Comunismo
English: Communism

  • la bandera roja fue el símbolo más clásico de los comunistas desde su comienzo.

    el comunismo es un sistema político y un modo de organización socioeconómica, caracterizado por la propiedad en común de los medios de producción, la ausencia de propiedad privada así como por la inexistencia de clases sociales y de un estado.[6]

    el comunismo, como proyecto de socialización de los medios de producción, surgió en el siglo xvi, bajo la forma de diversas teorías económicas basadas en el colectivismo agrario. las más conocidas fueron la obra utopía, de tomás moro, y la ideología revolucionaria babuvina, que derivó del movimiento jacobino de la revolución francesa. el ideario comunista se convirtió, a comienzos del siglo xix, en un complejo proyecto económico industrial, gracias a las diferentes corrientes del llamado socialismo utópico, del anarcocomunismo y de las ramas obreras del comunismo cristiano. actualmente, el más conocido de estos movimientos fue el que adoptó la escuela del denominado socialismo científico, de los pensadores alemanes karl marx y friedrich engels, bajo la cual sería rebautizado como liga de los comunistas. por la influencia de su obra, el movimiento comunista adoptó una interpretación revolucionaria de la historia y la forma de partido político, convirtiéndose luego en una organización internacional unificada bajo la doctrina marxista.

    según el marxismo, la historia es entendida como un permanente conflicto por el excedente material, cuyo inicio se debe a la aparición de la propiedad. las diferentes formas de propiedad ponen fin al comunismo primitivo y estratifican a la sociedad en clases de acuerdo a sus relaciones de producción. las diferentes relaciones de producción que vinculan a los hombres y a las mujeres, requieren de la explotación. estas relaciones generan, con el tiempo, las condiciones para ser reemplazadas por otras formas de explotación superiores, en una secuencia revolucionaria de modos de producción. en cada uno de los modos señalados, se desarrolla una lucha de clases interna entre los diferentes tipos de trabajadores y explotadores que los integran, la cual se resuelve con el surgimiento de nuevas clases dominantes. sin embargo, la sociedad capitalista genera una serie creciente de crisis internas y cíclicas que sólo pueden ser resueltas por sus trabajadores asalariados en una revolución proletaria, la que requiere, a su vez, de la construcción del comunismo.[2]

  • comunismo (término sociológico)
  • comunismo (término político)
  • orígenes y fuentes históricas del comunismo
  • el desarrollo de las doctrinas comunistas
  • historia del movimiento comunista
  • crítica al comunismo
  • véase también
  • referencias
  • bibliografía
  • enlaces externos

La bandera roja fue el símbolo más clásico de los comunistas desde su comienzo.

El comunismo es un sistema político y un modo de organización socioeconómica, caracterizado por la propiedad en común de los medios de producción, la ausencia de propiedad privada así como por la inexistencia de clases sociales y de un Estado.[6]

El comunismo, como proyecto de socialización de los medios de producción, surgió en el siglo XVI, bajo la forma de diversas teorías económicas basadas en el colectivismo agrario. Las más conocidas fueron la obra Utopía, de Tomás Moro, y la ideología revolucionaria babuvina, que derivó del movimiento jacobino de la Revolución francesa. El ideario comunista se convirtió, a comienzos del siglo XIX, en un complejo proyecto económico industrial, gracias a las diferentes corrientes del llamado socialismo utópico, del anarcocomunismo y de las ramas obreras del comunismo cristiano. Actualmente, el más conocido de estos movimientos fue el que adoptó la escuela del denominado socialismo científico, de los pensadores alemanes Karl Marx y Friedrich Engels, bajo la cual sería rebautizado como Liga de los comunistas. Por la influencia de su obra, el movimiento comunista adoptó una interpretación revolucionaria de la historia y la forma de partido político, convirtiéndose luego en una organización internacional unificada bajo la doctrina marxista.

Según el marxismo, la historia es entendida como un permanente conflicto por el excedente material, cuyo inicio se debe a la aparición de la propiedad. Las diferentes formas de propiedad ponen fin al comunismo primitivo y estratifican a la sociedad en clases de acuerdo a sus relaciones de producción. Las diferentes relaciones de producción que vinculan a los hombres y a las mujeres, requieren de la explotación. Estas relaciones generan, con el tiempo, las condiciones para ser reemplazadas por otras formas de explotación superiores, en una secuencia revolucionaria de modos de producción. En cada uno de los modos señalados, se desarrolla una lucha de clases interna entre los diferentes tipos de trabajadores y explotadores que los integran, la cual se resuelve con el surgimiento de nuevas clases dominantes. Sin embargo, la sociedad capitalista genera una serie creciente de crisis internas y cíclicas que sólo pueden ser resueltas por sus trabajadores asalariados en una revolución proletaria, la que requiere, a su vez, de la construcción del comunismo.[2]