Clima continental

Clima continental
Clasificación climática de Köppen
D
Los árboles caducifolios son las plantas por excelencia de los climas continentales, al ser capaces de soportar el frío del invierno y realizar la mayor parte de su metabolismo en primavera y verano.
Los árboles caducifolios son las plantas por excelencia de los climas continentales, al ser capaces de soportar el frío del invierno y realizar la mayor parte de su metabolismo en primavera y verano.
Características
Tipo de vegetaciónBosque templado de coníferas, Taiga, Tundra
SubtiposContinental templado
Continental húmedo
Manchuriano o monzónico
Continental mediterráneo
Hipercontinental
Continental estepario
Continental árido
Latitudes30º N-90º N
Localización
Continente(s)Europa, Asia y América del Norte
Reparto geográfico
Localización de los climas continentales
Localización de los climas continentales
Ciudades más importantes
Chicago
Nueva York
Berlín
Estocolmo
Sofía
Bucarest
Montreal
Moscú
Kabul
Kiev
Pekín
Seúl
Toronto
Varsovia
Nevada en la ciudad canadiense de Montreal, que posee un acentuado clima continental.

Los climas continentales son un tipo de clima, aquellos en el que las diferencias de temperatura entre invierno y verano son grandes. También se denomina clima frío,[4]​ alcanzando temperaturas por debajo de los 0 °C, las precipitaciones son escasas en este tipo de clima. Estas características se producen por localizarse en el interior de los continentes y tratarse de regiones aisladas por cadenas montañosas que impiden la influencia oceánica.

Un clima continental está definido actualmente como aquellos climas que presentan una temperatura media mayor de 10°C durante el mes más cálido y menos de 0°C durante el mes más frío.[5]​ El clima frío continental tiene lugar en el hemisferio norte del planeta, a niveles de latitud media, es decir, en la zona templada. Los vientos poseen una gran influencia de este tipo de clima, puesto que llevan su influencia hasta las zonas costeras.

La ausencia del mar en algunas variantes del clima continental, es un factor que modifica y extrema sus características, así en las zonas interiores ecuatoriales de Brasil, Paraguay y el centro de África se puede hablar de un clima continental con características tropicales y el norte de Argentina de características subtropical, pero estas se diferencian del clima continental boreal por poseer mayores amplitudes térmicas diarias, sin dejar de ser tropical o subtropical. En los desiertos extensos como el Sahara también se puede llamar «clima con influencia continental», pues el mar no atempera al clima. No obstante, estrictamente hablando el «clima continental» es la zona de latitud media del planeta entre la zona tropical y polar, cuyas características se suelen dar en algunas zonas costeras y en el interior de los continentes.

Distribución

El clima continental aparece especialmente en el hemisferio norte del planeta: Siberia (exceptuando el norte), el interior de Estados Unidos, Canadá, Europa central y oriental, Asia central, interior de China, Irán y ciertas zonas del norte de África. El fenómeno del clima continental se amplía cada vez más a otros climas que se modifican por la presencia de barreras montañosas que impiden la influencia marina o de vientos fríos procedentes de los polos, los cuales pueden influir extremando las temperaturas y llevando la continentalidad hasta el mar (la costa este de Estados Unidos, las orillas del mar Negro o mar Báltico, etc).

Como se ha indicado anteriormente, el clima continental está prácticamente circunscrito al hemisferio norte del planeta, básicamente porque la mayoría de tierras emergidas se encuentran allí, la excepción sería en zonas interiores de Argentina (más de 600 km de distancia a ambos océanos). Sin embargo, la zona media de este subcontinente es estrecha y la influencia marítima es alta, por tanto las zonas de clima continental son menores

En la zona intertropical no existen climas continentales debido a la baja oscilación térmica anual, lo que determina poca diferencia entre invierno y verano. Sudáfrica y Australia localizadas en latitudes medias en el hemisferio sur, no poseen clima continental, por la estrechez en el caso del primero, y por la latitud y el desierto en las zonas interiores del segundo.

Ciudades con clima continental

Muchas ciudades de importancia global se encuentran ubicadas en zonas continentales, a pesar de las bajas temperaturas propias de este clima, entre ellas están: Seúl (Cwa/Dwa), Chicago (Dfa), Montreal (Dfb), Kabul (Dsa), Toronto (Dfa), Teherán (BSk/Dsa), Bratislava (Dfb), Sarajevo (Dfb), Viena (Cfb/Dfb), Múnich (Dfb), Belgrado (Dfa), Budapest (Dfb), Praga (Dfb), Berlín (Dfb), Kiev (Dfb), Minsk (Dfb), Bucarest (Dfa), Pekín (Dwa), Varsovia (Dfb), Sofía (Dfa), Oslo (Dfb) y Nueva York (Cfa/Dfa).

Se encuentran en zonas especialmente frías las ciudades capitales: Moscú, en Rusia, Astaná, en Kazajistán y Ulán Bator, en Mongolia.