de eduardo a abandonarla condujeron a su abdicación en diciembre de 1936.[n. 1]​ es el único monarca británico que ha renunciado voluntariamente al trono desde el periodo anglosajón. le sucedió su hermano alberto, quien tomó el nombre de jorge vi. tras su abdicación, eduardo recibió el título de duque de windsor con el tratamiento de su alteza real y se casó con la señora simpson al año siguiente. permanecieron casados hasta la muerte de eduardo, 35 años más tarde.

  • eduardo y wallis simpson
  • oposición
  • opciones consideradas
  • maniobras legales
  • abdicación
  • duque y duquesa de windsor
  • notas
  • referencias
  • bibliografía
  • enlaces externos

Documento legal mediante el cual Eduardo VIII anunció su abdicación, firmado por él y sus tres hermanos.

Se denomina crisis por la abdicación a una serie de conflictos políticos y legales que ocurrieron en el Imperio británico en 1936, causados por la decisión del rey Eduardo VIII de casarse con Wallis Simpson, una celebridad social estadounidense que se divorció de su primer marido y estaba en vías de divorciarse por segunda vez.

Los gobiernos del Reino Unido y de los dominios de la Mancomunidad Británica de Naciones manifestaron su oposición al matrimonio. Se plantearon objeciones religiosas, legales, políticas y morales. Como monarca británico, Eduardo era el jefe nominal de la Iglesia de Inglaterra, que no permitía que las personas divorciadas se volvieran a casar mientras el cónyuge anterior estuviera vivo; por lo que la opinión más extendida era que el rey no podía casarse con Wallis Simpson y, al mismo tiempo, permanecer en el trono. La señora Simpson era considerada como una consorte política y socialmente inadecuada debido a sus dos matrimonios fallidos. La presunción generalizada entre el establishment era que la guiaba su interés en el dinero o la posición y no el amor por el rey. A pesar de la oposición, Eduardo declaró que amaba a la señora Simpson y pretendía casarse con ella tanto si los gobiernos aprobaban el enlace como si no.

La resistencia general para aceptar a Wallis Simpson como consorte del rey y la negativa de Eduardo a abandonarla condujeron a su abdicación en diciembre de 1936.[n. 1]​ Es el único monarca británico que ha renunciado voluntariamente al trono desde el periodo anglosajón. Le sucedió su hermano Alberto, quien tomó el nombre de Jorge VI. Tras su abdicación, Eduardo recibió el título de duque de Windsor con el tratamiento de Su Alteza Real y se casó con la señora Simpson al año siguiente. Permanecieron casados hasta la muerte de Eduardo, 35 años más tarde.